Arranque ideal para Vélez: ganó y es puntero

En Liniers, el equipo del Turu Flores derrotó 2-1 a Arsenal, y por ahora, es el líder del torneo; Pratto e Iván Marcone (en contra) hicieron los goles
Christian Leblebidjian
(0)
17 de agosto de 2014  • 09:51

Se saludan cada vez que se cruzan. Y ayer, segundos antes del partido, no fue la excepción. Se respetan, se agradecen el tiempo compartido, aunque no fue mucho. Uno, Lucas Pratto , sigue sintiendo admiración por el máximo goleador de la historia de Boca, aunque ahora sea DT de Arsenal; el otro, Martín Palermo , sufre por la falta de un goleador definido en su equipo y cuando lo ve encarar entre tres rivales le dan ganas de aplaudirlo. "Si yo pudiera seguir jugando...", debe de pensar, incluso. Lo cierto es que la victoria de Vélez ante Arsenal puede empezar a explicarse a través de un duelo de optimistas que fue ganado (por pocos puntos de ventaja) por Pratto. El partido se resolvió en un 2-1, por esa mínima diferencia que pueden establecer los centrodelanteros.

En los tres goles del partido participaron los N° 9. Pratto anotó el primero luego de capturar un rebote de Andrada; Nanni cabeceó en el segundo, aunque el gol terminó siendo en contra de Marcone ; y Zelaya descontó en el final, tras una pelota cruzada que le bajó Burzio.

Arrancó mejor Palermo, con esa presión alta con la que salió a jugarle a Vélez en Liniers. Un anticipo de Alemán cortando un pase en campo rival finalizó en un remate a la carrera de Palacios. Pero la diferencia la hizo Pratto, uno de los futbolistas más inteligentes del fútbol argentino. Por algo River estuvo cerca de pagar 6.000.000 de dólares por él, por el jugador que sólo vistió la camiseta xeneize durante 23 minutos, allá a lo lejos.

El físico no parece ayudarlo, pero, por el contrario, cuando Pratto arranca en potencia y velocidad, parece imparable. Baja, se asocia, es completísimo. Él recibió de Cabral y asistió a Nanni en la jugada que terminó en el 1-0. Y tuvo el mérito de acompañar el ataque, motivo por el cual –cuando el arquero dio rebote– él estaba ahí para empujar la pelota.

El nexo entre Pratto y Palermo es conocido. Pratto jugaba en Cambaceres y Gabriel Palermo, hermano de Martín, que es profesor de educación física, lo vio y se lo recomendó. Pratto pasó la prueba en Boca a fines de 2004 y luego, en 5a división, marcó 20 goles. Hizo la primera pretemporada con la primera a mediados de 2007, con Miguel Ángel Russo, pero sólo llegó a jugar 23 minutos con la camiseta xeneize, sumando los partidos ante Independiente y Huracán, en el Apertura 2009, con Alfio Basile. Las vueltas de la vida lo llevaron a Tigre, Noruega, Chile e Italia, hasta que Vélez lo repatrió.

También coinciden en el optimismo para sobreponerse a la adversidad. Pratto volvió a ser figura luego de dejar atrás el frustrado pase a River. El Arsenal de Palermo, fiel a su DT, encuentra varias limitaciones, pero no se da por vencido. Por eso llegó el gol de Zelaya en el descuento. Fue tarde para el Titán, es cierto. Porque los movimientos de Pratto resultaron más decisivos que los que Palermo pudo activar desde el planteo y los cambios.

La felicidad de Pratto

"Estoy contento por el gol y por haber ganado. Tuvimos lapsos de desconcentración, pero Vélez ganó bien; ellos llegaron con pelotas paradas", opinó Pratto. Y agregó, con respecto a sus compañeros de ataque: "Nos estamos entendiendo bien con Nanni y Caraglio, están en un buen momento los dos".

El análisis de Palermo

"Tengo la tranquilidad de que la respuesta de los jugadores está. Pretendemos jugar mejor, pero hay que tener en cuenta que hubo mucho recambio en el equipo y es una cuestión de sumar entendimiento", opinó Martín Palermo, y añadió: "Vélez pegó justo, nos golpeó al comienzo de cada tiempo".

El gol de Pratto

El gol de Vélez

El tanto de Zelaya

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.