San Lorenzo-Central Córdoba, Superliga: el Ciclón buscaba la cima pero recibió una goleada

Argentina Superliga
  • 1
San Lorenzo

San Lorenzo

  • Bruno Pittón
  • 4
Central Córdoba (Santiago del Estero)

Central Córdoba (Santiago del Estero)

  • Jonathan Herrera /
  • Lisandro Alzugaray
  • Marcelo Meli /
  • Lisandro Alzugaray
Fernando Vergara
(0)
5 de octubre de 2019  • 16:00

San Lorenzo buscaba la punta de la Superliga, pero recibió un duro golpe: Central Córdoba lo goleó 4 a 1 y no tuvo contemplaciones, más allá de que pelea por escaparle al descenso.

El fútbol es tan imprevisible que suele ofrecer este tipo de sorpresas. Aunque ni el más optimista de los hinchas de Central Córdoba de Santiago del Estero lo hubiese imaginado. Para explicar el inesperado e histórico resultado habrá que echar mano a razones puntuales: la pésima tarea y las facilidades que exhibió el Ciclón, pero también una labor brillante de varios jugadores santiagueños. De su casa San Lorenzo se fue silbado por su público. Al cabo, fue una derrota alarmante para un equipo que quería llegar a lo más alto de la Superliga y acumula tres caídas en sus últimos cuatro compromisos.

En sus propuestas, este San Lorenzo tiene un perfil ofensivo, ambicioso. Algo fue visible en la formación contra Central Córdoba: se encontraron muchos jugadores con capacidades y herramientas para atacar (Belluschi, Menossi, Ramírez, Blandi y los hermanos Romero). Sin embargo, mostró un muy pobre primer tiempo. Lució incómodo y no se impuso en ninguna de las facetas del juego: intentó con centros y al ras del piso, pero no encontró resultados. Los intentos de asociaciones no funcionaron y los jugadores más pensantes como Belluschi quedaron inmersos en la falta de creatividad.

Central Córdoba también había tomado sus precauciones en su excursión por el Bajo Flores, con un planteo ordenado y riguroso en la marca. No dudó en recurrir a las infracciones cuando no bastaba con su grueso tejido en la última línea. Por momentos, Ismael Quilez retrocedía y formaban una línea de cinco defensores. En una de esas jugadas en el área Pitana no vio una infracción sobre Blandi que debió ser penal.

El conjunto visitante amenazó de entrada. Antes del primer minuto de juego Gervasio Núnez ya había contado con una chance de abrir el marcador. Los dirigidos por Coleoni apostaron al repliegue y a las transiciones rápidas. Y encontraban espacios inesperados. Otra buena maniobra de Alzugaray habilitó nuevamente a Núñez, que gambeteó a Navarro pero su disparo pegó en el palo. El Ferroviario, disciplinado y ordenado, perforaba.

Hasta que a los 21 minutos, otro error de los locales en defensa dejó a San Lorenzo con 10 jugadores. Jonathan Herrera le ganó en velocidad a Ferrari, que tomó al atacante en la puerta del área antes de que llegara a definir cara a cara con Navarro. Fue una de las polémicas en una tarde cargada de tensión.

Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Muchas de las ocasiones de gol que sufrió el Ciclón se originaron en fallas o en distracciones propias. Sin dudas, un alto porcentaje para un equipo con pretensiones de ser campeón. Fueron varias las veces que Ferrari y Arias quedaron descompensados en la zaga, algo que tampoco se modificó cuando ingresó Gonzalo Rodríguez. Así llegó el gol de Jonathan Herrera a los 32 minutos. Alzugaray metió un pase profundo, una puñalada, y el atacante definió al primer palo tras la salida de Navarro.

A partir de ahí la actitud de San Lorenzo fue todavía más pasiva. Confundido, parecía más aturdido por la expulsión de Ferrari que por el gol recibido. Blandi, que volvía a la titularidad, se vio demasiado solo en ataque y jugando de espaldas al arco. Hasta allí, el Ferroviario había generado las mejores situaciones.

Obligado por el resultado, en el segundo tiempo San Lorenzo salió con una mayor convicción. El encuentro se sacudió un poco en varios aspectos. Central Córdoba contó con un par de contraataques que no pudo aprovechar. Y lo pagó: a los 23 minutos apareció Bruno Pittón, el goleador inesperado del torneo con 5 tantos. Vega perdió el baló en la mitad de la cancha y el lateral no perdonó.

El festejo del primer gol de Central Córdoba
El festejo del primer gol de Central Córdoba Fuente: LA NACION - Crédito: Daniel Jayo

Le duró poco la alegría al Ciclón. Cuatro minutos después quedó nuevamente desbordado en la defensa. Un pase exquisito de Núñez encontró por la derecha a Alzugaray, que corrió hacia el arco y definió con un lujo, picándole la pelota a Navarro. Una mezcla de astucia e inteligencia. Y vaya si cumplió con el pedido de Coleoni en la previa, mientras caminaron juntos por el césped del Nuevo Gasómetro: "Mirá lo que es esta cancha, no pases desapercibido. Aprovechá esta oportunidad".

Es cierto que en este San Lorenzo hay unas cuantas materias pendientes: una de las cuestiones centrales será asegurarse el equilibrio. Muchas veces, en su afán de triunfo, el Ciclón se desprotege y queda a merced de adversarios astutos. De eso se aprovecharon Jonathan Herrera, Galeano y Núñez, por caso. Por eso también es importante rescatar la convicción y el carácter de Central Córdoba.

El desenlace fue a pura orquesta y el propio Alzugaray, con su habilidad, se destacó como el mejor solista de un conjunto que festejó tras encadenar dos victorias en la Superliga, una situación que por el momento lo aleja de la zona roja del descenso. Regodeados entre tantas facilidades, el zurdo y Meli -con un golazo desde afuera del área- coronaron una tarde histórica para los santiagueños. Los jugadores de Central Córdoba se fueron aplaudidos por los simpatizantes de San Lorenzo. Una jornada que será difícil de olvidar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.