Los Pumas frente al gran desafío: enfrentar a los All Blacks, el equipo que no tiene rival

Los Pumas, ya instalados en Auckland
Los Pumas, ya instalados en Auckland Crédito: Prensa UAR
Ya instalados en Nueva Zelanda, el equipo de Daniel Hourcade se prepara para jugar contra los hombres de negro, a quienes nunca pudieron vencer; en los últimos años potenciaron su rendimiento y son casi imbatibles
Tomás Bence
(0)
5 de septiembre de 2016  • 09:08

Para los Pumas ya pasó el furor y la algarabía de haber conseguido un triunfo histórico. Vencieron a los Springboks hace algunos días y ahora el equipo encarará el desafío más difícil: vencer a los All Blacks. Ya instalados en Nueva Zelanda, el plantel argentino ahora se enfoca en lo que vendrá, medirse contra los bicampeones del mundo, que hoy están un escalón por encima del resto. Es el gran reto que se propone el equipo argentino, que además, nunca les pudo ganar en la historia, pero el presente de este temible plantel es lo que hace la tarea aún más titánica.

Nueva Zelanda es el mejor seleccionado del mundo y enfrentarlo en su tierra y con el apoyo de su gente, lo hace aún más poderoso
Matías Moroni

Como para ponerle un inicio a la historia reciente de los All Blacks, hay que remontarse a 2009. El ciclo de Graham Henry, quien luego fue asesor de los Pumas en sus inicios en el Rugby Championship, culminó con la Copa del Mundo 2011. Nueva Zelanda organizó el Mundial. Su Mundial. Y nada podía salir mal. Un equipo arrollador ganó de principio a fin, pese al ajustado resultado de la final. El equipo que estaba en la etapa final del ciclo Henry comenzó un ciclo exitoso que no conoce de nombres ni entrenadores. Dos títulos Mundiales y tres Rugby Championship. Ganaron todo lo que jugaron menos la versión reducida del campeonato que están disputando los Pumas, donde se impuso Australia.

Graham Henry tomó el equipo en 2004 y lo dejó en lo más alto del mundo. Steve Hansen se tuvo que hacer cargo de la segunda etapa y los All Blacks no saben de adversidades. Disputaron desde el inicio de aquel Mundial en 2011 66 partidos y un récord sorprendente: 61 ganados, dos empatados y tres perdidos (Inglaterra en 2012, Sudáfrica 2014 y Australia 2015). Pero de locales no pierden desde 2009, cuando Sudáfrica los venció en el viejo Tres Naciones. Por ahora 42 victorias consecutivas. Y contando.

Pero lo mejor que tienen estos All Blacks es el saber adaptarse a los cambios. No sólo en la cabeza de grupo, como puede ser el entrenador. Sino también en el movimiento interno de jugadores, que van dejando sus lugares para darle paso a otros que no hacen sentir esa baja. Los casos más recientes son las salidas hace un año de nada menos que Richie McCaw, su capitán y emblema, y Dan Carter, el máximo goleador que tiene la historia de este deporte. Pero es una estructura preparada y aceitada para, continuamente, producir jugadores de nivel. Claro que el sentido de pertenencia por la camiseta, también es fundamental.

Creevy, el capitán argentino, ante los All Blacks, en el debut del último Mundial
Creevy, el capitán argentino, ante los All Blacks, en el debut del último Mundial Fuente: Archivo

“Nueva Zelanda es el mejor seleccionado del mundo y enfrentarlo en su tierra y con el apoyo de su gente, lo hace aún más poderoso. Debemos entrenar de la mejor forma, estar atento a todos los detalles y al que le toque jugar hacer un gran partido”, declaró Matías Moroni ya en tierras neozelandesas. El centro fue uno de los que vivió hace algunas semanas la experiencia de participar de los Juegos Olímpicos en Río 2016.

Tras instalarse en Auckland y unas primeras horas de descanso y relax para los argentinos, en el chip de su cabeza ya funciona el cumplir una sola misión: jugar contra los All Blacks. Internamente, el grupo sabe que el gran objetivo es hacer historia en Hamilton, la ciudad que será sede del encuentro. “No hace falta decir mucho más sobre ellos… Estuvimos viendo los dos partidos que jugaron con los Wallabies y sin dudas están en un gran momento”, apuntó, por su parte, Lucas González Amorosino, uno de los de largo recorrido en el seleccionado argentino. Pese a reconocer el poderío del rival, Nicolás Sánchez, el goleador del último Mundial, fue un poco más positivo para lo que vendrá: “Llegamos a la Gira por Oceanía de la mejor manera, ya que venimos de ganar un partido muy importante contra Sudáfrica, pero sabemos que el desafío de ésta gira es aún mayor”. Con respecto a los All Blacks, dijo: “Nueva Zelanda está un escalón arriba de todos los países, pero nosotros como equipo tenemos que focalizarnos en nuestro funcionamiento. Más allá de los nombres, creo que no hay grandes diferencias entre éste equipo y el del Mundial 2015”.

Apenas cinco selecciones le ganaron a los All Blacks en la historia -descontando los combinados, como los British Lions- y en los últimos años esos números van cayendo. Son Wallabies, Springboks, Inglaterra, Francia y Gales. Australia es el que más veces los venció, con 42, pero en los últimos ocho años sólo se impuso cuatro veces. “¿Cuáles son los mayores rivales de los All Blacks?”, se preguntaba el diario New Zealand Herald días atrás. Hoy la respuesta es sencilla: nadie parece poder hacerles frente.

tb

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.