Del cricket a campeona de Roland Garros: la increíble historia de la australiana Ashleigh Barty

French Open Grand Slam
  • 6
  • 6
  • -
Ashleigh Barty AUS
  • 1
  • 3
  • -
Marketa Vondrousova CZE
José Luis Domínguez
(0)
8 de junio de 2019  • 13:08

PARIS - Como en un cuento de hadas, como en un sueño, la última pelota de la final femenina de Roland Garros quedó flotando en el aire tras un impacto corto; Ashleigh Barty fue a buscar la consagración y sentenció con un smash que la consagró como nueva campeona del abierto francés y flamante ganadora de un Grand Slam. Un logro inesperado de esta jugadora de 23 años, nacida en Queensland, Australia, que había dejado de lado las raquetas para jugar al cricket, y regresó al tenis para festejar a lo grande y ser, desde el lunes próximo, la número 2 del mundo.

Barty, que había llegado como 8ª del ranking a este torneo, le ganó con holgura el match decisivo a la joven checa Marketa Vondrousova (38ª) por 6-1 y 6-3, en una hora y 10 minutos, y de inmediato recibió el premio mayor de manos de la legendaria Chris Evert, múltiple campeona en París.

Para Barty, se trató apenas de su quinto trofeo como profesional. Antes de conquistar Roland Garros había conquistado los torneos de Miami (2019), Nottingham y Zhuhai (2018), y Kuala Lumpur (2017)

Barty empezó a jugar al tenis a los 5 años, con el impulso de sus padres Robert y Josie; comenzó su carrera profesional en 2012, en el circuito ITF, pero después del US Open 2014, decepcionada con los resultados, decidió tomarse un respiro y dejar el tenis. Durante poco más de una temporada participó del equipo de cricket femenino Brisbane Heat en la liga Big Bash de su país, y le había ido bastante bien. Pero regresó al universo de las raquetas en 2017, como la número 623 del ranking. De a poco, comenzó a remontar su camino.

La australiana se convirtió así en la sucesora de Margaret Court, la última campeona de ese país ganadora en Roland Garros, en 1973. Curiosamente, antes de esta temporada sólo había llegado a la segunda rueda en 2013 y 2018 como mejores resultados previos sobre la tierra batida parisina. En esta temporada, además de obtener el título del Miami Open, Barty fue finalista en Sydney.

Australias Ashleigh Barty kisses the trophy Suzanne Lenglen after winning against Czech Republics Marketa Vondrousova at the end of the womens singles final match on day fourteen of The Roland Garros 2019 French Open tennis tournament in Paris on June 8, 2019. (Photo by Philippe LOPEZ / AFP)
Australias Ashleigh Barty kisses the trophy Suzanne Lenglen after winning against Czech Republics Marketa Vondrousova at the end of the womens singles final match on day fourteen of The Roland Garros 2019 French Open tennis tournament in Paris on June 8, 2019. (Photo by Philippe LOPEZ / AFP) Fuente: AFP - Crédito: Philippe Lopez

Dentro de un Roland Garros particular, en el que las grandes favoritas fueron eliminadas más temprano de lo esperado, Barty se mantuvo como la única Top 10 hasta el final. Previamente, sólo había ganado el US Open 2018 en dobles junto a la estadounidense Coco Vandeweghe y había sido finalista en dobles en París junto a su compatriota Casey Dellacqua, en 2017. Nada demasiado relevante hasta esta consagración meteórica.

La australiana tuvo una final tranquila en el inmenso Philippe Chatrier, con un primer set que resolvió en menos de media hora. Quebró pronto también en el arranque del segundo parcial y poco a poco se encaminó hacia una victoria sencilla; en el noveno game, en el primer match-point, consiguió cerrar la final y quedarse con el anhelado trofeo parisino.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.