El resurgir de las Leonas. Cómo es el plan que se elaboró para encarar el gran objetivo: los Juegos Olímpicos de Tokio

Las Leonas arrancaron con dos goleadas ante Estados Unidos
Las Leonas arrancaron con dos goleadas ante Estados Unidos Crédito: @ArgFieldHockey
Olivia Díaz Ugalde
(0)
8 de febrero de 2020  • 23:59

Los Juegos Olímpicos es la cita que obsesiona a todas. Tokio, el lugar que retumba en sus cabezas y las lleva a la máxima concentración. Este 2020 tiene un único objetivo, en el horizonte asiático. Pero para llegar a él hay una serie de pasos previos que atravesar y las jugadoras son conscientes de ellos. Las Leonas tuvieron un debut victorioso en la segunda edición de la Pro League frente a los Estados Unidos por 6-2, pero aún falta. Y volvieron a ganarles en el segundo cotejo, también por goleada: 6-1. Estos seis meses que restan hasta el partido con Nueva Zelanda en el Oi Hockey Stadium serán vitales para cada una, y también en la construcción de un equipo que busca revertir la mala imagen de Río 2016.

El año comenzó de manera frenética, intensa. Apenas se vieron las caras en las instalaciones del Cenard y el plantel completo viajó a Mar del Plata para realizar una dura pretemporada que culminó con dos series de amistosos, primero con España y luego con Japón, dos rivales directos de los Juegos Olímpicos. Así, entre arena, mancuernas y pasadas en las dunas, las Leonas empezaron a zanjar su camino. Quieren alcanzar su mejor versión y por eso saben que deben dar lo mejor de sí. Quieren mejorar, por eso se apoyan en sus compañeras y piden consejos dentro de un grupo que busca amalgamarse tanto dentro como fuera de la cancha.

"Todas arrancamos muy arriba la pretemporada, como se merece este año. Tuvimos poco tiempo para afinar detalles pero a la vez ya sumamos ocho partidos internacionales (cuatro con España, tres ante Japón y uno con Estados Unidos) y eso nos va dando rodaje y nos deja conocernos aún más adentro de la cancha", explica Rocío Sánchez Moccia, autora de uno de los goles en el debut oficial.

La primera goleada ante Estados Unidos

Para este proceso, el cuerpo técnico cuenta con una base amplia de jugadoras. Al tener seis meses de alta intensidad de viajes y compromisos, quieren disponer de un grupo de entre 22 y 28 jugadoras formando parte de la puesta a punto rumbo a Tokio. La lista la componen jugadoras de experiencia como Rosario Luchetti, Carla Rebecchi, Silvina D'Elía, Belén Succi, Noel Barrionuevo y Giselle Kañevsky, que se entremezclan con la juventud de las campeonas de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018, como Celina Di Santo, Victoria Miranda, Constanza Cerundolo y Sofía Ramallo, quienes atraviesan sus primeros pasos por la mayor. Además de las ya asentadas y figuras como Delfina Merino, María José Granatto, Agostina Alonso, Agustina Albertario y Rocío Sánchez Moccia.

Las Leonas formarán parte del Grupo B junto a Australia, Nueva Zelanda, España, Japón y China. Tendrán su debut en Tokio 2020 con Nueva Zelanda el 26 de julio.

"Es un equipo largo, porque hay que medir esfuerzos de viajes, teniendo en cuenta que tenemos que ir a Tokio. Tenemos viajes muy largos, vamos a diagramar este torneo de manera equilibrada, donde van a tener la oportunidad de jugar muchas de las chicas que fueron oro en los Juegos de la Juventud y las más jóvenes pensando en el futuro. Y no cabe ninguna duda de que el objetivo es Tokio, pero siempre con los pies sobre la tierra. La preparación olímpica es lo más importante, y para eso hay que darlo todo, mostrar nuestra mejor versión, cada segundo y tratar de no dejar ningún detalle librado a la suerte", había señalado Carlos Retegui a LA NACION en la previa, y tras el triunfo lo ratificó. Este es el camino por dónde deben y quieren ir.

La segunda goleada frente a EE.UU.

La última experiencia olímpica dejó una imagen amarga dentro del grupo. El equipo no se encontró y nunca pudieron sacar a relucir el juego de años anteriores. A Río 2016 viajaron jugadoras nuevas, dentro de un recambio lógico que debían atravesar las Leonas. Fue el primer juego, desde Atlanta 1996, con un séptimo puesto, en el que el seleccionado femenino de hockey quedó al margen del podio. En Sydney 2000 y Londres 2012, se alcanzó la plata; en Atenas 2004 y Pekín 2008, fue el bronce. Por eso, esa espina las atormenta pero a la vez las motiva a ir por más.

En Río disputaron una primera rueda en la que superaron a Japón (4-0) e India (5-0), pero perdieron contra Estados Unidos (1-2), Gran Bretaña (2-3) y Australia (0-1). Estas derrotas las dejaron cuartas y con un desafío mayúsculo en los cuartos de final: Holanda.

"El equipo está muy bien y todas apuntamos a lo mismo. El objetivo es uno y está muy claro. Pero sabemos que hay pasos previos y para eso nos estamos preparando. Me preparé de la mejor manera durante el verano, pero siempre volver a agarrar ritmo de juego cuesta. De a poco nos vamos soltando y encontrando", señaló Eugenia Trinchinetti, una de las jugadoras que atraviesa su primer ciclo olímpico.

Durante el mes de febrero por la Pro League, los combinados nacionales volverán a ser locales. Los días 15 y 16, en el Cenard, disputarán la serie frente a Holanda. Luego, en mayo, llegará Alemania, rival a vencer los días 30 y 31, tanto por las Leonas como por los Leones. Mientras que el 5 y 6 de junio llegarán los equipos de India (caballeros) y China (damas). Ambas series se jugarán en Club Natación y Gimnasia, Tucumán.

Sin la legendaria Luciana Aymar, al seleccionado le costó volver a rearmarse y encontrar un líder. Por eso tuvo que redefinirse, caer para volver a despegar. Reinventarse. Desde la medalla plateada en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, con Retegui como DT, pasaron seis entrenadores diferentes al mando de las Leonas: Marcelo Garraffo, Emanuel Roggero, Santiago Capurro, Gabriel Minadeo (con quien viajaron a Río), Agustín Corradini, quien en diciembre 2018 dejó de ser el coach, y fue reemplazado nuevamente por Retegui. A lo que se sumaron idas y vueltas de jugadoras nuevas, experimentadas, relegadas y revelaciones. Todo con un objetivo: volver a ser.

Hoy el seleccionado femenino respira tranquilidad. Plasmó sus objetivos y fortalezas, identificó sus debilidades y trabaja sobre ellas. Señalan que han aprendido en pos de sacar a relucir sus habilidades ocultando sus flaquezas, lo que las hace aún más peligrosas. Además, han desarrollado una actitud en la que rendirse no figura como alternativa. Todo, a partir de un convencimiento por parte de todo el equipo de que el secreto es tirar para el mismo lado.

Ya dieron el primer paso oficial con las goleadas frente a Estados Unidos en la Pro League. Luego llegará Holanda, una vara alta y a su vez un buen desafío para medirse. Tocará el momento de viajar rumbo a Oceanía y en mayo a Europa. El año pasado este equipo se clasificó a las finales y perdió por penales el partido por el tercer puesto frente a Alemania. Pero tienen revancha, y en un año especial. Con Tokio en el horizonte.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.