Las razones del mal momento de Zverev: la salud del padre, el final de su noviazgo y un juicio con el manager

(0)
29 de abril de 2019  • 16:00

La temporada del alemán Alexander Zverev , número 3 del circuito tenístico, es muy opaca. Doce victorias y siete derrotas (varias de ellas con rivales muy inferiores), y la final de Acapulco (a principios de marzo) como mejor actuación, son demasiado poco para un jugador talentoso y de golpes peligrosos. Pero el mal momento tiene una explicación: diversos problemas personales que afectan su rendimiento en la cancha. Así lo contó él mismo antes de presentarse en el ATP 250 de Munich, donde es el máximo preclasificado y bicampeón defensor. El final de la relación con su novia, la delicada salud de su padre y la ruptura del vínculo con su manager son situaciones que minaron su concentración y motivación en el tour.

El alemán de 22 años, uno de los mejores talentos de la nueva generación, habló por primera vez sobre la ausencia de su padre -y entrenador- en sus partidos.

"Siempre soy honesto con ustedes, los periodistas. Últimamente muchas cosas me han sucedido. Mi papá no puede estar conmigo por primera vez (por razones de salud). Y la relación con mi novia ha terminado. Tales cosas me pertenecen. Otros jugadores no hablarían de eso. Siempre tomo esas cosas en serio. Pero todo se está calmando ahora. Estoy feliz con mi vida y en la cancha de tenis. Tuve demasiadas cosas de las que tuve que preocuparme. Esto es muy importante y espero que cambie algo", confesó el alemán, según tennismagazin.de.

Zverev especificó que la separación con -su ahora exnovia- Olga Sharypova, quien se había convertido oficialmente en su novia a mediados de 2018, había llegado a su fin recientemente. Eso explica, según tennismagazin.de, la irritación que le generó la publicación de una fotos en las que se veía al tenista con la joven rusa.

El alemán de 22 años, uno de los mejores talentos de la nueva generación, habló por primera vez sobre la ausencia de su padre -y entrenador- en sus partidos. "Está en el hospital ahora mismo. Pero no está tan mal. Espero que pueda regresar la próxima semana", reconoció el tenista. La ausencia, dijo Zverev, fue más difícil de manejar que la decisión de Ivan Lendl (su segundo entrenador) de no viajar a los torneos de Europa. "Esa no es la razón de mi actuación. Llamo a Ivan regularmente. Él mira mis partidos y me aconseja. Una de las razones es que mi padre no estuvo allí en las últimas semanas y todavía está desaparecido aquí en Munich. En fases tan difíciles, he estado con mi padre más a menudo que con Lendl. Debido a eso y, por supuesto, por todas las razones, espero que mi padre se recupere pronto".

Otro foco conflictivo que afecta a Zverev es la relación con su (ex) representante, el chileno Patrico Apey. El vínculo, iniciado en 2012, terminó de mala manera y hay un juicio de por medio. En los últimos meses se vinculó a Zverev con Team 8, la empresa de representación que es propiedad de Roger Federer. Apey, asimismo, insiste en que el contrato entre él y su cliente se extiende hasta, al menos, 2023. "La historia con mi manager cuesta mucho entender en este momento. Es por eso que pasé las últimas horas en el teléfono, casi todos los días. No es una buena historia para ambos. Es por eso que el foco se ha perdido en las últimas semanas. Pero ahora se calmó y puedo concentrarme en el tenis. Creo que la situación se resolverá en unos pocos días o tal vez solo en unos pocos meses".

El torneo de Munich, que reparte 524.340 euros en premios, tiene a Zverev como principal favorito. El alemán saldrá adelantado y esperará por el vencedor del match entre el cordobés Juan Ignacio Londero (80º) y el local Maximilian Marterer (100º), que se enfrentarán este martes, desde las 6 de la Argentina. "Siento que mi juego está prácticamente de vuelta por la forma en que he golpeado la pelota en las canchas de práctica, ahora solo tengo que mostrarlo en los partido", añadió Zverev, ganador de 10 títulos, incluido el Masters de Londres de 2018. Nacido en Hamburgo, desea aprovechar el torneo en su país para poder recuperar el camino.

Pella y Schwartzman, también en Munich

Además de Londero, el cuadro individual de Munich presentará a otros dos argentinos. Diego Schwartzman (24º) debutará este martes (a las 6 de la Argentina) frente al francés Benoit Paire (44º). Mientras que Guido Pella se medirá con el local Mischa Zverev (95º), en el tercer turno del court 1, después de Londero-Marterer y Cristian Garin (Chile) vs. Yannick Maden (Alemania).

Andreozzi, en Estoril

El otro torneo ATP de la semana es el de Estoril, también de categoría 250. Allí, Guido Andreozzi (97º) debutó venciendo al boliviano Hugo Dellien (98º) por 6-3 y 6-3. El bonaerense, entrenado por Kevin Konfederak y Gastón "Pulpo" Etlis, tendrá un rival mucho más complejo en la segunda ronda: el griego Stefanos Tsitsipas, 10º del ranking.

Hoy, en el mismo torneo portugués, jugará Leonardo Mayer. El correntino, 62º del tour, se enfrentará con el serbio Dusan Lajovic (23º), reciente finalista del Masters 1000 de Montecarlo (cayó con el italiano Fabio Fognini).

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.