Quién es Kepa Arrizabalaga, el arquero del escándalo en la final de la copa inglesa

Kepa Arrizabalaga, el joven arquero del Chelsea
Kepa Arrizabalaga, el joven arquero del Chelsea Fuente: Reuters
(0)
25 de febrero de 2019  • 17:50

Kepa Arrizabalaga, llegó al Chelsea en el mercado de pases de la temporada pasada y ayer se robó el espectáculo en la final de la Copa de la Liga entre los azules y el Manchester City por no querer salir del partido y protagonizar un pequeño escándalo con Maurzio Sarri, el entrenador de su equipo. La escena, más digna de una reacción infantil, se robó el protagonismo de una final, lo que no es poco.

El joven de 24 años nacido en Andárroa, Vizcaya, arribó al fútbol inglés proveniente del Athletic Bilbao. Se inició en las inferiores del club de Bilbao, tuvo un paso fugaz por el Real Valladolid, de la segunda división de ese país, donde no pudo consolidar su estadía. Al volver al Athletic, que para entonces dirigía Ernesto Valverde, se encontró con un gran desafío: ponerse a punto para debutar en primera.

Kepa Arrizabalaga, en el partido ante Manchester City, por la final de la liga de Inglaterra que ganó el equipo de Agüero.
Kepa Arrizabalaga, en el partido ante Manchester City, por la final de la liga de Inglaterra que ganó el equipo de Agüero. Fuente: LA NACION - Crédito: DPA

El discípulo de Valverde, tuvo que recorrer un largo camino para poder ser tomado en cuenta en el plantel titular, lo consiguió gracias a la convicción y seguridad de quien se sabe en el camino correcto. Necesitó cuatro años en las divisiones inferiores para poder debutar en primera, pero no fue hasta septiembre de 2016 que lo tomaron en cuenta para cubrir el arco del Athletic.

En agosto del año pasado, el Chelsea le pagó al Athletic una cláusula de rescisión de 80 millones de euros para hacerse de los servicios de Arrizabalaga, lo que lo convirtió en el arquero más caro de la historia al superar el traspaso del brasileño Alisson Becker de la Roma al Liverpool por 72 millones de euros.

Ver esta publicación en Instagram

Sumar y seguir trabajando! @athleticclub

Una publicación compartida de Kepa Arrizabalaga Revuelta (@kepaarrizabalaga) el

El arquero había estado en la mira del Real Madrid, antes de la llegada de Thibaut Courtois. Y cuando estaba todo preparado para su desembarco al Bernabéu, Kepa prefirió renovar por el Athletic, su equipo desde las juveniles y fijar una desmesurada cláusula millonaria, que meses más tarde el Chelsea se encargó de desembolsar.

Desde antes de llegar a los azules, Kepa había estado en el ojo del entrenador Maurizio Sarri, que lo recibió con una lluvia de elogios: "Lo sigo, lo seguía. Mi primera impresión fue ¡es un portero muy bueno! Muy joven, pero muy, muy bueno", dijo Sarri en su momento para justificar la adquisición del guardameta, que inmediatamente se convirtió en titular.

Ver esta publicación en Instagram

#Zoixonak #20 #lagunak #top [R][R]

Una publicación compartida de Kepa Arrizabalaga Revuelta (@kepaarrizabalaga) el

Sin acumular tanto vuelo en las grandes ligas, el español llegó al equipo de Sarri con más rodaje en Segunda División (59 partidos), que en Primera (53), un dato que delataría la falta de horas de vuelo en el fútbol del máximo nivel. Aunque eso no le impidió convertirse en el arquero más caro del fútbol español.

Ver esta publicación en Instagram

[R][R][R]

Una publicación compartida de Kepa Arrizabalaga Revuelta (@kepaarrizabalaga) el

Durante el partido entre el Chelsea contra Manchester City, por la final de la Copa de la Liga, el arquero sufrió una molestia en una de sus piernas minutos antes de concluirse los 90 minutos, motivo por el cual el entrenador había decidido no arriesgarlo en la tanda de penales y mandar a la cancha al argentino Wilfredo Caballero, pero en el intercambio de mensajes hubo un malentendido.

Caballero, que realizó el calentamiento para ingresar a sustituirlo, se paró al lado de la línea de cal listo para entrar al área, pero Kepa no aceptó salir del campo de juego. Después de unos minutos discutiendo con sus ayudantes, Sarri se mostró enojado por la negativa de su dirigido a ser sustituido y terminó no haciendo el cambio. El episodio quedó registrado por las cámaras que seguían minuto a minuto todo lo que estaba pasando en el banco de suplentes del Chelsea.

Una vez terminado el partido, el futbolista se manifestó en su cuenta de Twitter para explicar la situación que vivió con su entrenador: "Lamento cómo ha sido el final de la prórroga. Quiero decir que en ningún momento ha sido mi intención desobedecer al técnico o ninguna de sus decisiones. Creo que ha sido un malentendido (...) El entrenador ha pensado que no estaba en condiciones de seguir y mi intención ha sido expresarle que estaba en buenas condiciones, mientras el cuerpo médico que me había atendido llegaba al banquillo y daba el mensaje. Siento la imagen que se ha proyectado", se lee en el comunicado del arquero.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.