Abierto de Australia: Roger Federer y Rafael Nadal juegan en horarios amigables porque el mercado manda