TC: después del receso nada cambió y Ford dominó en Rafaela con Gianini

(0)
27 de julio de 2018  • 21:21

RAFAELA.– "Antes éramos favoritos, ahora que la chicana 1 es más lenta no tenemos esa supremacía en este circuito", comentó Jonatan Castellano , sobre las posibilidades de Dodge en el Templo de la Velocidad. La primera prueba de clasificación del Turismo Carretera en el autódromo rafaelino, en la denominada Carrera del Millón, ratifica el pensamiento del piloto de Lobería y puntero del campeonato: Julián Santero, que señaló el noveno mejor registro, se presentó, en una pista fría, como el mejor usuario de la marca. El dominio en la planilla de los tiempos lo exhibió Ford, con el poleman Juan Pablo Gianini , que clavó el cronómetro en 1m26s694/1000 y lo secundaron otros dos defensores del Óvalo: el uruguayo Mauricio Lambiris , a 83/100, y el sorprendente Lionel Ugalde, a 87/100. El predominio ofreció diferentes lecturas de parte de los rivales, aunque entre tantos retoques que el departamento Técnico de la categoría impuso en el año, tres en siete fechas, Ford pasó de no ganar durante ocho meses a treparse a lo más alto del podio en las dos últimas carreras –victorias de Mariano Werner en Concepción del Uruguay y Emanuel Moriatis en Termas de Río Hondo, tras la exclusión de Juan Manuel Silva– y a adueñarse de la pole en la mitad de las ocho fechas de 2018: Matías Rossi , en Concepción del Uruguay y Concordia; Lambiris, en Posadas.

"Sacamos muy buenas conclusiones en las pruebas que realizamos en Olavarría antes de venir y el auto se mostró bien apenas lo pusimos en la pista: en los entrenamientos quedamos cuartos. Para la clasificación lo descargamos [sin deflector y sin el spliter de 80mm] y logramos el mejor resultado. Es una alegría muy grande, se refleja en que aprovechamos los días de ensayos. No sé si tenemos mucho más para mejorar", relató Gianini, de 39 años, que participa con una estructura propia. "Aproveché un poco que Rossi y Moriatis me cortaron el viento. No fue una ayuda gigantesca, pero me sirvió. No creo que de "tirar" solo hubiera logrado el mejor tiempo", agregó quien en sus inicios fue motociclista y que en 2003, en su segunda temporada en TC, logró en el autódromo de Nueve de Julio el primero de sus dos triunfos en la categoría; para el restante festejo debió esperar ocho años, y lo celebró en Río Gallegos.Son ocho las temporadas que pasaron desde esa última victoria. En la visita de 2017, el saltense completó el podio, detrás de Emiliano Spataro (Torino) y Esteban Gini (Chevrolet). Rafaela le sienta bien.

Décimo en el campeonato, con 151,5 puntos, robustecer la posición en el torneo, cuando restan tres fechas para que el corte rumbo a la Copa de Oro, el mini torneo del que participan los mejores 12 de la etapa regular y que consagra al monarca, es la prioridad para Gianini, aunque el premio económico que ofrece la tercera de las cuatro carreras denominadas especiales que tiene el TC en 2018 es un factor interesante. "Obviamente que el millón de pesos incentiva", dice, con una sonrisa pícara en su rostro, el propietario del JPG Racing.

Gianini salió a clasificar en el último de los cuatro turnos y desbancó a Lambiris, que pretende escribir por primera vez su nombre entre los ganadores de TC. El uruguayo marcha 12º en el campeonato y es el único de los tres pilotos que recibe asistencia del Martínez Competición que, en este momento, ingresa en la Copa de Oro. El premio económico no es el mayor desafío para el charrúa, sino la gloria deportiva: cinco triunfos en series y la misma cantidad de podios en 53 carreras reflejan las estadísticas, aunque nunca ganó una final. A quien sí le preocupa al aspecto monetario tanto como el resultado en la pista es Ugalde. El marplatense no lo hizo público, pero es muy compleja su presencia en los Mil Kilómetros de Buenos Aires por cuestiones de presupuesto. El dato que invita a imaginar que se ausentará es que no hay ningún piloto invitado confirmado para la carrera en el autódromo Oscar y Juan Gálvez. "Es un gasto muy fuerte para Buenos Aires y vengo de dos accidentes en los que el auto quedó muy golpeado", admite el marplatense.

Chevrolet y Tornino miran con recelo

El recelo por la supremacía de Ford no es el mismo, según las confesiones de quienes son usuarios de Torino y de Chevrolet. En 2017, con la victoria de Spataro, Torino quebró los dos éxitos de Ford, logrados por el Gurí Martínez y Mariano Werner . La marca no sufrió retoques técnicos de consideración, pero no se enseña dominante como el año pasado, a pesar de la victoria de Facundo Ardusso en Posadas. "No estamos rápidos en el tránsito de los curvones", admitió el parejense. "Parece que a algunos les cayó bien todos estos cambios", apuntó con más crudeza Spataro, mientras en el box del Renault Torino Team observaban en los monitores que Ford se adueñaba de los tres mejores tiempos, pero también posicionó a Nicolás Bonelli quinto –hizo la pole en 2017- y a Matías Rossi en el 7mo puesto. Carlos Okulovich, 8vo, fue el mejor representante de Torino.

Diferente fue la apreciación de Alberto Canapino, preparador del Chevrolet de su hijo Agustín, campeón vigente del TC y que se clasifico 6to. "Va a ser un veranito", dijo el arrecifeño. Su frase tuvo sustento en la tarea de Juan José Ebarlín, que desde esta carrera tiene motores de Rody Agut, y fue 4to (hizo el mejor tiempo en los entrenamientos), aunque el mejor tercer usuario de la marca es José Manuel Urcera, 15to.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.