Mundial Rusia 2018. El descargo de Papu Gómez tras el golpe a Biglia: “No voy mirando a quién tengo delante, pero estoy muy angustiado por él"

El descargo de Papu Gómez tras el golpe a Lucas Biglia
El descargo de Papu Gómez tras el golpe a Lucas Biglia
Cristian Grosso
(0)
13 de mayo de 2018  • 18:37

Esta vez no hay bailecitos ni bromas. Del otro lado de la línea, Alejandro ‘Papu’ Gómez no se siente culpable aunque lo apunten. Pero sí está angustiado. "No voy por la cancha mirando a quién tengo delante. Salté con la rodilla y lo choqué a Lucas. Esto es fútbol, fue un foul, nada más; lamentablemente le tocó a Biglia que estaba de espalda. Ni siquiera amarilla me sacaron. Estoy muy apenado por la situación, lo siento mucho por Lucas porque nunca tuve intención alguna de hacerle mal. ¡Pero quién puede suponer eso!", le cuenta a LA NACION por teléfono, cuando ya es casi la medianoche en Bérgamo, sobre la infracción sobre su compañero de selección.

No fue un domingo más. No era un partido cualquiera el que jugaban por la 37ma y penúltima fecha del calcio Atalanta y Milan. Mano a mano se están disputado la última plaza europea para las copas de la próxima temporada. Milan, sexto, con 61 puntos, hasta ahora consigue el casillero final para la Europa League; Atalanta, séptimo, con 60, hasta aquí va a la pre-Europa League. Si el conjunto de ‘Papu’ Gómez ganaba, le arrebataba el lugar –y la plaza- a los dirigidos por Gennaro Gattuso. Para Biglia, vaya si era especial: en tiempo récord, después de 22 días, volvía a jugar tras fracturarse las vértebras lumbares 1 y 2. Y con el Mundial asomándose a cinco semanas.

Vale un recuerdo para explicar el esfuerzo que hizo Biglia. Cuando el colombiano Camilo Zúñiga acabó con el sueño de Neymar en los octavos de final del Mundial de Brasil –un rodillazo en la espalda le provocó la fractura de la tercera vértebra lumbar-, al crack brasileño le demandó 46 días poder regresar a las canchas.

Ni cuentas pendientes ni fricciones. Antes del partido se saludaron con calidez y se dieron la mano Biglia y 'Papu' Gómez. Compartieron la selección de Sampaoli. Después del golpe, Biglia se incorporó e insultó con vehemencia a su compatriota. Asombrado, sin poder comprender la acción. Completó el primer tiempo y ya no volvió a la cancha luego del entretiempo. Lo reemplazó Riccardo Montolivo. Biglia y ‘Papu’ Gómez ya no se cruzaron. "No lo vi más a Lucas porque cuando terminó el primer tiempo se armó un tumulto", agrega Gómez.

El partido fue intenso. En la segunda etapa se pusieron en ventaja los visitantes con un gol de Franck Yannick Kessie, y ya en el descuento empató 1-1 Andrea Masiello. "Fue un choque con muchos roces. A mi casi me quebraron y fue roja directa para el rival. Si me agarra con el pie clavado, me rompe", cuenta ‘Papu’ Gómez. Es verdad. El propio Montolivo, que reemplazó a Biglia, pareció entrar con un plan justiciero porque en el minuto 75 cruzó con artera violencia al exvolante de Arsenal y San Lorenzo. El árbitro Marco Guida lo expulsó al instante.

Biglia siguió el partido desde el vestuario. Con dolor en la zona afectada, claro, pero aún con más bronca. El golpe fue exactamente en el mismo lugar de la doble fractura y en las próximas horas será evaluado. Imposible no preocuparse cuando mañana el DT de la selección, Jorge Sampaoli, dará a conocer la lista de 35 preseleccionados para la Copa en Rusia. Después de tanto esfuerzo, de hasta tres sesiones de ejercicios y entrenamientos diarios para ganarle al tiempo, otra vez a Biglia lo apresa la incertidumbre.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.