Se retiró Fernando Gago: el chico que desafió el ADN del Nº 5 de Boca y al que nada le impidió seguir jugando

Gago ante Peñarol, en uno de sus últimos partidos oficiales como futbolista
Gago ante Peñarol, en uno de sus últimos partidos oficiales como futbolista Crédito: Prensa Conmebol
Pablo Lisotto
(0)
10 de noviembre de 2020  • 23:58

Fernando Gago le puso punto final a su carrera como futbolista profesional. Tras la práctica de este martes, se reunió con sus compañeros de Vélez y les dio la noticia.

Es él quien deja el fútbol y no al revés. Fiel a su perfil bajo, fueron otros los que iniciaron un rumor que LA NACIÓN pudo confirmar a través de alguien muy cercano a la intimidad del ahora ex volante, quien también despejó las dudas acerca de si seguiría jugando o no hasta fin de año. "Ya está. No juega más. Esa es la decisión", sentenció.

Poco antes de la medianoche, Gago escribió una emotiva carta en su cuenta de Instagram.

La determinación estaba tomada con tanta seguridad que ni siquiera los últimos intentos de la dirigencia velezana lo hicieron cambiar de opinión. Minutos más tarde, lo oficializó Pablo Cavallero, mánager del conjunto de Liniers. "Es algo duro y difícil de aceptar. Sabemos el nivel de exigencia y lo que transmite Gago. Es una pérdida muy grande su retiro. Él hizo un gran esfuerzo en recuperarse y demostró su entrega", dijo en radio Continental.

En Gago, Messi encontró a uno de sus mejores socios en la selección argentina: ganaron el Mundial sub 20 en 2005 y el oro olímpico en Beijing 2008
En Gago, Messi encontró a uno de sus mejores socios en la selección argentina: ganaron el Mundial sub 20 en 2005 y el oro olímpico en Beijing 2008 Fuente: Archivo

Gago, de 34 años, disputó su último partido como futbolista profesional el domingo pasado. Ingresó por Federico Mancuello al comienzo del segundo tiempo del 2 a 2 ante Gimnasia, por la Copa Liga Profesional. Esos 45 minutos fueron su despedida en el césped. Antes había disputado completos los dos encuentros frente a Peñarol, por los 16vos de final de la Copa Sudamericana. Fue un nuevo gran regreso después de su quinta grave lesión en igual cantidad de años.

Parado como número 5 de enorme clase y alejado del ADN tradicional para ese puesto en Boca, ya levantaba aplausos y elogios cuando los partidos de Reserva se jugaban en la Bombonera antes de los de Primera. Su debut fue el 5 de diciembre de 2004, en un 1 a 0 ante Quilmes, como visitante. El técnico era Jorge Benítez. Su primer gol se lo hizo justamente a Vélez, el 1º de octubre de 2006, en un encuentro que Boca perdía 2 a 0 y terminó ganando 3 a 2.

En sus casi 16 años como futbolista profesional defendió las camisetas de Boca (2004-2006 y 2013 - 2018), Real Madrid (2007 - 2011), Roma (2011-2012), Valencia (2012-2013) y Vélez (2013 y 2019-2020). Su pase del Xeneize al equipo blanco, a finales de 2006, por 27,7 millones de dólares se convirtió en el traspaso más caro en la historia del club de la Ribera y el segundo en la historia del fútbol argentino solo por detrás del de Sergio Agüero (28 millones de dólares de Independiente a Atlético también en 2006).

Campeón mundial Sub 20 en Holanda 2005, campeón olímpico en Beijing 2008 y subcampeón mundial (Brasil 2014) y de América (2007 y 2015) con la selección argentina, el hombre nacido en Ciudadela el 10 de abril de 1986 logró otros 14 títulos: 11 locales (seis con Boca, cuatro con Real Madrid y uno con Vélez) y tres internacionales, todos con Boca.

Como nadie antes, uno de los mejores socios que tuvo Lionel Messi en el seleccionado albiceleste sufrió cinco lesiones de gravedad en los últimos cinco años: dos roturas del tendón de Aquiles izquierdo, una del Aquiles derecho y dos de ligamentos cruzados de la rodilla derecha. Como nadie antes, de todas logró recuperarse y volver a jugar de manera oficial. Su fuerza de voluntad y amor por la pelota lo llevó, incluso, a volcar esas experiencias en un cuento de su autoría, llamado Resiliencia, que forma parte del libro Pelota de Papel 2.

Casado con la extenista Gisela Dulko, fue ella, junto a sus hijos Mateo, Antonella y Daniele, las personas fundamentales para el acompañamiento en los momentos oscuros de esas rehabilitaciones, donde la luz al final del camino se veía muy a lo lejos.

Gisela Dulko consuela a Fernando Gago en junio de 2017, minutos después de salir campeón como capitán de Boca y luego de recuperarse de dos graves lesiones
Gisela Dulko consuela a Fernando Gago en junio de 2017, minutos después de salir campeón como capitán de Boca y luego de recuperarse de dos graves lesiones Fuente: Archivo

Su futuro es incierto, aunque su amor por el fútbol y el hecho de ya contar con el título de director técnico deja en evidencia que de una forma u otra seguirá ligado al deporte que más le gusta.

"No tengo decidido retirarme. Quiero jugar lo máximo posible, pero sé que he pasado cinco operaciones complicadas. Mi situación es día a día, y ahí veré cuando y dónde me voy a retirar, si es en Vélez, Boca o donde sea", dijo hace apenas dos semanas.

Ese día a día llegó. Y un 10 de noviembre de 2020, Fernando Gago tomó la decisión de decirle adiós al fútbol.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.