Atlético Madrid especuló demasiado y Real Madrid se clasificó a las semifinales