Mundial de rugby. Los All Blacks fueron implacables y chocarán con Inglaterra en semifinales

Beauden Barrett festeja su triy con Richie Mounga: los All Blacks están en las semifinales
Beauden Barrett festeja su triy con Richie Mounga: los All Blacks están en las semifinales Crédito: AFP
Jorge Búsico
(0)
19 de octubre de 2019  • 10:58

La Copa del Mundo ofreció otra exhibición de los All Blacks. Los bicampeones del mundo se instalaron en la semifinal después de vencer en la noche de Tokio a Irlanda por 46-14, estirando así una racha de 19 partidos sin perder en este torneo desde que Francia los derrotó en los cuartos de final en Cardiff, diecinueve octubres atrás. La actuación de los neozelandeses fue magnífica, sobre todo en el primer tiempo, en el cual liquidaron con un 22-0 y tres tries las esperanzas de un seleccionado que sigue sin poder atravesar esta instancia en nueve participaciones.

El sábado próximo, en Yokohama, se vivirá entonces quizá la semifinal más apasionante que se recuerde en un Mundial de rugby: Inglaterra, que un rato antes apabulló a los Wallabies, y los All Blacks. Chocarán los poderosos del Norte y del Sur. Los inventores de este deporte contra los mejores de la historia. Será un choque de planetas en una especie de final anticipada.

Los All Blacks no les dieron ningún espacio a los irlandeses desde el mismo kick-off. Los asfixiaron en cada pelota y con el control, dieron una clase de pases, con plena actividad de los wines (excelente primer tiempo del fijiano Sevu Reece) y una cátedra de conducción de la dupla Aaron Smith y Richie Mo'Unga.

El haka, un clásico imperdible

El primer try de Smith llegó tras una innumerable serie de fases que se iniciaron con Ardie Savea rompiendo la línea de ventaja y ganando varios metros. Desde ahí, con paciencia, encontrando ángulos imposibles y haciendo de la pelota un tesoro, los All Blacks se situaron a metros del ingoal hasta que el medio scrum encontró el hueco para arrojarse cerca de los palos.

El hooker Codie Taylor apoya su try
El hooker Codie Taylor apoya su try Crédito: AFP

Ese fue el principio del fin para Irlanda. Los Hombres de Negro aceleraron y rápidamente asestaron el segundo golpe, nuevamente concretado por Smith y luego de otra larga serie de pases y pick and go. Por el eje profundo y extendiendo la cancha. Todo en la misma acción. Jugando de memoria.

Los mejores momentos del partido

Si algo le faltaba a Irlanda para darse cuenta que la noche era oscura, fue cuando en la primera gran posibilidad de quiebre, Reece le fue arriba al estratego de los de verde, Johnny Sexton, le hizo perder la pelota y tras un primer kick de Mo'Unga, desde el fondo apareció como un rayo Beauden Barrett, quien con otra patada se puso de cara al ingoal.

En el segundo tiempo, lejos estuvieron los All Blacks de relajarse. De entrada estiraron la ventaja con un try del hooker Codie Taylor, luego de que el capitán Kieran Read le cediera la pelota cayéndose y con tres irlandeses encima. La tarea de los bicampeones del mundo desmoronó de tal forma a los irlandeses que quedó reflejado en lo imprecisos e ineficaces que estuvieron Gordon Murray y Sexton, la mejor pareja de medios de los últimos años.

Try de Beauden Barrett, una de las grandes figuras de los All Blacks
Try de Beauden Barrett, una de las grandes figuras de los All Blacks Crédito: AFP

Ya con varios cambios, los All Blacks entregaron otra pincelada de su extraordinario talento individual y colectivo. Después de un maul que avanzó varios metros, Mo'Unga hizo gala de su especialidad: el kick a la punta. Esta vez no fue hacia George Bridge, con quien se cansó de concretar tries mediante esa fórmula en los Crusaders campeones del Super Rugby. El destinatario fue Reece, quien fue detenido y después del ruck, Matt Tood, recién ingresado, anotó el quinto try.

A los 25 minutos, los All Blacks bajaron el ritmo y sufrieron la segunda caída de su ingoal en el torneo. Después de intentar e intentar, fue el centro Robbie Henshaw quien descontó la ventaja que en ese momento era de 34-0.

Pero cuando parecía que los neozelandeses ya estaban conformes (nunca lo están, y ese es su secreto), de una pelota recuperada Savea inició un ataque que concluyó con Bridge llegando cómodamente al try. Ya sobre el final, llegó un try penal para Irlanda y una tarjeta amarilla para Tood, y un try de Jordie Barrett luego de un pase largo de su hermano para el 46-14 con el que quedó la placa.

El centro Jack Goodhue encabeza un ataque a fondo de los All Blacks, ante la impotencia de Irlanda
El centro Jack Goodhue encabeza un ataque a fondo de los All Blacks, ante la impotencia de Irlanda Crédito: AFP

Fue el acto final para una de las mejores generaciones de Irlanda, con el neozelandés Joe Schmidt, quien hoy dirigió su último partido. En esta etapa los de verde ganaron tres 6 Naciones con el Grand Slam y habían vencido dos veces a los All Blacks y a los otros del Sur. Pero en 2015 se encontraron con varios lesionados claves y unos Pumas inspirados y aquí no llegaron bien, perdieron con Japón y acá se encontraron con una pared imposible de derribar.

Los All Blacks y los ingleses brillaron este sábado en sus partidos. Ambos venían de no jugar el último cotejo de la primera rueda a raíz del tifón Hagibis. Lucieron impactantes. Se viene una semifinal (5 de la mañana del próximo sábado) histórica.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.