La canadiense que se enamoró de un porteño y le dio una medalla a Argentina

Veronique Guillemette, con su esposo Daniel Maggi y su hija Elena
Veronique Guillemette, con su esposo Daniel Maggi y su hija Elena Fuente: LA NACION - Crédito: Maxie Amena
Veronique Guillemette se casó con Diego Maggi -con quien tuvo a su hija Elena, de dos años-; hoy junto a María José Vargas obtuvieron la presea de plata en dobles
Germán Leza
(0)
24 de julio de 2015  • 17:28

TORONTO.- Si bien ´Vero´, como le dicen, insiste en que no es romántica, decidió casarse con su esposo en una isla paradisíaca de Nicaragua, con el barman y el recepcionista como testigos. Consiguieron que una jueza se cruce en avión hacia la isla y así fueron marido y mujer, después de un torneo clasificatorio para Guadalajara 2011. Sin embargo, insiste en que se casaron allí no por romanticismo sino por practicidad: hacerlo en Canadá o en la Argentina iba a ser injusto para los familiares de unos u otros. "Yo puedo juntar la cabeza con el corazón", apunta. A Toronto llegaron en familia junto a su hija Elena, de dos años.

La historia de la canadiense Veronique Guillemette y el argentino Daniel Maggi es otra de las tantas que regaló el raquetbol en estos Juegos Panamericanos de Toronto . Guillemette compitió para la Argentina en los Juegos de Guadalajara 2011. Antes, lo hacía por Canadá ¿Qué pasó en el medio? "No sé, el amor…-intenta explicar Guillemette con cierta ironía- no soy muy romántica, pero tocó romántico", dice con acento francés. Nació en Montreal, ciudad francoparlante de Canadá.

Cuando se trata de fechas y números, lo mejor es consultarlo con Daniel quien, con precisión, detalla: "Nos conocimos en Venezuela en 2006, en un torneo post panamericano. Ella era la primera vez que viajaba por Canadá. En ese torneo pegamos buena onda y nada más. Al año siguiente nos vemos en Chile, la relación ya había crecido un poco más. Había más chat, más mail, más charlas…", hasta que interrumpe su esposa con un gesto. "¿Fue así no fue así?", la desafía con humor Maggi. Guillemette cede, sabe que Daniel es implacable con la memoria. Y sigue: "En el 2008, en el Mundial de Irlanda, decidimos estar juntos. Y en junio de 2009 se vino a vivir a Buenos Aires".

Veronique Guillemette, en acción
Veronique Guillemette, en acción Fuente: LA NACION - Crédito: Maxie Amena

Para Veronique, que su esposo sea un deportista es una ventaja: "Es mejor que tener un esposo que no haga deportes; evitamos los celos, el egoísmo". En Buenos Aires, se instalaron en Caballito, donde siempre vivió Daniel. Asegura que le "encanta" vivir en la Argentina y que no quiere "perder nunca" su acento canadiense. Ella afirma que no fue difícil adaptarse a los hábitos argentinos: familia, amigos y mayor expresividad en las emociones. ´Vero´ dice que su mudanza con Daniel a Buenos Aires fue una excelente decisión: "Nunca estás sola en la Argentina, siempre te sentís acompañada. Te llama una amiga y te dice que está abajo en tu casa. Te toca el timbre y sube. Me encanta".

En el final del camino del racquetball María José Vargas perdió la final ante las mexicanas por 15-3 y 15-4

gl/fc/at

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?