SIC: reinventarse luego de conocer las profundidades

El equipo de Boulogne, último del Top 14 en 2015, se replanteó su sistema y recurre más a la cantera, la unidad y un juego más integral
(0)
25 de marzo de 2017  

Fuente: LA NACION

Desde hace unos años el SIC no logra un título, sea en el torneo de la URBA (2011) como en el Nacional de Clubes (2008), pero lo que intenta por estos días no es un campeonato a como dé lugar sino terminar de fundar bases sólidas para construir futuro luego de caer varios escalones. Un incentivo fue el 38-24 de ayer sobre Tucumán Rugby en Boulogne, por la tercera fecha del Nacional de Clubes.

No fueron años sencillos, ya que luego de una debacle (quedó último en el Top 14 de 2015) y el alejamiento de Gonzalo Longo y Diego Albanese en la dirección técnica, los jugadores emprendieron por su cuenta una dura postemporada y pidieron a la comisión directiva cambios profundos, específicamente el fin de los individualismos y una comunicación fluida entre los entrenadores principales y los de las categorías formativas. Reclamaron, en definitiva, que todo el club estuviera en sintonía para volver a ser. Y hoy, teniendo todos en claro un objetivo común, ya se vislumbra luz al final del túnel.

"Lo más importante es olvidarse de los resultados y volver a tener protagonismo. Hay que retomar la cultura y volver a las fuentes", sostuvo Marcelo Loffreda, histórico del SIC y ex seleccionador de los Pumas. "Se dejó de prestar atención a las divisiones juveniles. Tal vez por la vorágine de estos tiempos, los encargados del rugby del SIC -y me incluyo- no pusimos el foco en lo básico", explicó.

Luego de un replanteo casi existencial de su rugby, el SIC recobró su esencia y sus convicciones. La prueba es que los jóvenes talentos se adaptan mucho más rápidamente a la estructura dirigida por Martín Cerioni, Santiago González Bonorino y Martín Schusterman. Y al lado de históricos, como el apertura Benjamín Madero, el medio-scrum Lucas Alcácer y el hooker Francisco Piccinini, ya empiezan a despegar el fullback Gastón Arias y el centro Santos Rubio.

Hay convicción, buen juego y optimismo en el SIC, como sostuvo Alcácer tras el triunfo de ayer: "El año pasado fue muy positivo y sobre esa base sólida hay que construir ahora. Estamos unidos comisión, entrenadores y jugadores. Tocamos fondo hace un par de años, pero ahora estamos bien y hay que seguir por este camino".

"Empezamos a pasarnos más la pelota, el pack es más protagonista y los wings están definiendo. Estamos abriendo la pelota y agregando opciones. Va a ser difícil sacarnos nuestro sistema", comentó Madero, ausente en la caída frente a Duendes (segunda jornada) por el nacimiento de Francisca. "Hay que rotar. No se puede jugar con 15 o 20 tipos todo un año", agregó respecto de la nueva política de incluir más productos de la cantera.

"Desde hace varios años venimos generando plantel y no equipo. No sólo son los 15 que entran a la cancha sino 20 o 25 los que están bien. Los resultados están apareciendo", expresó Arias, que ayer brilló ante un Tucumán que llegó media hora tarde a Boulogne ya que el plantel del ex puma Julio Farías fue trasladado erróneamente al CASI.

"Estamos tirando todos para el mismo lado y con actitud durante los 80 minutos. Nos propusimos levantar el nivel a largo plazo y no importa si los resultados no se dan pronto", cerró el fullback.

El SIC quiere volver a ser. Y mientras trabaja en ello, ya vislumbra señales de recuperación del protagonismo perdido.

En el otro partido de la jornada del viernes feriado, Hindú derrotó como visitante a Duendes por 38-20. La fecha continuará jugándose este sábado con el partido Belgrano Athletic-Huirapuca (Tucumán), a partir de las 16.10, con el arbitraje de Jason Mola.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.