Se terminó la polémica del juvenil africano de 17 años, que acusaban de tener 42