Osaka vs. Kvitova, la final del Abierto de Australia que definirá a la nueva N° 1 del mundo

Naomi Osaka, de Japón, y Petra Kvitová, de República Checa
Naomi Osaka, de Japón, y Petra Kvitová, de República Checa Crédito: William West/AFP - Greg Wood/AFP
(0)
24 de enero de 2019  • 09:01

MELBOURNE.- La final femenina del Abierto de Australia pondrá frente a frente a la japonesa Naomi Osaka y a la checa Petra Kvitova, tras ganar este jueves sus respectivos partidos de semifinales. Ambas tendrán dos objetivos en juego: su primer trofeo en el primer Grand Slam del año y el N° 1 del ranking mundial, ya que la rumana Simona Halep perderá el cetro.

Con una temperatura que superó los 40 grados al final de la tarde, el techo de la Rod Laver Arena fue cerrado para proteger a las jugadoras del calor. Fue una decisión que puso a Osaka (N° 4) "un poco triste", según reconoció. "Me gusta el calor. Cuando el techo está abierto, me dije: me toca a mí brillar", relató.

El saque de Osaka, que busca su segundo título grande
El saque de Osaka, que busca su segundo título grande Fuente: AFP

Incluso con el techo cerrado Osaka brilló, al imponerse por 6-2, 4-6, 6-4 a la checa Karolina Pliskova (N°8), que había derrotado a Serena Williams tras haberse salvado de cuatro match points. La joven japonesa se clasificó, a sus 21 años, para su segunda final de Grand Slam de forma consecutiva, cuatro meses después de su título en el US Open.

En Nueva York, a principios de septiembre, Osaka, que vive en Estados Unidos desde hace tres años, se convirtió en la primera japonesa ganadora de un torneo mayor luego de una final explosiva contra Serena. Ahora en Melbourne, donde nunca una japonesa había alcanzado la final, alargó a 13 su serie de victorias seguidas en un torneo grande.

La derecha de Kvitova, que ya ganó dos títulos en Wimbledon
La derecha de Kvitova, que ya ganó dos títulos en Wimbledon Crédito: DPA

Una Kvitova renacida

En la final del sábado, Osaka se medirá con Kvitova. La checa (N° 6) puso fin a la valiente aventura de Danielle Collins (35ª) con una victoria por 7-6 (7/2) y 6-0; la estadounidense se había transformado en la invitada sorpresa en las semifinales en su primer Open de Australia, pero sucumbió ante la zurda de Europa del Este.

A sus 28 años, dos años después de una agresión con un cuchillo sufrida en su domicilio, que había amenazado seriamente su carrera, Kvitova jugará su tercera final de Grand Slam, tras ganar las dos primeras, ambas en Wimbledon, en 2011 y en 2014.

Su agresión, ocurrida en diciembre de 2016 en un robo, hizo necesaria una seria operación de su mano izquierda y la mantuvo alejada de la competición durante cinco meses. La checa se mostró en forma en Australia, sin perder ningún set, cediendo solo menos de cinco juegos de media por partido. Tras ganar el torneo de Sídney a principios de enero, encadenó su undécima victoria consecutiva en su duelo con Collins. Ahora, su último desafío en tierra australiana será Osaka.

Un gran punto de Osaka ante Pliskova

Un gran punto de Osaka ante Pliskova - Fuente: Australian Open

00:12
Video

Kvitova resuelve con un smash ante Collins

Kvitova resuelve con un smash ante Collins - Fuente: Australian Open

00:15
Video

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.