En qué consiste el negocio de los Pumas para ser locales en Londres en el Rugby Championship

El conjunto nacional y Australia juegan en Twickenham; la UAR cedió la plaza por US$ 1 millón y el partido despertó gran interés
Eduardo Abella Nazar
(0)
7 de octubre de 2016  

Crédito: Villarpress

LONDRES.– Una de las ciudades más lindas del mundo, iluminada por un sol inusual que la hace brillar de un modo cinematográfico justo después de un verano récord, con temperaturas que en septiembre superaron los 25 grados, las más altas de los últimos 70 años; con la gente inmersa en el ir y venir típico de los días laborales y esa estampa inglesa intacta, con el deslumbrante barrio de South Kensington y los jardines del Palacio a escasos metros. En este contexto están los Pumas, que mañana se enfrentarán en Twickeham con Australia, lo que los transformará en protagonistas del primer partido del Rugby Championship jugado fuera del hemisferio Sur.

El rugby argentino consiguió un valioso 4º puesto en el Mundial disputado aquí hace un año. El buen juego desplegado enamoró a un público inglés que se había quedado sin su selección en la primera etapa y adoptó luego a los Pumas. Las gestiones tomaron forma en el verano, cuando la empresa ISI decidió comprar derechos del partido y, de ese modo, la UAR cedió la localía a cambio de poco más de 1.000.000 de dólares y todos los gastos de traslados y estada para el plantel y el staff técnico en este último match de la quinta temporada del Championship. Un buen negocio.

El equipo nacional viajará el mes próximo a Japón (organizador del Mundial 2019), que también contrató sus servicios y busca mantener roce internacional luego de dar el golpe en la RWC 2015 en el debut, frente a Sudáfrica. Para los Pumas, casi 30.000 kilómetros extras y un partido más antes de los tres de la gira que seguirá por Gales, Escocia y otra vez Inglaterra. El agotador mundo profesional.

Twickenham es la Catedral del deporte ovalado: la Rugby Football Union (RFU) es la federación inglesa de rugby y se ocupa del armado del encuentro de mañana, desde acreditar a la prensa hasta abrir el el majestuoso estadio. La empresa ISI pagó por traer a esta ciudad el evento, pero a los ingleses –y al rugby europeo en particular– no sólo les interesa reeditar la semifinal jugada en este mismo escenario hace un año: el replanteo surgió luego de las malas campañas de todos los integrantes del Seis Naciones, que sucumbieron ante el poderío del Sur, o sea, ante el fenómeno Súper Rugby-Championship, con el liderazgo indiscutido y perenne de los All Blacks, pero que tuvo su póquer con Sudáfrica, Australia y la Argentina detrás.

Carlos Sersale di Cerisano, flamante embajador argentino en Londres, dijo para LA NACION: “Además de tener un orgullo personal, porque siendo embajador en Sudáfrica viví de cerca y apoyé el proceso de Pampas XV hasta su tremendo triunfo en la Vodacom 2011, estoy muy contento porque aquellos chicos son hoy en su mayoría los Pumas que nos visitan en Londres”. El diplomático, ex jugador del club San Fernando, fue un tenaz defensor del proceso de profesionalización que vive la UAR. Respecto al match de mañana, se mostró optimista en cuanto al éxito del evento, todo un desafío para la pequeña comunidad argentina –en toda la isla viven de forma permanente unos 10.000–, y aclaró: “El estadio estará casi lleno porque los ingleses que aman el rugby quieren ver este juego, pero lo más importante es trabajar en la integración de los dos países, porque los ingleses quieren a nuestro país y a nosotros nos gusta venir acá”.

Sergio Schuchinsky es el principal referente de la comunidad argentina en Londres (su sitio en Facebook AR en IN tiene 7000 participantes), vive en esta ciudad desde hace 14 años y es productor artístico y promotor de conciertos –realizó el único de Gustavo Cerati en la ciudad, del que el miércoles próximo se cumplirán 10 años–: “Está claro que como comunidad nos organizamos y tratamos de estar en cada evento donde haya un argentino, como Wimbledon, fútbol y, por supuesto, rugby”, comenta. Sin embargo, aclara: “Por más que vayamos todos al partido y aun con el refuerzo de otros argentinos que vendrán desde Francia, España y Bélgica, no podemos llenar ni una tribuna de Twickenham”.

El otro costado del negocio tiene sentido, porque al haber sido Australia colonia británica, existe una comunidad aussie que supera los 100.000 residentes en el Reino Unido, según el censo de 2011.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.