Cuál fue la sanción para Kepa, el arquero de Chelsea que se negó a ser reemplazado

Kepa se negó a ser reemplazado por el argentino Wilfredo Caballero
Kepa se negó a ser reemplazado por el argentino Wilfredo Caballero Fuente: LA NACION - Crédito: DPA
(0)
26 de febrero de 2019  • 09:18

La rebeldía del arquero español del Chelsea, Kepa Arrizabalaga, acaparó todas las miradas y le dio un tinte de escándalo a la final de la Copa de Liga ante Manchester City. Ahora por ese comportamiento díscolo, el arquero tendrá que pagar una multa de 195.000 libras –225.000 euros– por desobedecer las órdenes de su entrenador Maurizio Sarri.

En definitiva, el arquero fue multado por su club con el equivalente a una semana de salario por desafiar al técnico Maurizio Sarri y negarse a ser sustituido durante la final ante el conjunto del Kun Agüero, que terminó perdiendo en la definición por penales luego de concluir 0 a 0.

"Hubo un malentendido, pensándolo bien, cometí un error con mi forma de gestionar la situación", dijo Kepa en un comunicado en la página web del Chelsea, en el que se anuncia la multa. El club publicó al mismo tiempo una declaración de Sarri en la que el técnico italiano afirma que ambos hablaron tras la disputa, que tuvo lugar en el tiempo extra del partido, en el que Manchester City ganó en los penales 4-3.

"Pidió perdón a mí, a sus compañeros de equipo y al club", dice Sarri. "Es decisión del club si quieren penalizarlo de acuerdo con las normas del club, pero por mi parte esta cuestión está cerrada", añade.

Ver esta publicación en Instagram

Disgustados y tristes por no podernos llevar el titulo, hemos luchado hasta el final contra un gran equipo. Seguiremos trabajando para ser mas fuerte. También me gustaría aclarar algún hecho del partido de hoy: Lo primero de todo lamento como ha sido el final de la prorroga, quiero decir que en ningún momento ha sido mi intención desobedecer al técnico o ninguna de sus decisiones. Creo que todo ha sido un mal entendido a altas pulsaciones y en el tramo final de un partido por un titulo. El entrenador ha pensado que no estaba en condiciones de seguir y mi intención ha sido expresarle que estaba en buenas condiciones de seguir ayudando al equipo, mientras el cuerpo medico que me había atendido llegaba al banquillo y daba el mensaje. Siento de nuevo la imagen que se ha proyectado, no siendo en ningún caso mi intención dar esta imagen y pidiendo disculpas. Upset and sad for not being able to take the title, we fought until the end against a great team. We will continue working to be stronger. I would also like to clarify some facts of today's match: First of all I regret how the end of the match has been portrayed. At no time has it been my intention to disobey the coach or any of his decisions. I think everything has been misunderstood in the heat of the final part of a match for a title. The coach thought I was not in a position to play on and my intention was to express that I was in good condition to continue helping the team, while the docs that had treated me arrived at the bench to give the message. I feel the image that has been portrayed was not my intention. I have full respect for the coach and his authority.

Una publicación compartida de Kepa Arrizabalaga Revuelta (@kepaarrizabalaga) el

Sarri, que en su momento se enojó y con razón cuando Kepa se negó a ser reemplazado tras ser atendido por los servicios médicos por un problema muscular a tres minutos del final, dijo que se había tratado de un "malentendido". Hubo un malentendido pero Kepa se dio cuenta de que cometió un gran error con la forma en la que reaccionó", señala el técnico.

En agosto del año pasado, el Chelsea le pagó al Athletic una cláusula de rescisión de 80 millones de euros para hacerse de los servicios de Arrizabalaga, lo que lo convirtió en el arquero más caro de la historia al superar el traspaso del brasileño Alisson Becker de la Roma al Liverpool por 72 millones de euros.

Fuente: AFP

"Quería tomarme hoy un momento para pedir perdón completamente y en persona al entrenador, a Willy, a mis compañeros de equipo y al club", dijo Kepa, de 24 años, cuya multa se donará a la fundación del Chelsea.

Una vez terminado el partido, el futbolista se manifestó en su cuenta de Twitter para explicar la situación que vivió con su entrenador: "Lamento cómo ha sido el final de la prórroga. Quiero decir que en ningún momento ha sido mi intención desobedecer al técnico o ninguna de sus decisiones. Creo que ha sido un malentendido (...) El entrenador ha pensado que no estaba en condiciones de seguir y mi intención ha sido expresarle que estaba en buenas condiciones, mientras el cuerpo médico que me había atendido llegaba al banquillo y daba el mensaje. Siento la imagen que se ha proyectado", se lee en el comunicado del arquero.

"Aprenderé de este episodio y aceptaré cualquier castigo o penalización que el club considere apropiada", añadió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.