David Nalbandian: "El tenis es aún parte de mi vida"

El cordobés palpita sus últimos días como jugador y disfruta de la gran despedida
El cordobés palpita sus últimos días como jugador y disfruta de la gran despedida
José Luis Domínguez
(0)
20 de noviembre de 2013  • 22:24

Todavía carga el raquetero y se entrena, pero sabe que ya cada vez falta menos. David Nalbandian palpita sus últimos días como tenista; alejado ya del circuito, su despedida tendrá un marco acorde, con sendos partidos contra Rafael Nadal, el número 1 del mundo, mañana en el Orfeo Superdomo de Córdoba, y el sábado próximo, en La Rural. En ese predio de Palermo realiza sus últimos ensayos, o lo que le permite ese hombro derecho maltrecho. No habrá más Rey David en las canchas, y el unquillense se encarga de apagar rápido cualquier atisbo de contar con él en la primera rueda de la Copa Davis del año próximo, contra Italia, en Mar del Plata. Ya sabe que su adiós, inconsciente o no, fue en aquel triunfo en dobles contra Francia, en abril pasado.

"Todavía no tengo la sensación de vacío, o de post-tenis, porque me estuve entrenando todos los días; desde luego, con otro ritmo, pero sigo. El tenis es aún parte de mi vida, y me ocupa muchas horas, pero ya estoy con cosas más normales, de la vida cotidiana que uno en la vorágine del tenis no tiene, porque uno está acostumbrado a viajes, hoteles, a estar en países distintos cada semana", cuenta Nalbandian, que hoy, en Santiago, Chile, será parte de otro homenaje, ya que será el rival en la despedida de Nicolás Massú, con quien compartió el circuito casi en simultáneo, y como prólogo de la exhibición entre Rafael Nadal y Novak Djokovic.

En este tiempo de decir adiós, Nalbandian ya ha trazado su balance. Fue número 3 del mundo, ganó un Masters en Shanghai y llegó a la final de Wimbledon, además de dos títulos de Masters 1000; acaso, como cuenta pendiente le quedó la Copa Davis, su gran obsesión. Pero, ahora, David mira por el retrovisor con calma: "Cuando uno es chico quiere tratar de competir y nada más. Si lo pienso fríamente, logré muchísimo más de lo que hubiese imaginado cuando comencé con el tenis. Llegar a ser profesional y jugar en el circuito no es algo que logran todos los tenistas; hay miles en el mundo y no pueden conseguirlo. Yo estoy muy satisfecho con todo lo que hice; por ahí uno se pone objetivos más altos y quizá no los puede cumplir, pero es parte del desafío del día a día. En el tenis no tenés tiempo para disfrutar los triunfos ni lamentar las derrotas, siempre pensás en el día siguiente, en otro torneo, y nunca te imaginás cuándo ni dónde vas a retirarte, es algo que llega con el tiempo".

¿Y la Davis? "No, hoy no pienso en eso, sólo en disfrutar de esta semana y de las cosas cotidianas. Yo agradezco que me insistan con las preguntas sobre el partido con Italia, se ve que quieren que juegue, je, pero en la vida uno cumple etapas; cuando cambian los roles hay que tomar decisiones, y hoy no lo veo con ninguna posibilidad. Me retiré, lo afronté de esa manera, y para jugar la Copa hay que estar preparado, en competencia, no podés entrenar 20 días y jugar. Es imposible. ¿Ser capitán? No lo veo en un futuro cercano; el tiempo me dirá qué hacer más adelante, pero ahora no lo tengo en mente".

También tuvo palabras para la controversia entre Juan Martín del Potro y la Asociación Argentina de Tenis, con la baja del tandilense para el duelo contra Italia a fines de enero: "¿Qué pienso? Soy un ex jugador?...Ja, sí, leí la carta, porque se hizo pública, salió en todos lados, pero no conozco ni los argumentos de uno ni los argumentos del otro como para dar una opinión. Creo que lo más lamentable de toda la situación es que Juan Martín no pueda, o no esté en la primera serie. El resto es un tema de él, de la AAT, del capitán, de los jugadores... es algo que a mí ya no me toca tan de cerca como en otros momentos, habrá que ver cómo se resuelve todo esto".

Para Nalbandian, las polémicas quedan atrás. Vive otro momento, muy especial. "Es un placer contar con Rafa, que venga a la Argentina, que vuelva como el número 1, y enfrentarlo en la despedida son cosas que no pasan todos los días; también tenerlos a Nole y a Pico, es algo único. Con Rafa tenemos una amistad de muchos años; más allá de jugar en contra muchas veces, compartimos varias cosas, entrenamientos, hoteles, comidas, hasta el manager (Carlos Costa); es una excelente persona y como jugador es un crack indiscutible, dentro y fuera de la cancha. Y es un lujo que venga después del año que tuvo, que fue tremendo", dijo sobre el zurdo. Después del fin de semana, Nalbandian empezará otro rumbo; cuidará más a Sossie, su hija de seis meses. "Lo vivo de manera excelente, paso más tiempo en casa y puedo ver cómo crece, que es algo que si estaba en actividad se iba a hacer difícil. Del circuito no extraño mucho; seguro que los viajes, los aeropuertos, eso no. Vivo el simple hecho de estar en casa, aprendiendo a ser padre, disfrutando de las cosas simples que uno se pierde con la vida de tenista. Estoy muy bien así, listo para una despedida espectacular."

Hoy se oficializa la sede del cotejo ante Italia

La AAT debe oficializar hoy ante la Federación Internacional (ITF) la sede para el partido ante Italia, del 31 de enero al 2 de febrero, en polvo de ladrillo. En las últimas horas volvió a cobrar fuerza la posibilidad de que se realice en el Patinódromo de Mar del Plata, en una cancha que se construirá especialmente en ese predio. La Feliz ya había ofrecido el Polideportivo Islas Malvinas, con una superficie dura, pero ante la baja de Del Potro, la AAT optó por una cancha lenta y al aire libre.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.