EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Otro juego de poder, ahora con el reglamento como testigo: cuando el penal abre las sospechas

"Tienen que tener cuidado con las manos o los brazos que amplían el volumen del cuerpo. Si la pelota impacta en los brazos, es penal", dice Elizondo, Director Nacional de Arbitraje; por qué genera confusión
Fernando Vergara
(0)
4 de abril de 2017  

Noche de domingo de fútbol y controversias: Caruzzo discute con Delfino, que está convencido de la mano de Díaz y del penal
Noche de domingo de fútbol y controversias: Caruzzo discute con Delfino, que está convencido de la mano de Díaz y del penal Crédito: Mauro Alfieri

El debate excede el marco de San Lorenzo . En el medio, una lucha de intereses. Una puja de poder. Fuego cruzado apuntando a un reglamento que no es del todo claro. Como si el fútbol argentino no tuviera los problemas suficientes de los cuales ocuparse, en las últimas semanas le apareció otra piedra en el zapato: la discusión eterna, la del potrero, la del “mano, penal”.

Matías Lammens tuvo un domingo de furia. La bronca por la derrota del Ciclón frente a Tigre por 4 a 3 lo colocó en una situación inédita para él: la de ingresar intempestivamente en el vestuario de un árbitro. Después de quedarse con las manos vacías, San Lorenzo reclamó dos jugadas puntuales. Primero, cuando se imponía y faltaba muy poco para el desenlace, Tigre comenzó a revertir el resultado con un penal dudoso convertido por Carlos Luna. Después, la más evidente, una clara posición adelantada del atacante Ramón Mierez, que le dio el 4-3 al Matador. Con la infracción de Paulo Díaz como disparador, en el aire del fútbol criollo sobrevuela una inquietud: ¿cuándo el árbitro debe sancionar penal tras la (ahora) famosa ‘mano deliberada’?

“La mano es una discusión eterna y lo será siempre. Desde que tengo uso de razón hablamos de lo casual, lo intencional; por qué ahora sí, ahora no. Estamos tratando de producir un cambio cultural en lo reglamentario. Y estas son órdenes que llegan desde la FIFA a las que el jugador debe acostumbrarse”, explicó a LA NACION Horacio Elizondo , Director Nacional de Arbitraje. “Hay que darle la derecha al árbitro que ve y evalúa. Delfino tuvo elementos”, remarca.

La furia del presidente de San Lorenzo propició que Delfino informase el intercambio de palabras al Tribunal de Disciplina. En el mismo no figura un insulto. “Es cierto, hablé con el árbitro, yo estaba muy enojado”, reconoció Lammens.

El actual reglamento de la FIFA habla de “tocar el balón deliberadamente con las manos”. No son pocos quienes sostienen que de esta manera se desnaturaliza el juego. El concepto cambió por completo desde el 1º de junio de 2016. Antes, si el futbolista saltaba, estiraba los brazos y el balón le pegaba en la mano, el árbitro debía interpretar si había intención o no para marcar el penal. De todas maneras, la idea de la FIFA fue simplificar la tarea de los jueces y que no todo quede librado a su interpretación. La modificación es específica. “Es sencillo. Tienen que tener cuidado con las manos o los brazos que amplían el volumen del cuerpo. Si la pelota impacta en los brazos, es penal. El futbolista, independientemente de su intención, le da más espacio a su cuerpo e impide que la pelota siga su curso. En otras palabras: ellos se tienen que hacer responsables de la manera en que salen a marcar”, explicó Elizondo.

–¿Lo saben todos los jugadores?

–En el marco de un fútbol argentino complicado nos faltó visitar a los clubes, es cierto. Y eso debió hacerse antes del torneo, no durante. Así sería mucho más claro todo. Nos falta organización para que sea más prolijo. Hicimos unos videos especiales que los expandimos en redes sociales, explicando las reglas, aunque eso no alcanza.

–Es complicado porque con cada nueva Comisión de Árbitros de FIFA también cambian las reglas.

–Las órdenes comenzaron a bajar cuando asumió Massimo Busacca. Son claras y no preguntamos si nos gustan o no, si estamos de acuerdo o no. Es verdad, cuando asume otra comisión, modifican todo y te dicen: ‘ahora esto lo vamos a interpretar al revés’. Eso trae confusión. El nuevo presidente es Pierluigi Collina y nosotros estamos esperando para ver si las directivas van a ser las mismas. Solemos acostumbrarnos a algo que a los dos meses se cambia y nadie se entera. Es muy complicado, burocrático. Las reglas deberían ser simples para que las entiendan todos, no sólo los árbitros. Cada vez que pasa algo como lo de Paulo Díaz tenemos que explicar los tecnicismos.

Como referencia más reciente, aparece el reclamo de Boca por una mano de Juan Cruz Komar, en el encuentro que Talleres venció por 2-1. “El árbitro Penel admitió el error una vez que la vio por televisión. Era una mano deliberada, allí no había dudas”, reconoció Elizondo.

San Lorenzo es uno de los clubes que quedaron afuera del nuevo consejo directivo de la AFA. De hecho, el Ciclón no tiene representantes en la nómina de Claudio Tapia. Hace algunos días, Lammens había marcado su posición: “No creo que los cambios que necesita el fútbol estén en esa lista de la AFA, por eso no me sumé. Entraron todos al otro barco y me quedé medio solo”. Ayer, los hinchas azulgranas estallaron contra la nueva dirigencia del fútbol argentino.

Delfino hizo su descargo en sintonía con las palabras de Elizondo. “En la jugada puntual de la mano, nosotros tenemos recomendaciones de la FIFA y la Conmebol que dicen que esas situaciones donde el jugador no trata de sacar el brazo hay que sancionarlas. Después podemos debatir si nos gusta o no, pero hay una legislación y hay que aceptarla”, aseguró en ESPN Radio.

El fuego cruzado se expandió, no sólo en territorio azulgrana. Si las manos derivadas en penales se cobrarán o no en todos los partidos, ya forma parte de otra discusión.

Dixit

Daniel Angelici

Presidente de Boca

“El penal de Díaz no lo hubiera cobrado y la posición adelantada fue muy clara, un metro. Me da bronca. Entiendo la furia de Lammens"

Carlos Maglio

Ex árbitro

“Hay grises en el reglamento. San Lorenzo fue perjudicado. Con la tecnología esto podría mejorarse"

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.