Dave Miley, candidato a presidente de la ITF: "El tenis está fragmentado, hay peleas y el deporte no crece"

Dave Miley, uno de los candidatos a presidente de la Federación Internacional de Tenis, estuvo en Buenos Aires.
Dave Miley, uno de los candidatos a presidente de la Federación Internacional de Tenis, estuvo en Buenos Aires. Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Sebastián Torok
(0)
24 de septiembre de 2019  • 10:48

El presidente y catorce miembros de la junta directiva de la Federación Internacional de Tenis (ITF) serán elegidos para el período 2019-2023 en la Asamblea General Anual, el viernes próximo, en Lisboa. Será una votación muy trascendente, con delegados de 156 naciones (cifra récord) y muchos condimentos. Habrá cuatro candidatos a la máxima función, a menos de dos meses de las Finales de la Copa Davis en su nuevo formato, uno de los cambios históricos que impulsó el actual titular, el estadounidense Dave Haggerty, quien, en medio de algunos cuestionamientos, buscará la reelección.

Los otros candidatos a la presidencia son Ivo Kaderka (República Checa), Anil Khanna (India) y Dave Miley (Irlanda). Este último, es el señalado por la mayoría como el indicado para tratar de cambiar el rumbo de la ITF, entidad en la que trabajó durante 25 años y en la que fue director de Desarrollo, supervisando un presupuesto anual de US$ 11.000.000. De origen irlandés, nacido en Guayana, criado en Jamaica hasta los 8 años, vive en Gran Bretaña (en el barrio de Wimbledon). Por su trabajo y estudios (tiene dos títulos de negocios y se formó en el sistema universitario estadounidense) visitó más de 150 países y durante los últimos meses viajó muchísimo para comunicar cuáles son sus ideas, tuvo el apoyo de exjugadores (el australiano Pat Cash, el ecuatoriano Andrés Gómez y Javier Frana, entre otros). También estuvo en la Argentina, reunido con Agustín Calleri y Mariano Zabaleta, presidente y vicepresidente de la Asociación Argentina de Tenis (AAT), respectivamente. Le contó, además, su plataforma y proyectos a LA NACION.

Los problemas y la nueva Copa Davis:

"El tenis está fragmentado. Los constituyentes más importantes, la ATP, la ITF, la WTA, los cuatro Grand Slam y los jugadores, no están trabajando juntos, se están peleando y, como resultado, el deporte no está creciendo. Miremos a la ITF: se la ve débil delante de la ATP. En los últimos dos años se han cometido muchos errores. El ITF World Tennis Tour fue un desastre. Gastaron millones de dólares creando un nuevo circuito, dijeron que el viejo era terrible y ahora volvieron a foja cero, pero molestaron a 15.000 jugadores".

"Después, la Copa Davis: estoy contento con el dinero que consiguieron en ITF a partir del contrato con Kosmos (la empresa de Gerard Piqué) para los jugadores y las federaciones, pero el cambio de formato de la competencia no representa al tenis. Todo el mundo sabía que la Davis necesitaba un cambio, pero había otra manera de generar el mismo dinero respetando más las tradiciones. La Copa Davis perdió su espíritu. Hubiera sido mejor esperar más para votar un cambio y discutir en profundidad con las federaciones. No hubo honestidad ni transparencia. Antes de la votación por el cambio de formato dijeron cosas que no eran reales, como que se iba a jugar en septiembre, después del US Open. La fecha de noviembre perjudica a todos. Si hubieran sabido que era en esa fecha, votaban en contra. Si me eligen presidente, respetaré el contrato con Kosmos pero en el corto plazo habrá que buscar un formato que respete la tradición".

Los vaivenes y el consumo de tenis:

"La ITF no tiene que pensar solo en la Copa Davis y en la Fed Cup: tiene que enfocarse en la industria del tenis en general. Quiero que el mercado global, que actualmente es de 22 mil millones de dólares, pase a 45 mil millones en cinco años. Todos l0s niveles tienen que trabajar mejor: tiene que haber más gente jugando, en particular los jóvenes, más gente mirando por TV, más gente comprando equipos. En Estados Unidos, mientras el US Open pasó de generar 150 millones de dólares en ganancias a 300 millones, la participación de jugadores recreativos bajó de 24 millones en 2009 a 16.7 en diez años. Cayó la venta de raquetas y pelotas. En Europa también cayó".

La Copa Davis, desde la mirada de Dave Miley
La Copa Davis, desde la mirada de Dave Miley Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

"Holanda pasó de tener 750.000 personas jugando en forma recreativa a 600.000. Sí está creciendo cada vez más el mercado en Asia y hay que aprovecharlo. Pero el tenis es un producto, queremos que los clientes compren. Cambiaron los estilos de vida, la gente tiene menos tiempo, entonces necesitamos adaptar el tenis a cada nivel. Necesitamos formatos más cortos, que la gente juegue al tenis cuando le venga bien y no cuando les convenga a los clubes. Si la gente que mira tenis tiene 50 años o más, a los sponsors no les interesa. Hay que hacer que los partidos generen una atracción en los jóvenes. Quizás, los Grand Slam pueden comenzar con partidos cortos y hacerse más largos en las semifinales y final".

La ausencia de Federer y Nadal en el futuro:

"Siempre me pregunto cuán preparado está el tenis para ese momento. ¿Quién va a promocionar el tenis? ¿Quién va a tomar el lugar de ellos? Es increíble que todavía sigan jugando. Estoy seguro de que no estamos preparados para la ausencia de Federer y Nadal. Si yo gano, en mis primeros ocho meses haré una cumbre del tenis, con gente especializada de todos los sectores, para pensar ideas y tratar de promover el tenis mucho más. No es complicado".

Un desafío del tenis será cómo disimular las ausencias de Roger Federer y Rafael Nadal cuando se retiren
Un desafío del tenis será cómo disimular las ausencias de Roger Federer y Rafael Nadal cuando se retiren Fuente: Reuters

El individualismo en el deporte:

"Uno de los problemas del tenis es que el ego de la gente es muy grande. Lo que están haciendo ahora es pelearse entre ellos cuando tendríamos que estar peleando juntos contra otras actividades. Es difícil comparar deportes por equipos como el rugby con el tenis, pero lo que sí veo es que podemos aprender de otros deportes. El triatlón, por ejemplo, está creciendo muchísimo. ¿Por qué? Porque hay muchas cosas sociales a su alrededor, atracciones recreativas. En el tenis se juzga el valor de la gente a partir de lo bueno que es".

Disconforme con la gestión Haggerty:

"Que haya tres candidatos a la presidencia, además de Haggerty, quiere decir que las federaciones no están contentas. El directorio actual pensó en lo económico, pensó que si entregaba plata los iban a reelegir, pero la gente es más inteligente que eso. No se trata solo de plata en el tenis: hay una tradición".

Los arreglos de partidos y las apuestas:

"La razón por la cual los jugadores están tentados a tirar partidos es porque pierden mucha plata al jugar en el año. Hay que armar un circuito en el que los jugadores se sientan protegidos, que puedan trabajar mejor. Es inocente pensar que los arreglos de partidos y las apuestas se pueden cortar definitivamente, pero hay que controlar más la integridad del deporte. Quizás haya que interrumpir las apuestas legales un tiempo, no lo sé. Yo pregunté cuánto dinero recibe la ITF de las casas de apuestas por la publicación de los datos, de los resultados en vivo, y no me lo dijeron. Los jugadores dicen que no ven que la ITF haga algo para solucionar el problema y eso es grave. Hay que hacer cosas para que no reciban más amenazas ni para que caigan en esas mafias".

La Argentina y los obstáculos de la región:

"Todo el mundo piensa que la Argentina es un país muy rico y desarrollado en el tenis por el éxito que ha tenido en la cancha, pero económicamente no es así. Lo más alarmante es la falta de competencia combinada con la parte económica. En Europa tenés 280 torneos ITF juniors, pero en Sudamérica solo 35 o 40. Entonces, hay que agregar apoyo a las federaciones en forma inmediata. La competencia es clave para el desarrollo. Pero el sistema está roto. No es correcto que solo 150 jugadores tengan buena vida y el resto no. No es correcto que el jugador que está 400 o 500 en el ranking pierda miles de dólares al año si viaja acompañado por su entrenador. Si la ITF tuviera la oportunidad de hacer algo bueno por los jugadores, como reducir costos, sería fundamental".

Dave Miley trabajó durante 25 años en la ITF; el viernes próximo intentará llegar a la presidencia, en reemplazo de Dave Haggerty.
Dave Miley trabajó durante 25 años en la ITF; el viernes próximo intentará llegar a la presidencia, en reemplazo de Dave Haggerty. Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo

Su impulso y un desafío personal:

"Lo que pasó, después del voto del cambio de formato de la Copa Davis, fue que me contactaron siete federaciones y me dijeron que no les gustaba la dirección de la ITF, que pensaban en mi perfil para presentarme como candidato presidente. Yo pensé que habían llamado a la persona inadecuada. Pero me dijeron: 'Vivis en Londres, sos miembro del All England, todos te conocen, hablás inglés, francés y un poco de español, estuviste en 150 países, trabajaste en ITF 25 años y conocés el tenis muy bien'. Así llegué adonde estoy ahora. Tienen que saber que mi vida no fue fácil, tengo tres hijos y en 2000 murió mi mujer: estábamos desayunando, tuvo un ataque al corazón y murió ahí. Entonces tuve que manejar el departamento de la ITF, pero lo más difícil fue manejar la educación de mis chicos. Lo que no te mata te fortalece, mis chicos ya son grandes, yo ahora tengo 60 años, estoy fuera de la ITF, la amo, vi toda la foto en general y es el momento de mi vida de hacer algo bien. No estoy por el dinero, ni por el ego. Amo el tenis y quiero ayudarlo a mejorar".

Borg antes que Vilas:

"Cuando yo era muy joven mi abuelo jugaba la Copa Davis para Irlanda y muchas veces me llevó a ver jugar al tenis a Tony Roche y a Rod Laver. Ellos fueron mis primeros referentes. Después fue Bjorn Borg; fue increíble. Illie Nastase también me gustaba. ¿Guillermo Vilas? Me gustaba su juego de polvo de ladrillo, pero mi estilo era más de saque y red, entonces me gustaba más Borg. McEnroe era loco, pero bueno para el juego".

Bjorn Borg y una de sus gestas en Wimbledon; el preferido de Miley
Bjorn Borg y una de sus gestas en Wimbledon; el preferido de Miley

A quién apoyará la Asociación Argentina de Tenis:

La Asociación Argentina de Tenis será una de las entidades que votarán. Agustín Calleri y Mariano Zabaleta ya están en Lisboa en representación de la AAT. ¿Qué posición tomarán? ¿Se alinearán detrás de lo que insinúe COSAT (Confederación Sudamericana de Tenis)? ¿Será un voto independiente? ¿Apoyará al "oficialismo" o a la oposición de Haggerty? Calleri le dijo a LA NACION: "Estamos evaluándolo. Estuvimos con Dave (Miley) y la verdad es que es un tipo con mucha experiencia en Desarrollo, sobre todo, y nos gustó mucho. Estamos escuchando a todos los candidatos. ¿Si puede haber una línea de COSAT? No, yo creo que no. Esto es distinto a la votación por la Davis. Pero por supuesto que la idea siempre es movernos en bloque para que seamos más fuertes en la región".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.