Moto GP: mientras la gente va a ver a Rossi, se hace conocer su compañero

Viñales fue el mejor de los entrenamientos en Río Hondo; hoy, la prueba de clasificación
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
7 de abril de 2017  

Viñales y su compañero Rossi, contentos en Termas
Viñales y su compañero Rossi, contentos en Termas Crédito: motogp.com

TERMAS DE RÍO HONDO.- Dicen, los que frecuentan el ambiente de los grandes recitales, que el argentino es el mejor público del mundo. Difícil comprobar algo que depende tanto de la subjetividad, ciertamente. Pero Valentino Rossi debe de estar pensando algo parecido.

Al legendario piloto italiano de motociclismo se lo quiere hasta el fanatismo por estas tierras. Lo siente cada año en que visita Termas de Río Hondo por la fecha de Moto GP, cuando a cada paso que da expuesto al alcance de la gente está rodeado por decenas de admiradores que le piden de todo, cuando ve que hay muchísimas motos de hinchas que llevan su clásico número 46 y hasta algún auto ploteado con su imagen.

Él, carismático, dueño de nueve coronas de campeón, devuelve cariño con fotos y autógrafos, y eventualmente con una camiseta albiceleste en el podio. La gente va a la ciudad santiagueña por la carrera de motos y por él. Y si no participara “Il Dottore”, seguramente la concurrencia no sería tan cuantiosa.

Pero este año, en la segunda fecha del Mundial, los aficionados están encontrándose también con una posible estrella naciente. La miraron por televisión, cuando se impuso en Losail, Qatar, en la apertura del certamen. La tienen ahora ante sus ojos en suelo nacional. Tiene 22 años, es –lógicamente– el líder del certamen y ya anduvo al tope de las planillas en Río Hondo. El español –otra promesa de su país y van...– anduvo al frente desde el comienzo en los 4806 metros del trazado del mejor autódromo del país, en el que ayer nadie anduvo por debajo de los 316 kilómetros por hora como velocidad punta y el italiano Andrea Dovizioso bordeó los 330 (329,3). Algo impresionante en una motocicleta.

En la tanda inicial de prácticas, Viñales estableció con su Yamaha 206/1000 de diferencia sobre el italiano Danilo Petrucci (Ducati), mientras Rossi (Yamaha) y otros pesos pesados, los españoles Marc Márquez (Honda) y Jorge Lorenzo (Ducati), buceaban por los puestos 11, 15 y 16. A Viñales, ex campeón de 125 centímetros cúbicos y debutante en esta temporada en la división mayor, le fue aun mejor en la segunda sesión: 301/1000 de ventaja contra Márquez, el monarca vigente. Una distancia grande, que bien podría ser la que hay entre el ganador de una carrera y su escolta en esta categoría ultracompetitiva.

Hoy, a partir de las 9.30, habrá más ensayos, y la prueba de clasificación se realizará a las 14; todo, con televisación de ESPN 3. Para esta jornada hay previstas algunas lluvias, aunque habrá que ver su intensidad. Quizás sea un factor más favorable a los experimentados, como Rossi, que a los novatos, como Viñales.

Como sea, por cuarto año consecutivo el público argentino está dándose el gusto de ver en acción a Valentino, aún competitivo a sus 38 años, por más que ayer haya quedado a ¡1s54/1000! de la vanguardia. Mañana, a las 16 y a 25 vueltas, protagonizará su carrera número 350 en el Mundial de velocidad y la gente lo vivará. Pero al mismo tiempo echará más que un ojo a su compañero de equipo. ¿Quién? El propio Viñales...

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.