Gonzalo Quesada tras la increíble derrota de Jaguares: "Es difícil estar conforme después de perder así, pero creo que el equipo rindió"

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
(0)
8 de febrero de 2020  • 23:59

Hurricanes se quedó con la victoria por sólo tres puntos. Una diferencia que consiguió en los últimos diez minutos de juego. Fueron dos tries que cambiaron el desenlace del partido. Jaguares supo liderar 23-12, pero los neozelandeces son un equipo poderoso y cuando vieron el espacio se lanzaron por todo, y así lograron revertir el tanteador final: 26-23.

Los rostros de los jugadores argentinos dieron muestra de la bronca por lo sucedido. Saben que la victoria era suya, dominaron el partido, sobre todo el primer tiempo, y pudieron neutralizar su ingoal, al cual lo mantuvieron en cero hasta los 70 minutos. Este partido es una enseñanza para el equipo argentino, que no pudo repetir la buena imagen de la semana anterior.

"Hicimos un gran partido, sobre todo el primer tiempo. Pero en el segundo nos complicaron en el contacto e hicieron las pelotas lentas, lo que nos llevó a cometer muchos errores no forzados. Pero creo que en el juego podemos subir un escalón, lo demostramos en los 80 minutos de juego", señaló Guido Petti apenas terminado el encuentro. "No vamos a negar que son un gran equipo y que cuando se largan a a jugar, lo hacen muy bien."

Gonzalo Quesada, en conferencia de prensa, fue un tanto más preciso con su análisis. Si bien no pudo ocultar su descontento con el desenlace del encuentro, elogió la actitud y el juego desplegado por sus jugadores durante los 80 minutos de juego. "Es difícil estar conforme o satisfecho después de perder así, pero creo que el equipo rindió en muchos sectores del juego, y había un gran equipo enfrente, que fue un gran rival, y fueron nuestros errores los que nos llevaron a este resultado que duele", comenzó el DT de los Jaguares.

"Hay muchos detalles que vamos a necesitar verlos en el vídeo, para detectar bien los errores. Pero ellos tuvieron dos oportunidades que nos agarran distraídos y esa última jugada del scrum, creo que por el afán por no hacer penales, de tener paciencia, no le pudimos meter la presión que tuvimos los otros 80 minutos".

Además resaltó la actitud de los jugadores, quienes no se relajaron frente a un gran rival como Hurricanes: "No creo que se hayan relajado. Los jugadores saben que el partido se juega hasta el final, sobre todo con equipos tan poderosos como los de Nueva Zelanda. Es meritorio lo que hizo el equipo, que atacó durante 80 minutos. Por momentos del partido logramos neutralizarlos, y hubo otros de muy buena defensa. Ambos equipos defendieron muy bien, fue una batalla, y sabíamos la intensidad que se iba a dar en este choque. En la jugada del final no nos relajamos, pero tal vez para no darles un foul y perder por un penal, les dejamos de manera muy fácil que ganaran la línea de ventaja con cinco fases seguidas, y bueno, es un equipo que no perdona".

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

La palabra de Montoya y de Medrano

"La mayor parte del partido tuvimos una muy buena defensa, estábamos sólidos. Pero en las ultimas fases esperamos de más, nos hacen un try de pick and maul y les dimos muchos espacios, errores no forzados innecesarios que un equipo tan poderoso no perdona. Además Barret estuvo muy fino", describió Julián Montoya, quien sin desmotivarse se mostró optimista y con más ganas para afrontar la semana: "Se sigue entrenando muy duro, para seguir creciendo y sacar nuestra mejor versión. Hoy esto duele mucho, pero hay que continuar trabajando".

"Por momentos dejamos de hacer lo que veníamos haciendo, dejamos capaz de ser protagonistas, ellos quedaron libres y se empezaron a venir. Les permitimos marcar dos tries bastante fáciles para lo que habíamos hecho todo el partido", apuntó Santiago Medrano. Y añadió: "Es una sensación amarga la de haber perdido, porque no hicimos un mal partido, pero por los errores que tuvimos al final nos quedamos sin nada".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.