Quimsa amenaza récords, pero no es imbatible

Quimsa es el candidato de esta Liga
Quimsa es el candidato de esta Liga
El equipo santiagueño avasalla en la Liga, pero los playoffs pueden ser distintos; Regatas, Peñarol y Obras son sus grandes peligros
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
8 de mayo de 2015  • 23:26

Por segunda temporada consecutiva, la Liga Nacional de básquetbol no determinará descensos. Se esperaba que sin esa presión varios clubes desinvirtieran en planteles -para reorientar fondos hacia infraestructura y espectáculo- y entonces existiera cierta disparidad entre los mejores y los peores, como de hecho existe. Pero no que hubiera grandes diferencias entre los más poderosos. Pues sí, la hay. Quimsa asombra por desempeño y resultados, aun por sobre tres rivales calificados e históricos de la competencia.

A un partido de concluir la etapa regular del torneo, el club de Santiago del Estero es el puntero de la zona Norte con 42 triunfos y 9 traspiés, o sea, un impactante 82,3% de eficiencia. De los 30 campeones de la historia de la Liga, sólo uno terminó con mayor efectividad: Ben Hur 2005, que registró un estupendo 83,6%. Por caso, en la NBA el monopólico Chicago Bulls de los años noventas con Michael Jordan llegó a establecer un 87,8% en su mejor fase regular.

Como visitante Quimsa acumula 19 éxitos y 7 derrotas, un muy buen 73% de eficacia, que sería un registro normal de un campeón en la suma total. Pero como local el tricolor se vuelve casi invencible: ganó 23 veces, perdió dos. La primera de esas caídas fue bien dolorosa, por cierto: un inesperado 73-75 a manos de San Martín (Corrientes) , el 8 de enero, le cortó una seguidilla de 17 victorias, un récord para la Liga que había fijado Peñarol en la 1993/1994 e igualado Atenas en la 2008/2009. Pero el patinón no quebró ni desenfocó a La Fusión: a seis encuentros del cierre de la rueda regular -una antelación insólita- se aseguró el Nº 1 con miras a los playoffs. Además, exhibe una contundencia inusual: anota 83,6 puntos por juego y recibe 72,2, o sea, tiene +11,4 de diferencia.

En números, una campaña imponente. Consecuencia de un básquetbol también dominante. Quimsa dispone de un plantel completo y equilibrado, con una única falencia: posee un solo extranjero sobresaliente y consolidado, el pivote Robert Battle. Pero ello implica que el grupo de nacionales es casi de lujo. Aún debe adaptarse el recién llegado estadounidense Chaz Crawford, que ya es el segundo reemplazo al lesionado pivote Damián Tintorelli , de baja por tendinitis rotuliana. A su vez, el santafecino Leonardo Mainoldi está sobresaliendo tras ser repatriado desde España en lugar de dos ala-pivotes norteamericanos que no funcionaron. En el perímetro sobran buenos jugadores: el veterano francotirador Diego García , el promisorio y atlético Gabriel Deck , el versátil Sebastián Vega , el sorprendentemente mejorado Nicolás Aguirre ... No por nada estos últimos tres fueron convocados esta semana al seleccionado.

Y todo, bajo la conducción de un entrenador que encaminó el básquetbol en un club que venía teniendo más gastos que triunfos: Silvio Santander . "Estos registros no nos inmunizan", advirtió ante la nacion el director técnico. "Pero tenemos regularidad y mucha confianza en la forma en que jugamos: defensa dura, correr y reparto de goleo. Confiaba en tener una buena etapa regular, pero superó las expectativas. Por los resultados, pero más que nada por encontrar rápidamente una forma de jugar que nos da tranquilidad y confianza", explicó.

Tal vez el punto más flojo del líder sea que fue vulnerable contra equipos claramente inferiores, como Estudiantes, de Concordia, que le causó dos de las nueve derrotas. Es cierto que Quimsa viene tendiendo atenuantes por las ausencias de Vega, Aguirre, García y Deck. De hecho, esas bajas le hicieron perder mucha eficacia en los últimos cinco partidos. Hasta entonces, en 46 actuaciones, estaba en impresionante 86,9% de rendimiento.

¿Hay quien pueda detener al club santiagueño? Sí, sobre todo en los breves, y llenos de presión, playoffs. Santander ve como serios riesgos potenciales cruces con Atenas , Regatas Corrientes , San Martín, Obras Sanitarias , Peñarol y Gimnasia . Una pasada de peine fino podría eliminar a algunos de ellos y dejar en pie a Regatas, Peñarol y Obras.

El conjunto correntino (72,5%) se impuso dos veces al puntero del Norte en esta temporada y es el único "grande" que lo venció, incluso una vez por 22 puntos (92-70). Fue campeón en 2013 y subcampeón en 2014 y siempre está encumbrado, con Paolo Quinteros como bandera. El DT Nicolás Casalánguida califica a Quimsa: "Es sólido, contundente, dinámico, completo, de andar brillante, casi sin puntos flojos y tiene todas las credenciales como para aspirar al título". Guarda, sin embargo, esperanzas de coronación. "Regatas está en condiciones de competir de igual a igual. Por tercer año seguido consigue 70% de los puntos. Tiene experiencia, mentalidad y nivel de juego como para afrontar a cualquier rival, y jugadores que han superado instancias decisivas y de presión. En los playoffs esto es clave. El equipo que llegue mejor en cuanto a salud de jugadores y forma deportiva tendrá más posibilidades de ganar", analizó el entrenador, de 36 años.

Obras (64,7%), en tanto, se mantiene primero en la zona Sur pero con mucha menos consistencia. Llegó incluso a encadenar cinco caídas entre marzo y abril. Su plantilla asusta menos que la del cuadro santiagueño -se destacan Selem Safar y Marcos Delía -, aunque es una buena noticia tener de regreso al pivote Juan Gutiérrez luego de su inactividad de 10 meses tras su paso por España. El ex seleccionador nacional Julio Lamas deberá trabajar en las mentes de algunos jugadores para que sobrelleven la tensión propia de los cruces eliminatorios.

Y como tercero en ese grupo aparece el gran dominador de los años recientes, Peñarol (56,8%), aunque en una temporada de claro declive y en pleno bajón en este momento. Nunca le faltan basquetbolistas de renombre, como Leo Gutiérrez , Martín Leiva y Adrián Boccia , pero el milrayitas no es el mismo sin su estrella promovida a Real Madrid: Facundo Campazzo. De todos modos, el plantel más copero y experimentado de la Liga crece en los playoffs y posee carácter y oficio.

Es cierto que los mano a mano son diferentes y que en ellos pesan más la personalidad y la inteligencia. A esta altura el mejor perfilado es Quimsa, que se apoderó del Súper 8 en casa en diciembre pero busca la gloria mayor, su primera conquista de la Liga. Los números lo avalan, y hasta hay para quienes se entusiasman con las coincidencias: aquellos Peñarol y Atenas de los 17 éxitos en fila terminaron siendo campeones. Pero también Boca Juniors en 2007 con apenas 59,3% de eficacia. Será cuestión de cómo rendirá el resto y de saber jugar los playoffs, la parte del básquetbol que más atrapa, y que suele consagrar a los equipos completos.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.