San Luis celebró en el clásico con el poder de sus forwards y el regreso de un emblema

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Joaquín Sánchez
(0)
6 de julio de 2019  • 22:54

Los Maristas vencieron con justicia gracias a la tarea de sus delanteros en el segundo tiempo. Manuel Gnecco, que volvía tras una grave lesión, se vistió de héroe para quedarse con un duelo que dejó golpeados anímicamente a los Canarios.

El clásico platense número 56 se empezó a inclinar promediando el segundo tiempo, cuando desde el banco de suplentes llegó la energía de los delanteros de recambio, quienes fueron clave para volcar el duelo a favor del local. Entre ellos había un ingreso especial, el de Manuel Gnecco. Capitán y referente del plantel, el tercera línea regresaba luego de una rotura de ligamentos en su rodilla derecha que no le había permitido disputar las semifinales del Top 12 de la URBA del año pasado. Y, como en la típica historia de película, se vistió de héroe: recibió a toda velocidad el pase preciso del debutante Ignacio Casteglione, se filtró entre la marca rival para zambullirse en el ingoal, asegurar la victoria de su equipo, desahogarse con un grito y fundirse en un abrazo con su gente.

"Desde que me rompí soñaba con la vuelta; son lesiones que te duelen como deportista, pero me estuve preparando de la cabeza para este momento, la verdad que no esperaba que fuera así, consiguiendo un try importante en el clásico", contó el Mono emocionado, mientras se abrazaba con su hermano Franco, quien tuvo que salir antes por una lesión en el hombro, y con su padre Enrique, exjugador marista.

Antes de esa trascendental conquista que representó el 26-12 que prácticamente selló la victoria azulgrana, los primeros cuarenta minutos habían mostrado una gran paridad, con ambos equipos tomando poco riesgos y tratando de sacar rédito de las fallas rivales; en ese desarrollo, La Plata fue más eficiente al capitalizar una distracción del conjunto local en la última jugada de esa etapa, para romper el empate 7-7 con la anotación del wing Isidro Iassi, quien le ganó en velocidad a Facundo Cúcolo.

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Estaba claro que el equipo que dominara la batalla de los forwards se llevaría el partido. Y fue así nomás. San Luis revitalizó su pack con las variantes, y a partir de ahí llegó primero la anotación del medio scrum Martín Aereboe al aprovechar la distracción de la marca rival, y luego fue el ingresado Federico Wegrzyn -también regresaba de una lesión en una de sus rodillas-, que pese a su físico imponente logró filtrarse como si fuera un ágil wing derecho para aprovechar el callejón libre que le dejaron.

Los tres tries consecutivos resultaron un mazazo imposible de revertir para el flojo momento anímico que vive La Plata. Los Canarios recién pudieron reaccionar en el cierre para rescatar un punto bonus que fue solo un consuelo en su pelea por mantenerse en el Top 12, luego de ascender en 2018.

Del otro lado, el local era la contracara: todo felicidad. Pudieron tomarse revancha de la derrota en Gonnet de la primera ronda y lo celebraron con el numeroso público en el barrio de La Cumbre. "Fue un triunfo importantísimo para empezar a acercarnos a la punta, e ir por el primer objetivo que es tratar de clasificarnos a las semifinales. Ganarle al clásico rival, en casa y de la forma que lo conseguimos es un envión anímico para los partidos que nos quedan", dijo del chubutense Wegrzyn, que representa el espíritu de este San Luis que quiere volver a ser el que fue

SÍNTESIS

San Luis 26: Ignacio Aguilar; Robertino Fileni, Gonzalo Molina Ferrer, Facundo Gibert, Facundo Cúcolo; Felipe Campodónico, Martín Aereboe; Pedro Giannini, Franco Gnecco, Mariano Aguilar; Ricardo Wagner, Ariel Bicerne; Rodrigo Oubiña, Guillermo Lawrie, y Alan Oubiña (c).

Entrenadores: Pablo Caffaro, Luciano Lazzarini, Ignacio Alberto y Emiliano Zannini.

Cambios: segundo tiempo, 6 minutos, Francisco Campodónico por F. Gnecco; 13, Federico Wegrzyn por M. Aguilar; 25, Gastón Giménez por R. Oubiña; 29, Bautista Magliano por Fileni; 35, Manuel Gnecco por A. Oubiña; 39, Ignacio Castiglione -debut- por Aereboe.

La Plata 19: Pedro Duro; Isidro Iassi, Agustín Addiechi, Fermín Incháurregui, Manuel Gallo; Pedro Mercerat, Juan Pedro Piñeiro; Guillermo Roán (c), Juan Rico, Pedro Del Torno; Tomás Ostrofsky, Manuel Dacal; Ariel del Cerro, Iván Turdo, y Blas Masciadro.

Entrenadores: Dimas Suffern Quirno, Francisco Albarracín, Antonio Mazzoni y José Manuel Roán.

Cambios: segundo tiempo, 2 minutos, Tomás Marcucci por Gallo; 4, Carlos Mendieta por Del Torno; 30, Francisco Suárez Folch por Dacal; 35, Jeremías Chicherquia por Del Cerro; 36, Manuel García Mónaco por Piñeiro.

Primer tiempo: 24 minutos, gol de Felipe Campodónico por try de Wagner; 31, gol de Mercerat por try de Rico; 43, try de Iassi. Resultado parcial: San Luis 7 - La Plata 12.

Segundo tiempo: 20 minutos, gol de Felipe Campodónico por try de Aereboe; 31, try de Wegrzyn; 44, Gol de Felipe Campodónico por try de M. Gnecco; 46, gol de Mercerat por try de Rico.

Amonestados: Primer tiempo, 2 minutos, Fileni. Segundo tiempo, 20 minutos, Masciadro.

Árbitro: Tomás Bertazza.

Cancha: San Luis.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.