Jaguares-Lions: buen juego, cinco tries y una gran victoria en el debut en el Súper Rugby 2020

El festejo con Tute Moroni, que marcó dos de los tries de la franquicia argentina
El festejo con Tute Moroni, que marcó dos de los tries de la franquicia argentina Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
(0)
1 de febrero de 2020  • 22:08

No podía ser mejor el punto de partida para este nuevo desafío de Jaguares en el Súper Rugby. En el debut, en la cancha de Vélez, el subcampeón 2019 se impuso a los Lions sudafricanos por 38-8, validando su condición de animador de la competencia.

El desarrollo fue equilibrado hasta los 10 minutos de la segunda etapa, ya que hasta ahí la ventaja para la franquicia argentina era exigua (10-8). Apostó al ataque, minó la resistencia rival y encontró los caminos al try. El conjunto dirigido por Gonzalo Quesada consiguió cinco, que le permitieron, además, obtener punto bonus. Los autores de los tries fueron Matías Moroni, en dos ocasiones; Domingo Miotti, Javier Ortega Desio y Agustín Creevy.

Uno o máximo dos embates con los forwards y la pelota ya está en las manos del apertura. A partir de allí, múltiples opciones para atacar, desde distintos flancos y ángulos. Jaguares inicio la defensa del subcampeonato con una cara remozada, más fresca, más ofensiva, más dinámica y peligrosa que en la exitosa campaña de 2019. Lanzado al ataque y con precisión, el equipo de Gonzalo Quesada fue letal y mostró una nueva cara que ilusiona con volver a ser protagonista.

El resumen del partido

Luego de un inconexo e indisciplinado primer tiempo, Jaguares logró hacer sintonía en la segunda mitad y consiguió trasladar al juego y al marcador el nuevo sistema de juego implementado por Quesada, que propone mayor vértigo y, en consecuencia, resulta más atractivo.

La felicidad de Moroni tras vulnerar el ingoal de Lions
La felicidad de Moroni tras vulnerar el ingoal de Lions Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

Cabe hacer la salvedad, antes de entrar en el exitismo, que este equipo de Lions que pisó la cancha de Vélez está muy lejos de ser el que alcanzó tres finales seguidas entre 2016 y 2018. Es un equipo joven, con pocas figuras establecidas (el veterano Jannie du Plessis y el inconsistente Elton Jantjies) y que apuesta al poderío de sus forwards. Neutralizada esta amenaza (una de las incógnitas era cómo respondería el pack sin Matera ni Lavanini, y lo hizo con gran eficiencia), Jaguares tuvo aire para desplegar su juego. La defensa, en una continuidad de lo hecho en 2019, fue altamente agresiva y efectiva (91% de eficiencia en tackles según Opta).

Luego de perder el primer scrum al minuto por un penal en contra, la formación, uno de los aspectos más problemáticos de la campaña pasada, fue mejorando paulatinamente y hasta termió dominando a los sudafricanos y forzando penales. El maul, una de las principales armas de los Lions, fue altamente efectivo tanto en defensa como en ataque.

El primer festejo llegó merced a esa formación, cuando a los 10 minutos Domingo Miotti, que reemplazó temprano en el partido a un golpeado Joaquín Díaz Bonilla, quebró la última línea defensiva luego de un muy buen maul en ataque. El asedio continuó, pero también los errores. Una pelota perdida en el contacto en pleno ataque resultó en una contra letal de Lions: el octavo Len Massyn corrió 60 metros por el lado ciego y asistió a Andre Warner para poner en ventaja a los visitantes (8-7).

Luego de un par de oportunidades desperdiciadas (un pass forward de Miotti cuando sobraba gente y un penal por retención de Juan Cruz Mallía tras una gran acción personal), el apertura volvió a poner al frente a los argentinos con un penal y así se fueron al descanso 10-8.

Un segundo tiempo de alto vuelo

Matías Moroni fue desequilibrante: apoyó dos veces en el ingoal del conjunto sudafricano
Matías Moroni fue desequilibrante: apoyó dos veces en el ingoal del conjunto sudafricano Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

En la segunda mitad, en cambio, Jaguares empezó a conectarse con precisión y pudo plasmar plenamente sus intenciones. Un genial pase plano de Mallía, el mejor de los argentinos, lanzó al espacio a Matías Moroni y amplió la diferencia. Minutos más tarde, tras gran jugada de varias fases muy veloces, nuevamente Moroni cruzó el in-goal y estiró todavía más la ventaja; Tute parece estar definido como segundo centro y no como wing, puesto que ocupó con mayor asiduidad en 2019 tanto en la franquicia como en el seleccionado. Fue, sin dudas, uno de los más destacados. Faltando un cuarto, Jaguares ganaba 24-8. A los 68, Javier Ortega Desio coronó una buena combinación entre Miotti y Emiliano Boffelli, try que significó el punto bonus. Otra jugada de line y maul que rubricó Agustín Creevy, luego de una pelota recuperada en el scrum, estableció la diferencia definitiva.

Para destacar, también, las buenas actuaciones de los jugadores que en 2019 no habían tenido tanto rodaje: al mencionado Mallía se debe agregar la buena tarea de Miotti, especialmente con el pie y autor de 18 puntos, el despliegue de Francisco Gorrissen y la lo incisivo que estuvo Santiago Carreras. Los jóvenes pero experimentados Marcos Kremer y Emiliano Boffelli también se destacaron.

El próximo sábado será Hurricanes quien visite el estadio de Vélez. Un rival en los papeles más peligroso, aunque viene de perder 27-0 ante Stormers. Jaguares, por su parte, llegará con más rodaje, sin los nervios propios del debut y muchas conclusiones positivas sobres las que construir. La renovada versión de Jaguares 2020 está en marcha.

La síntesis

Jaguares 38: Santiago Carreras; Bautista Delguy, Matías Moroni, Juan Cruz Mallía y Emiliano Boffelli; Joaquín Díaz Bonilla y Tomás Cubelli (c); Marcos Kremer, Tomás Lezana y Francisco Gorrissen; Lucas Paulos y Guido Petti Pagadizábal; Santiago Medrano, Julián Montoya y Mayco Vivas.

  • Entrenador: Gonzalo Quesada.
  • Cambios: PT 5m, Domingo Miotti por Díaz Bonilla. ST 17m, Agustín Creevy por Montoya, Nahuel Tetaz Chaparro por Vivas, Joel Sclavi por Medrano y Rodrigo Bruni por Lezana; 20, Matías Orlando por Mallía; 24, Felipe Ezcurra por Cubelli; 26, Javier Ortega Desio por Gorrissen.

Lions 8: Tiaan Swanepoel; Tyrone Green, Duncan Matthews, Dan Kriel y Courtnall Skosan; Elton Jantjies y Andre Warner; Vincente Tshituka, Len Massyn y Marnus Schoeman; Marvin Orie y Ruben Schoeman; Jannie du Plessis, Pieter Jansen y Dylon Smith.

  • Entrenador: Ivan van Rooney.
  • Cambios: PT 5m, Manuel Rass por Kriel (temporario). ST 9m, Carlu Sadie por Du Plessis; 10, Morne van der Berg por Warner; 13, Wilhelm van der Sluys por R. Schoeman; 17, Jan-Henning Campher por Jansen y Sti Sithole por Smith; 20, Rass por Swanepoel; 28, Ruan Vermaak por Orie; 32, Hacjivah Dayimani por Massyn.

Puntos

  • PT: 10m, gol de Miotti por try de él mismo (J); 18, penal de Jantjies (L); 21, try de Warner (L); 27, penal de Miotti (J).
  • ST: 10, 19, 29 y 34, goles de Miotti por tries de Moroni (2), Ortega Desio y Creevy (J).
  • Amonestado: 6m, Kremer (J).
  • Árbitro: Rasta Rasivhenge (Sudáfrica).

  • Cancha: estadio José Amalfitani, Buenos Aires.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.