Volvió Oscar Ruggeri a 90 Minutos de Fútbol tras superar el coronavirus: "No se lo deseo a nadie"

Volvió Oscar Ruggeri a 90 Minutos de Fútbol: "No se lo deseo a nadie"
Volvió Oscar Ruggeri a 90 Minutos de Fútbol: "No se lo deseo a nadie" Crédito: Captura TV
(0)
19 de octubre de 2020  • 13:22

La noticia sacudió al mundo del deporte: el exjugador Oscar Ruggeri, de alta visibilidad mediática por su participación en el programa 90 Minutos de Fútbol (y, ahora, también en ESPN FC), había contraído coronavirus tras un descuido que el mismo se encargó de explicar hace ya dos semanas.

En la emisión del lunes 5 de octubre, del envío que conduce Sebastián "Pollo" Vignolo, Ruggeri contó que había tenido contacto estrecho con un positivo de covid-19: "El viernes, después del programa estuve con una persona un rato, y el sábado me llamó y me dijo: di positivo. Estuve todo el fin de semana en casa. En el (hospital) Austral me hisoparon. Si a la noche no me ven con Fantino es porque estoy al horno, me dan el resultado a las 6 o 7 de la tarde".

Esa misma noche, Alejandro Fantino dio la triste noticia: "Lo vamos a contar porque está bien que se sepa y aventar comentarios. Nuestro compañero y amigo Oscar Ruggeri, dio positivo de covid-19. Está bien, normal, apenitas con un poco de tos, sin fiebre". Dos semanas después, el Cabezón recibió el alta y volvió al piso de la señal deportiva, donde dio detalles sobre cómo atravesó la enfermedad.

Primeramente, explicó que estaba enojado consigo mismo porque se descuidó: "Yo creo que cada uno tiene que ser responsable de lo suyo. Y yo me descuidé ese viernes que salí de acá. Quince minutos". "Me junté al pedo. No me quedó otra. No es que hice una reunión por hacer. Tenía que reunirme y no sabía cómo utilizar el Zoom. La computadora sí la prendo, pero el Zoom, no. Si entendés todo el código que me mandaron... Quince minutos. Me saqué el barbijo", admitió el exfutbolista.

Luego, el excapitán de la selección argentina confesó que se asustó, aunque su situación fue "de privilegio" porque lo pasó en su casa. Sin embargo, dijo que la experiencia que atravesó no se la recomienda a nadie. "Mirá que yo fui leve. Me agarró dolor de espalda dos veces, y yo digo: ¿pero qué pasó? Me levantaba y me tiraba al suelo, elongaba. Daba vuelta el colchón. No podía dormir del dolor de espalda. Acá me dolía (se toca los párpados). Después, no tenía olfato, no tenía gusto. La pasé mal".

Sobre si tenía miedo de morir, el legendario defensor confesó que esas ideas negativas le aparecían a la noche. También contó que tenía temor de que su familia se contagiara. "Un día voy al baño. Estaba sentado en el inodoro y digo: no tengo olor, soy un genio. No me daba cuenta y digo: a la mierda, perdí el olfato. Ahí me di cuenta. Yo venía bien y de pronto: pah", detalló.

Finalmente, aprovechó para responder de manera genérica los mensajes que le enviaron durante su trance: "Es bravo el tema. Gracias por estar. Hubo días que no tenía ganas. Estaba enojado porque fui responsable yo. No es que dije: esto es joda, es mentira. Yo me acuerdo, un viernes terminamos el programa y el lunes 16 (de marzo) no fui más al programa. Les dije: hay que cerrar todo, hay que cuidarse. Por eso estaba enojado".

Los saludos de las leyendas del fútbol

A modo de bienvenida, sus compañeros de programa lo recibieron con los saludos de exjugadores que compartieron el campo de juego con él. Entre ellos, estuvieron Carlos "Pibe" Valderrama ("disfruta mamagallo como siempre, sabés que te queremos chévere, mi hermano"), Fernando Hierro ("extraño tu chascarrillo, tu risa, tu sabiduría, es un placer tenerte de vuelta. Aquí desde España te seguimos mucho, con el cariño y afecto, estaba espero que tu y la familia estén bien y desando ver tu vuelta"), Ricardo La Volpe ("qué bueno que volviste"), Gary Lineker ("quiero desearte todo lo bueno") y su eterno compinche Ricardo Gareca ("qué alegría que ya estés recuperado").

Por último, contó que deberá seguir haciéndose estudios "por las secuelas" del virus. "Lo que yo tenía antes de esto. Con la libertad que andábamos, que íbamos, veníamos. Yo te decía, Pollo: necesito tiempo para disfrutar todo lo que hice en mi carrera. Yo quiero disfrutar ahora con la familia y estos 15 días los perdí. Yo no salía de la habitación. No se te pasa más. Encima, justo caí en esa habitación con una televisión que no tenía todos los canales. Yo iba leyendo todo lo que iban diciendo ustedes. Tenía cuatro o cinco canales pero me los veía al anoche. A la madrugada, te despertás y no podés dormir más".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.