La armada de Kenya trabaja en equipo para vencer a Mo Farah

Tanui y Kipsang, detrás de Mo Farah; en Kenya no quieren que se repita esta imagen
Tanui y Kipsang, detrás de Mo Farah; en Kenya no quieren que se repita esta imagen
A poco de iniciarse el campeonato del mundo de atletismo en Pekín, el país africano quiere destronar al monarca olímpico de los 5000 y 10.000 metros
Juan Pablo Calviño
(0)
3 de agosto de 2015  • 18:08

Cada vez falta menos para el Campeonato del Mundo y en Kenya, una de las potencias mundiales en las carreras de fondo, el atletismo es una cuestión de estado. Por ese motivo, Geoffrey Kipsang Kamworor, campeón del mundo en Media Maratón y Cross Country, cree que el trabajo en equipo será la clave para derrotar a Mo Farah en los 10.000 metros de Pekín.

Luego de cronometrar 27:11.89 a más de 1600 msnm, y llevarse el selectivo disputado en Nairobi –con la presencia del presidente de la República en la tribuna como espectador de honor-, formará un trío de lujo para las 25 vueltas junto a Bedan Karoki (27:15.33), y Paul Tanui (27:18.45).

"Creo que entre los tres podemos ganarle a Farah", dijo Kipsang a los medios. "Ahora debemos pensar en una estrategia y ver cómo ayudarnos entre nosotros para asegurarnos el oro y traerlo a casa", agregó.

Kenya no vence en los 10.000 metros desde el Mundial de 2001 cuando Charles Kamathi se llevó el primer puesto en Edmonton, y tan sólo lo había ganado en otras dos oportunidades: Paul Koech, en 1987, y Moses Tanui, en 1991.

"Obtener el título mundial será un momento glorioso para toda nuestra nación. Tenemos el potencial necesario pero para lograrlo deberemos dejar de lado el individualismo y los proyectos personales", agregó Kipsang, de 22 años.

El británico Mo Farah es reconocido como el fondista con el mejor remate del mundo. Bien lo sabe Kipsang que este año se ubicó en tercera posición en el Pre Classic (26:52), mientras que Farah se llevó la victoria.

"Para mí, en esta ocasión, trabajar juntos significa imprimir un ritmo criminal durante toda la prueba para asegurarnos que Farah no tendrá chance de acelerar en los últimos metros", explica el keniata que insiste en que será el primer hombre en arrebatarle la corona al inglés. "Mi experiencia en la calle y el cross será de mucha ayuda. Creo que esa combinación me ha dado velocidad, resistencia y fuerza", insistío.

Por su parte Karoki se concentra en los próximos entrenamientos. "Ahora que ya está definido el equipo llegó el tiempo de volverse aún más rigurosos en las sesiones de entrenamiento y encontrar cuál será la mejor forma de encarar los 10K en Pekin. El Mundial de Cross demostró que el trabajo en equipo es necesario si queremos ir por la victoria. Será un placer trabajar otra vez junto a Kispang", declaró el africano que está perfectas condiciones físicas tras recuperarse de una lesión en el tendón de Aquiles que lo mantuvo alejado de las competencias desde comienzos de año.

Sólo resta aguardar hasta el sábado 22 de agosto para ver si la armada keniata podrá contra Farah, actual medallista de oro, en el 15º Campeonato Mundial en la mítica pista del Nido de Aves de la capital china.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.