Racing sufrió, pero le ganó con lo justo a Temperley y festejó en Avellaneda

Argentina Primera (Anual) Fase de grupos
  • P
Racing Club

Racing Club

  • P
Temperley

Temperley

El equipo de Cocca consiguió su primer triunfo en el torneo: fue 2 a 1 con los goles de Acuña y Bou; Lollo vio la roja
Damián Cáceres
(0)
2 de marzo de 2015  • 10:43

Bou celebra con sus compañeros
Bou celebra con sus compañeros Fuente: DyN

Empezó para ser un festival y terminó atrincherado debajo del arco de Sebastián Saja . La Academia se quedó con un trabajoso triunfo ante Temperley . El 2-1 sirve para clarificar que lo que pudo ser una goleada de ensueño se traduce, finalmente, en tres puntos que deben dejarle una enseñanza. Una moraleja para continuar con vida en este interminable torneo de 30 equipos que el equipo de Avellaneda mirará de reojo mientras su paso por la Copa Libertadores, el verdadero objetivo del año, lo mantenga con chances.

Racing es esto: enamora o queda al borde al abismo en un mismo partido. Las dos caras de una misma moneda quedaron plasmadas contra un equipo que hace un año jugaba en la B Metropolitana. Un adversario que supo reponerse y lo maniató tanto que los hinchas académicos bramaron hasta que Saúl Laverni, de flojo arbitraje, dio por concluida la acción.

El gol de Marcos Acuña , el primero de la Academia, cuando los equipos aún se estaban acomodando, inclinó la cancha y todo se hizo muy simple para el conjunto de Diego Cocca . Un centro milimétrico de Luciano Aued , desde tres cuartos de cancha, para que el lúcido Washington Camacho , de cabeza, se la dejara servida a Acuña abrió el camino. A partir de ese instante, Racing trianguló con el doble cinco (Aued- Videla ), dos extremos concretos y punzantes como Camacho y Acuña y dos puntas de lanza que se movieron a sus anchas por todo el frente de ataque. En los metros finales, Gustavo Bou y Brian Fernández se aprovecharon de una defensa que dio mucha ventaja. Sin la fricción que intentó imponerle a Boca en la jornada anterior, el Celeste perdió casi todas las pelotas divididas y Fabián Sambueza, el cerebro gasolero, quedó muy lejos de proponer alguna jugada clara.

Habituado a que todo le cueste, a que cualquier situación positiva se torne compleja y dolorosa, tras el título del semestre pasado, la Academia se acostumbró a navegar en la abundancia detrás de Diego Milito, su líder futbolístico y espiritual. Y anoche intentó no extrañar a su gran capitán. En su reemplazo, Cocca dispuso el ingreso de Brian Fernández. La joyita de Florencio Varela mostró una vez más sus credenciales de delantero incisivo a tener en cuenta como alternativa de recambio. Ya lo había demostrado en la Copa, ante Guaraní, cuando el DT lo hizo ingresar por Milito y ayer el ex Defensa y Justicia no desentonó. Por el contrario, supo acoplarse al ritmo de sus compañeros y le cedió el pase del segundo tanto a Gustavo Bou, quien definió en soledad frente a Crivelli.

Ante semejante contexto favorable, Racing se hizo un verdadero picnic durante poco más de 45 minutos. Los iniciales, por supuesto. Etapa en la que Bou y Fernández tenían un imán con la pelota. La recepción a espaldas de sus marcadores o en diagonal ponían, en cada ataque, a Racing ante una nueva opción para aumentar el marcador.

En el segundo tiempo, Ricardo Rezza acomodó las fichas de su equipo y Temperley se adelantó en el campo de juego. Racing se dejó atropellar y apostó a que una contra le permitiera liquidar el partido. Un penal que Laverni no sancionó (clara falta de Cabral a Brandán dentro del área) hubiera puesto más en evidencia la alarma que Javier Gbrec encendió luego al vencer a Saja. Pudo ser peor, dos minutos después, cuando Lollo se fue expulsado y Racing sólo se dedicó a patear la pelota lo más lejos de su área.

Fue triunfo (el primero en el torneo para la Academia), que pudo ser una goleada, pero terminó con la soga al cuello. Racing, más que nadie, sabe que el sufrimiento forma parte de su historia.

El gol de Acuña

El gol de Bou

El gol de Grbec

Milito volvería por la Copa. El próximo paso de Racing por la Copa Libertadores será el miércoles 10 con Sporting Cristal. Y Diego Milito sería de la partida: se recupera de un esguince.

Luciano Lollo: primera roja en Racing. Luego de cometerle una fuerte infracción a Emiliano Terzaghi, el defensor Luciano Lollo fue expulsado. Hasta ahora, había estado en los 26 partidos de la era Cocca.

Marcos Acuña; goles que sirven. Cada vez que Marcos Acuña convirtió, Racing ganó: 1-0 a San Martín de San Juan (Copa Argentina), dos goles en el 4-1 a Belgrano, y otro en el 2-1 a Temperley.

Estadística: desniveló el historial. Hasta ayer, Racing y Temperley se habían enfrentado 13 veces, con seis triunfos para cada uno y un empate. Con el éxito 2-1, Racing sacó ventaja.

Diego Cocca , DT de Racing: "En el primer tiempo fuimos un equipo y en el segundo, otro. Nos faltó pensar y dejamos crecer al rival"

Bou: "En el primer tiempo salió todo como queríamos": Gustavo Bou es el nombre del gol de Racing. Contribuyó con otra conquista a la primera victoria de la Academia como local en el campeonato. Y reflexionó sobre el encuentro: "Fue un partido muy raro. En el primer tiempo supimos jugar con nuestro estilo. Creo que salió todo como queríamos. Podríamos haber hecho más de dos goles. No se dio". El goleador de Racing agregó: "En el segundo tiempo ellos salieron a buscar el partido. Nos equivocamos en querer seguir jugando. Ahí se nos complicó".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.