Rosario Central reclama y no quiere jugar por la Copa Argentina con Boca el 26 de octubre

La final de la polémica, en la que Ceballos tuvo varios fallos que perjudicaron a Central
La final de la polémica, en la que Ceballos tuvo varios fallos que perjudicaron a Central Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Carloni, vicepresidente del club 'canalla', descartó esa posibilidad porque tres días antes se disputa el clásico rosarino y su club estaría en "desventaja deportiva"
(0)
3 de octubre de 2016  • 17:34

Rosario Central rechazó la posibilidad de jugar el 26 de octubre contra Boca por los cuartos de la final de la Copa Argentina , por considerar que estaría en una situación de desventaja deportiva, ya que ese encuentro se disputaría tres después del clásico rosarino ante Newell's, por el torneo de primera división

"Hoy el rumor está instalado en que se jugará esa fecha (el 26) y consideramos que es una desventaja deportiva porque tres días antes se jugará el clásico, que tiene un plus de desgaste tanto físico como emocional", sostuvo Ricardo Carloni , vicepresidente de Central, en declaraciones a la radio La Red.

"Le hemos manifestado a los organizadores de la Copa Argentina que Central no puede jugar en esa fecha. Le dimos la alternativa de jugar cualquier otra semana, incluso el miércoles 19 podría ser", agregó el dirigente.

"Cuando Boca pide un cambio se lo dan, y a veces otros clubes pedimos lo mismo y no lo otorgan. Los otros clubes también tienen derecho", resaltó Carloni. La posibilidad del cambio de fecha surgió al conocerse que Boca empleará el próximo receso por eliminatorias para viajar a España y disputar un amistoso internacional el viernes 11 de noviembre ante Sevilla.

En distintos medios, Carloni admitió que "aún está fresca aquella final con un pésimo arbitraje que nos privó de un gran final de año", en referencia a la definición de la Copa Argentina 2015, en la que el árbitro Diego Ceballos tuvo una mala actuación, en la que otorgó a Boca un penal por una falta que se cometió fuera del área y le anuló un gol lícito a Central. Por ese pesímo desempeño, Ceballos estuvo parado varios meses.

De hecho, el dirigente rosarino amplió: "Lo que nos preocupa demasiado es que Boca propuso jugar el 26. Las heridas de la última final aún no han cicatrizado". También remarcó que la sede ideal para disputar ese cotejo sería Córdoba, y no San Juan, e insistió en contar con un árbtro de máxima categoría: "Queremos que el que dirija sea uno de los dos mejores ranqueados actualmente, y que haya dos asistentes detrás de los arcos para darles las garantías necesarias a nuestra parcialidad y a la de los rivales".

El penal polémico que sancionó Ceballos

DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.