Patricio Albacete: "Prefiero decir la verdad aunque no me convoquen más"

Albacete va de frente
Albacete va de frente Crédito: Rodrigo Néspolo
El histórico segunda línea de los Pumas asegura que el coach Hourcade le dijo que lo quería como capitán y más tarde mintió ante los medios; sus diferencias con la conducción de la UAR y con Agustín Pichot
Santiago Dapelo
Alejo Miranda
(0)
10 de junio de 2014  • 11:24

Una vez más da la cara. No se esconde ni especula. Sabe que sus palabras pueden provocar la ruptura definitiva con la Unión Argentina de Rugby (UAR) , pero prefiere no volver a calzarse la camiseta de los Pumas a ocultar la verdad. Ser honesto con los valores que pregona desde que camina junto al seleccionado, hace ya 12 años, está por sobre cualquier negociación. Nunca lo aceptaría. Por eso, se sorprendió cuando leyó que el entrenador de los Pumas, Daniel Hourcade, negara lo que le había dicho al comienzo de la gira europea en noviembre. "Hourcade mintió", dice Patricio Albacete .

"El primer día que nos reunimos en Londres [en noviembre de 2013], creo que fue un domingo, el Huevo me llamó, nos juntamos en un saloncito cerca del comedor y me dijo que él no era tonto, que para él yo era un líder natural del equipo y que hubiese querido que yo fuera el capitán, pero que el Consejo Directivo se lo había rechazado", recuerda el Pato. "No entiendo por qué lo niega". El histórico segunda línea es una de las sorpresas entre los jugadores borrados por el head-coach tucumano para el Championship .

Juego en los Pumas desde 2002; ¿soy conflictivo porque hablé una vez? Quiero creer que no me excluyen por eso, que no se basan en aspectos extradeportivos

En una entrevista con LA NACION, el gigante del poderoso Toulouse de Francia vuelve a exponerse, según dice, "para terminar con las mentiras". Durante una hora habló de todo: la UAR, Agustín Pichot (ex consejero de la entidad), la capitanía y su futuro en los Pumas.

"Acá Hourcade mintió. Pichot también", sigue el Pato. "En reuniones que hemos tenido cara a cara ha mentido y lo puedo probar. Los dirigentes tratan de que la información se dé de manera que les convenga a ellos y generan campañas. Me hacen acordar mucho al gobierno, lamentablemente."

-¿Sabés que esta entrevista podría poner punto final a tu carrera en los Pumas?

-Sé que lamentablemente puede llegar a ser así por cómo se está manejando la dirigencia. Pero prefiero que se sepa la verdad aunque no me convoquen más. Mi única intención es esa. Es feo escuchar que se digan mentiras y que la gente invente cosas que no pasaron. Quiero aclarar todo.

-Hourcade negó que te haya dicho que no lo habían dejado elegirte capitán. ¿ Por qué?

-No sé. Me imagino que para protegerse. No entiendo. Por ahí para cuidar sus intereses o por presiones externas.

-Tras aquella charla, ¿volvió a surgir el tema de la capitanía?

-Después del partido con Inglaterra, nos juntamos con los jugadores en el comedor porque un amigo del Flaco [Julio] Farías que vive allá iba a hacer empanadas tucumanas para todos. Bajamos con el Flaco primeros. Todavía no había nadie. El que llega primero es José Santamarina y después el Huevo [Hourcade]. Ahí los dos nos piden que le demos una mano a Legui (Juan Manuel Leguizamón, designado capitán), que lo ayudemos con el tema de la capitanía porque era un momento complicado y necesitaba ayuda para que no se desborde. Faltaban varios jugadores importantes, había jugadores nuevos y era un proceso nuevo. Por cómo había terminado el proceso anterior, sentirían que faltaba convicción.

-¿Cómo tomaron la decisión de Hourcade de que Inglaterra 2015 sería sólo una etapa previa hacia la meta del Mundial 2019, según rezaba el mail que les mandó?

-Hubo malestar en el grupo. Para muchos era el punto cúlmine de nuestra carrera. A mí, sin ir más lejos, me encantaría jugar el Mundial 2015 y retirarme de los Pumas. Decir que era sólo una etapa, a mí me chocó mucho. Hubo malestar. En un momento algunos tuvimos la intención de mandarle una carta a Hourcade. Lo queríamos hacer como equipo, pero como algunos de los 28 no aceptaron se respetó no mandarla. Quedamos que los que iban al Rugby Championship iban a hablar sobre eso.

-¿Pensás que tu exclusión pudo estar motivada por los reclamos que hiciste en 2012?

-Juego en los Pumas desde 2002; ¿soy conflictivo porque hablé una vez? Quiero creer que no me excluyen por eso, que no se basan en aspectos extradeportivos. Sería tristísimo si a mí me están convocando porque apoyo o no a los dirigentes de turno. Sería lo más parecido al gobierno. Yo ahora tengo que salir a aclararlo porque ya se están diciendo demasiadas cosas. Estoy cansado de tener que justificarme, que tengo intereses, que miento, que soy conflictivo... Estoy cansado de leer declaraciones de otros que son mentiras. ¡Basta! Prefiero salir, decir todo. Si después no me quieren llamar porque los hago quedar mal, bien. Pero recordemos cómo empezó todo: defendiendo a jugadores que no tenían las mismas condiciones que teníamos los que vivimos en Buenos Aires, sobre todo chicos del interior. Si eso está mal, prefiero no jugar más en los Pumas.

-¿Cómo te enteraste de que no estabas convocado para la preparación del Championship?

-Por mail, cuando salió la lista.

-¿Qué sentiste?

-Obviamente fue una decepción. Nunca se toma con alegría una no convocatoria. No es que me sienta fuera del equipo. El entrenador puede elegir a quien quiera. No voy a cuestionar eso. Nunca cuestioné cuando me convocaron, tampoco lo voy a hacer ahora. Lo único que se puede criticar son las formas. No porque yo necesite que me den explicaciones, sino por el hecho de poder organizar mi vida con respecto a mi club. Creo que le corresponde a la UAR avisar y tratar de negociar la posibilidad de que me llamen más tarde.

-En 2012, la UAR dijo que se haría cargo de la negociación con los clubes. ¿Es así?

-Sólo una vez, después del Championship, Agustín Pichot fue a Toulouse a tratar de negociar. Y ahora sigue siendo el mismo caso. Cuando se acercan estas fechas los jugadores me preguntan a mí. La UAR no da ninguna información. Hoy no hay nadie que se encargue de negociar. Es mentira. Y esto yo lo hablé en la primera reunión que tuvimos el 11 de marzo de 2012, en París. La UAR convocó a Juan Fernández Lobbe, Juan Martín Hernández, Felipe Contepomi y a mí; de ellos (por la UAR) estuvieron Pichot, Sol Iglesias y Manuel Galindo. Estaban tan poco preparados para esa reunión que la orden del día la armé yo. ¿Con qué la armé? Con cuestionamientos que tenían ciertos jugadores que eran posibles jugadores de ese Rugby Championship, ya que ninguno tenía información. Finalmente pasó que muchos jugadores se quedaron sin contratos con sus clubes.

-Según Hourcade, cada jugador debe negociar su liberación. Si no pueden estar en toda la gira, les pidió que renuncien a los Pumas. ¿Qué cambió?

-Hourcade hablaba de la ventana de noviembre, específicamente. Decía que si alguno no podía completar la ventana de noviembre, como fue mi caso, había que renunciar. Eso me parece que no corresponde al jugador, sobre todo porque el jugador nunca va a querer renunciar al seleccionado. Que uno tenga que renunciar porque la UAR no cumple con su trabajo de negociar con sus clubes... No se lo puede poner al jugador en esa situación, porque los jugadores "europeos" vivimos del club.

-Se habla de un enfrentamiento con Pichot. ¿Cómo es tu relación con él?

-Tengo una relación como tengo con cualquier otro dirigente de la UAR. Hemos tenido una afinidad cuando era capitán en 2006 y 2007. Lo fui conociendo más, no compartí ciertas cosas, me fue decepcionando en algunas actitudes o actos. No estamos enfrentados, pero tampoco somos amigos. Tomó tanta visibilidad con respecto a la UAR que cualquier crítica que se le hacía a la UAR, él la sentía como un balazo en el pecho. En las declaraciones que hice en 2012, en ningún momento nombré a Pichot (N. de la R.: se refirió a la estafa que sufrió la UAR y a las condiciones de entrenamiento de los jugadores, entre otras cosas). Yo salí a hablar, pero había muchos que pensaban como yo. La dirigencia trató de desviar el foco. En vez de tratar de tener un diálogo con los jugadores y ayudar al equipo a crecer salieron a decir que yo era un tipo conflictivo, que estaba solo, que tenía muchas ganas de ser capitán. Quiero aclarar que Corcho siempre estuvo al tanto. Lo primero que hice antes de confirmar que iba a dar la nota fue hablarlo con él. Él iba a estar, pero tenía que volver a Francia el día anterior. Entonces me dice: ?Hacela vos solo, tengo plena confianza' . Cuando salió la nota, no sé qué habrá pasado, creo que recibió presiones por distintos lados y no salió a bancarme en ese momento.

-Después salieron a decir que te habías rectificado...

-En agosto nos juntamos Ayerza, Agulla, Hernández, Fernández Lobbe y Leguizamón con Agustín. Aproveché para decirle varias cosas que me estaban molestando y le comenté este tema, y me dijo que no sabía, que lo había manejado un abogado de la UAR. Me mintió en la cara. Yo sabía por alguien de la UAR que me mostró una cadena de mails que iniciaba Pichot diciendo que me había rectificado y lo que había que comunicar.

-¿Sentís que hubo una persecución?

-No sé, pero a mí nunca me llamaron de otros medios para ver si lo que decían era verdad. Y salieron a la luz cosas internas del grupo. ¿Cómo las supieron?

-¿Por qué sos el único que dice estas cosas?

-Es muy difícil decir eso. Creo que hay intereses encontrados. Hay muchos jugadores que son amigos míos. Han hablado con dirigentes y no quieren salir a hablar. Tienen miedo de que les corten las cabezas. A mí me sorprende mucho que no lo hayan convocado al Toro Ayerza. Siento que a todos mis amigos y gente más cercana quieren borrarlos.

-Después de tus declaraciones en 2012, ¿cambió la relación entre los jugadores?

-Por ahí se puso más tajante con algunos jugadores porque pensamos distinto, pero nos hablamos las cosas de frente. Después hubo otros problemas dirigenciales en los que no me voy a meter. Cuando Tati [Phelan] se va, para mí los jugadores no tienen nada que ver. Él decide irse por conflictos en el staff. Yo lo tomé a mal, porque nos dejó sin entrenador a dos semanas de la gira de noviembre.

"Yo no represento a ningún jugador"

Cuando Albacete cuestionó a la dirigencia en 2012, fue acusado de buscar un enfrentamiento con Agustín Pichot y de ser representante de jugadores en el exterior. "Yo no represento a nadie. En 2011 armamos con varios jugadores un lindo proyecto. Hasta ese momento la mayoría de la imagen de los Pumas pasaba por dos o tres jugadores: Felipe Contepomi, Corcho [Fernández Lobbe], Mario Ledesma y Juan Hernández. Te doy un ejemplo: Chipi Figallo se compraba los botines para jugar. Entonces se nos ocurrió armar un grupo por el que pasaron 20 jugadores y es abierto a todos. Y además hay un fondo común en el que cada uno pone el 10% de lo que gana y se reparte en partes iguales. Es un proyecto sano. Pero como yo era el más representativo me quisieron asociar. Pero aclaro que yo no represento a ningún jugador", justificó Albacete.

"Me parece una locura que esté en duda la capitanía de Corcho"

Después de unas reparadoras vacaciones, Albacete volvió ayer a Buenos Aires para pasar algunos días con su familia antes de regresar a Toulouse, club del que fue capitán en más de una oportunidad. -Hourcade dijo Fernández Lobbe dejará de ser el capitán. -Me parece una locura. La carta dice que todavía no eligió a su capitán. Yo le mandé un mensaje a Corcho (Fernández Lobbe) y le dije que tenía mi renuncia a su disposición. Me parecía lo correcto. Me parece una locura que hoy esté en duda la capitanía de Corcho. Creo que es el líder natural y el capitán de los Pumas. -Algunos especularon que hablaste públicamente porque no te dieron la capitanía... -Nunca fue un objetivo ser capitán de los Pumas. -¿Crees que tendrás otra oportunidad en la selección? -A mí me encantaría jugar el Mundial de 2015. Falta mucho, sería una oportunidad espectacular, no sólo por los posibles rivales, porque somos la Argentina y todos los partidos son duros. También por la oportunidad de jugar otra Copa del Mundo y por todo lo que representa. -Hourcade adelantó que los que no fueron convocados para Pensacola pueden ser tenidos en cuenta. ¿Jugarías el Rugby Championship? -Es muy complicado. Mi prioridad son los Pumas, pero al no estar tomé el compromiso con el club. Para este Championship lo veo muy difícil porque ya me he comunicado con Guy Novès y William Servat [entrenadores de Toulouse] avisando que no iba a jugar en el Cuatro Naciones; sería una falta de respeto. Ya di mi palabra y no la voy a cambiar.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.