Stéphanie Frappart, la primera mujer en dirigir una final masculina de la UEFA: "No tengo miedo"

Stéphanie Frappart se entrena junto al cuarto arbitro, Cuneyt Cakir.
Stéphanie Frappart se entrena junto al cuarto arbitro, Cuneyt Cakir. Fuente: Reuters
Alberto Cantore
(0)
14 de agosto de 2019  • 13:57

Es una jornada muy especial para el fútbol. La final de la Supercopa de Europa se convertirá en un partido histórico. Por primera vez, una mujer dirigirá una final masculina de competición de la UEFA. La francesa Stéphanie Frappart, designada para arbitrar el juego que protagonizarán Liverpool, campeón de la Champions League, y Chelsea, que obtuvo la Europa League, suma capítulos de ensueño en 2019.

El encuentro, desde las 16, en el estadio de Besiktas, en Estambul, Turquía, se suma a la final que disputaron los Estados Unidos y Holanda, por el Mundial Femenino y que también la tuvo como jueza principal. "Tenemos que demostrarnos que técnicamente y físicamente somos como los hombres. No tengo miedo. Nada cambió, soy quizás un poco más famosa", dijo, distendida, quien será asistida por su compatriota Manuela Nicolosi y la irlandesa Michelle O'Neill, la misma terna que condujo el partido que consagró a las estadounidenses en Lyon; el cuarto árbitro será el turco Cuneyt Cakir.

La francesa Stephanie Frappart, protagonista de un partido histórico.
La francesa Stephanie Frappart, protagonista de un partido histórico. Fuente: Reuters

La designación se comunicó el 2 de agosto pasado, cuando Frappart estaba en Zagreb, Croacia, realizando un curso de árbitros de la UEFA. Una decisión que marcará un antes y un después en el fútbol mundial, una acción con la que el organismo europeo intenta fomentar y ensayar una apertura, la que tuvo su primer paso con la suiza Nicole Petignat, que dirigió tres partidos de la etapa de clasificación de la Champions League, entre 2004 y 2009.

"Es un paso más en la dirección adecuada", comentó Frank Lampard, el director técnico de Chelsea, una leyenda del equipo de Stamford Bridge. Mas histriónico, ya un sello distintivo, fue el alemán Jürgen Klopp, entrenador de Liverpool: "Creo que ya era hora. Bibiana Steinhaus lo ha estado haciendo en Alemania y estoy muy contento de que podamos ser parte de un momento histórico. Es la primera, es especial, pero espero que no sea la última vez. Mostraré mi mejor cara si es posible, de lo contrario mi madre se enfadará".

Ocho años atrás, la FIFA la había establecido dentro del staff de juezas internacionales. En 2012, dirigió la final del Campeonato Femenino de Europa Sub 19. De 35 años, nacida en el departamento francés de Valle del Oise, Frappart fue, en 2014, la primera mujer en dirigir partidos masculinos en Ligue 2. A partir de entonces forma parte de la elite: dirigió el Mundial Femenino 2015 y el campeonato de Europa 2017; el recorrido la recordará al igual que la germana Steinhaus, la primera en ser designada en un juego de la Bundesliga, y de la francesa Nelly Viennot, que fue la primera asistente en la Ligue 1.

Frappart se convirtió en una pionera absoluta al lograr ser la primera árbitro principal en la Ligue 1. En abril pasado, fue designada para el juego entre Amiens y Estrasburgo, que terminó 0-0; al mes siguiente dirigió otro empate, esta vez 1-1, entre Niza y Nantes. En julio recibió la comunicación que sería parte de la nómina de árbitros permanentes para la temporada que empezó el fin de semana pasado.

Los cuatro árbitros a cargo de la final de la Supercopa de Europa: la asistente Manuela Nicolosi, el cuarto árbitro Cuneyt Cakir, la francesa Stephanie Frapparty la asistente Michelle O´Neill.
Los cuatro árbitros a cargo de la final de la Supercopa de Europa: la asistente Manuela Nicolosi, el cuarto árbitro Cuneyt Cakir, la francesa Stephanie Frapparty la asistente Michelle O´Neill. Fuente: Reuters

"Hace varios años que prueba que es una de las mejores mujeres en arbitrar, no solo en la escena europea, sino también a escala mundial", fue el reconocimiento del italiano Roberto Rosetti, responsable jefe del arbirtaje de la UEFA. "Es capaz de dirigir partidos de altísimo nivel, como lo demostró en la final de la Copa del Mundo en Francia. El partido en Estambul le aportará más experiencia", agregó el turinés, de 51 años, que arbitró en los mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

El infierno de Estambul otra vez recibirá una definición de un campeonato de la UEFA. En 2005 fue el escenario de la remontada histórica con la que Liverpool obtuvo la Champions League ante Milan, ahora será el lugar donde una terna arbitral femenina será la encargada de dirigir la Supercopa de Europa que dirimirán dos clubes ingleses: Liverpool y Chelsea.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.