Novio fugitivo: a la bella Caroline Wozniacki la dejaron plantada en el altar