Mundial de rugby. La historia de Lucas Mensa: de Burzaco a Japón sin escalas

Lucas Mensa
Lucas Mensa
Alejo Miranda
(0)
15 de septiembre de 2019  • 21:51

HIRONO, Japón.- El francés Jean-Marc Dussain debutó en el seleccionado de Francia en una final del mundo, ante Nueva Zelanda en 2011. Josh Strauss, nacido en Sudáfrica, recibió la nacionalidad escocesa por los tres años de residencia el 20 de septiembre de 2015 y tres días más tarde estaba representando por primera vez a Escocia en el estreno del Mundial de Inglaterra ante Japón. Lucas Mensa todavía debe subir un escalón más para llegar al status de mundialista, pero el ascenso que está transitando es igual de vertiginoso: es el único jugador del plantel de los Pumas para el Mundial de rugby de Japón 2019 que no tiene experiencia en el rugby profesional y la mayor sorpresa entre los convocados por el entrenador Mario Ledesma.

Cuatro meses atrás, el centro surgido de Pucará ni soñaba con estar entrenándose en el J-Village de Fukushima, el centro de entrenamiento del seleccionado de fútbol de Japón devenido en búnker de los Pumas.

Su nombre empezó a sonar cuando el 25 de mayo el entrenador del seleccionado Mario Ledesma lo incluyó en una lista larga de 48 jugadores que serían tenidos en cuenta para el Rugby Championship y de los que saldrían los 31 para el Mundial. Era el único que no tenía experiencia en Jaguares o Europa. Hasta entonces, sólo había desplegado su talento con las camisetas de Pucará y Argentina XV. Ochenta minutos le bastaron a Lucas Mensa para hacerse conocer a una audiencia mucho más vasta y, más importante, para convencer a Ledesma de que era el indicado para llenar el vacío de recambio que persistía en el centro de la cancha.

Mensa se entrena en el J-Village, el búnker de los Pumas en la previa del Mundial
Mensa se entrena en el J-Village, el búnker de los Pumas en la previa del Mundial Crédito: Prensa UAR

"No lo podía creer. Cuando escuché mi nombre fue algo muy lindo", recordó Mensa. "Me costó caer, me llevó un par de días. Es un sueño desde el momento en que arranqué a entrenarme con los Pumas. Es un sueño que voy a disfrutar mucho. Estoy muy feliz y estoy dando lo mejor de mí."

Aunque no llegó a jugar en el Rugby Championship, Ledesma lo mantuvo cerca. Siempre estuvo con el equipo y hasta viajó a Brisbane y Salta. El bautismo de fuego con los Pumas se produjo en uno de los templos del rugby como es el Loftus Versfeld de Pretoria, ante Sudáfrica en el último Test Match antes del Mundial. Mensa jugó todo el partido y fue uno de los mejores.

"Los entrenamientos previos eran con contacto y me sirvieron para agarrar ese ritmo y ese roce que me faltaban, que no tenían las competencias que estaba jugando. En el partido con Sudáfrica para mí era una incógnita ver con qué me iba a encontrar, pero me sentí muy bien tanto en el ritmo de juego como en el contacto."

En aquel Test Match, Mensa demostró potencia, lucidez y velocidad en ataque y agresividad en defensa. Se lució con un gran try en el que quebró dos tackles y corrió 50 metros; habría valido la victoria de no ser porque en la repetición el árbitro advirtió una obstrucción previa e invalidó la anotación. "No me hagas acordar. Era la última jugada, con eso podríamos haber ganado el partido, así que me dejó una bronca tremenda. Más allá de eso me sentí muy bien. Los compañeros me bancaron mucho, me hicieron sentir con confianza, que eso es importante. Fue un partido muy duro, pero que disfruté."

Cuando el entrenador anunció la lista de los 31 que vinieron a Japón, entonces ya no resultó tan sorpresivo escuchar su nombre.

Fuente: AFP

Mensa empezó a jugar al rugby a los cuatro años en Banco Hipotecario, un club de Villa Celina (La Matanza) que milita en la sexta división de la URBA, y a los 14 se mudó a Pucará, cuna de grandes backs en la historia de los Pumas como el "Gringo" Guillermo Ehrman, Marcelo Pascual, el "Cuta" Gustavo Jorge, Lucas Borges o Lucas González Amorosino, por nombrar los más destacados. Sus espejo, no obstante, era Juan Martín Hernández: "Lo miraba mucho, intentaba imitarlo. De afuera me gustan [el australiano] Kurley Beale y [el neocelandés] Ma'a Nonu. De Beale me gusta cómo ataca bien arriba, así que intento hacer algo parecido".

En el seleccionado se reencontró con Bautista Delguy, con quien compartió equipo en el plantel superior y en juveniles en Pucará y el seleccionado de la URBA. En 2014, juntos ganaron todo con la M18 de Burzaco: el torneo de 15 y el seven de la URBA. Delguy era el fullback; Mensa, el apertura.

"En los Pumas estoy más de centro que de apertura", aclara. "Me gusta más que nada la parte ofensiva, sé que tengo que ajustar un poco la defensa y para eso estoy laburando mucho. Tanto el staff como los compañeros me están ayudando mucho a enganchar eso que capaz me falta ajustar un poquito."

Lucas Mensa es el único integrante del plantel argentino en Japón que no jugó al rugby a nivel profesional
Lucas Mensa es el único integrante del plantel argentino en Japón que no jugó al rugby a nivel profesional Crédito: Villarpress

Si es así, lo disimuló muy bien ante Springboks, ya que sobresalió con 100% de efectividad en el tackle, incluidos varios contundentes que hicieron recular a los sudafricanos. "Entré muy concentrado. Sabía que no podía fallar ningún tackle, porque acá errás un tackle y es un try en contra."

Lo inesperado de su presente no lo habilita al conformismo. Una vez aquí, Mensa aspira seguir escalando: "Mi objetivo es sumar el máximo de minutos que pueda y dar lo mejor de mí para el equipo." La próxima meta es ser parte de los 23 que el sábado a las 16.15 (4.15 hora argentina) se enfrentarán a Francia en el crucial debut mundialista. Allí está en juego buena parte de la clasificación a cuartos de final. "Estoy entrenándome para eso. Lo que más quiero es jugar. Ya sea con Francia o en cualquiera de los otros partidos, yo tengo que tratar de estar entre los 23."

Mensa quiere sumarse a la lista de jugadores que dieron el primer gran impacto en un Mundial.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.