Copa Libertadores. Palmeiras, rival de River: un equipo que impone respeto y es especial para Gallardo

Palmeiras está invicto en la copa con 8 triunfos y 2 empates
Palmeiras está invicto en la copa con 8 triunfos y 2 empates Fuente: AFP
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
18 de diciembre de 2020  • 18:55

Ocurrió lo previsible. Tras el sorteo del viernes 23 de octubre de los octavos de final de la Copa Libertadores, la llave derecha del cuadro quedó con dos grandes candidatos: del lado superior, River; del lado inferior, Palmeiras. Ambos lograron avanzar con superioridad tanto en los octavos como en los cuartos de final y ahora se verán las caras en una serie que promete ser más que intensa: el 5 de enero en Independiente y el 12 en San Pablo jugarán una de las dos semifinales en busca de un lugar en la gran final del Maracaná del 30 de enero.

Para Palmeiras, además de un gran presente que impone respeto, hay un pequeño indicio del pasado que le permite soñar a lo grande. La única vez que ganó la Libertadores fue en 1999 y en las semifinales derrotó justamente a River con un 3-1 global que le permitió acceder a la final en la que derrotó a Deportivo Cali por penales. Aquella serie fue el único enfrentamiento entre ambos en la Copa y es un nuevo pagaré por saldar para el equipo que conduce Marcelo Gallardo, quien jugó ambos partidos hace 21 años.

Será un cruce de alto vuelo con dos equipos que proponen un fútbol dinámico y ofensivo, con talentos individuales en un gran momento y un engranaje colectivo que les permitió a ambos lucirse en buena parte de la Copa. El club de la ciudad de San Pablo tiene los mejores números en la actual edición: está invicto con ocho triunfos y dos empates, acumula 29 goles a favor y cuatro en contra, y sus dos series eliminatorias las ganó con holgura. En octavos, frente a Delfín, se impuso 3-1 en Ecuador y 5-0 en Brasil y en cuartos, contra Libertad, empató 1-1 en Paraguay y festejó 3-0 en Brasil.

"Hay que jugar dos partidos ahora. Todos los que vamos a jugar semifinales de una Copa como está será porque merecen estar y habrá que mostrar la diferencia en una serie compleja. Nos toca jugar contra uno de los invictos que es Palmeiras, que viene mostrando una buena solidez y un ataque poderoso. Enfrentaremos a un rival muy parejo", analizó Gallardo sobre el compromiso que se viene.

Marcelo Gallardo como futbolista contra contra Palmeiras, en 1999.
Marcelo Gallardo como futbolista contra contra Palmeiras, en 1999.

La gran figura del Verdao es Rony, delantero de 25 años que ya enfrentó a River en la Recopa Sudamericana 2019 con Athletico Paranaense. Con cuatro goles y siete asistencias en los ocho partidos que jugó en la Libertadores (siete como titular), el atacante es la carta ofensiva más importante y destacada del equipo con velocidad, potencia y precisión. Su juego empezó a cambiar desde la lesión muscular de Luiz Adriano, el experimentado delantero de 33 años que acumula cuatro goles en la Copa y estaría de regreso frente a River: por su ausencia, Rony dejó su rol de extremo y pasó a jugar en el centro del ataque con mucha jerarquía.

Pero no todo se termina en los dos goleadores. Gabriel Veron, el joven delantero de 18 años, es otro apellido en el que River tendrá que enfocar su mirada: suma tres goles y una asistencia en siete partidos (cinco de titular) y se destaca por su velocidad, técnica y fuerza física desde la banda derecha, ubicado como mediocampista ofensivo en el habitual 4-1-3-2 que propone el conjunto brasileño a pura energía, solidez defensiva y contundencia ofensiva.

Palmeiras está invicto con 8 triunfos y 2 empates y acumula 29 goles a favor y 4 en contra
Palmeiras está invicto con 8 triunfos y 2 empates y acumula 29 goles a favor y 4 en contra Fuente: AP

Dentro de ese esquema, otras figuras importantes son el delantero Willian (cuatro goles en nueve partidos), quien rota entre titular y suplente; los jóvenes mediocampistas Danilo (19 años) y Gabriel Menino (20 años), pilares del centro del campo en los últimos partidos; el defensor central y capitán Gustavo Gómez y el arquero Weverton, figura con seis vallas invictas. Estos últimos dos jugadores son los únicos que disputaron los 10 juegos en la Copa.

A pesar de la amplia diferencia que sacó Palmeiras en el Grupo B con 16 puntos, producto de cinco triunfos y un empate frente a Guaraní, Bolívar y Tigre, a mediados de octubre el plantel vivió un momento crítico: el entrenador Vanderlei Luxemburgo fue destituido por la Comisión Directiva del club tras una caída con Curitiba por 3-1, que se produjo el 14 de octubre. En aquel entonces, el Verdão había sufrido tres caídas en fila en el Brasileirao y pasó de los primeros puestos a un alejado séptimo lugar, con sólo cinco triunfos en 16 encuentros.

Así, el 31 de octubre se anunció el arribo del portugués Abel Ferreira, que venía de tener positivas experiencias en Braga, de Portugal, y PAOK, de Grecia, y firmó su contrato hasta 2022. Con 41 años, el DT logró cambiarle la cara al equipo: tras el repunte que logró el interino Andrey Lopes con cuatro victorias y una caída en cinco juegos, desde la llegada de Ferreira el equipo suma nueve triunfos, tres igualdades y una caída, además de superar las dos instancias coperas.

Con sus 10 encuentros invicto en la Libertadores, Palmeiras su mayor racha histórica en la competición, que la había conseguido entre 2001 y 2005, y ahora se medirá con River para buscar un lugar en la gran final del Maracaná. Una serie muy especial.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.