El día que Marat Safin se enteró de cuántas raquetas rompió en su carrera y el regalo que recibió por esa acción

El ruso Marat Safin, ex número 1 del mundo, al tiempo de retirarse conoció que en su carrera había roto 1055 raquetas.
El ruso Marat Safin, ex número 1 del mundo, al tiempo de retirarse conoció que en su carrera había roto 1055 raquetas. Fuente: AFP
(0)
7 de julio de 2020  • 07:00

El ruso Marat Safin es recordado en el mundo del tenis por su talento, poderosos tiros y fuerte personalidad, por haber alcanzado la cima del ranking en 2000 y ganado dos trofeos de Grand Slam (el US Open de 2000 y el Abierto de Australia de 2005). Sin embargo, también quedó inmortalizado por su temperamento traicionero y por cómo se desquitaba con las raquetas dentro de la cancha.

Hacer añicos las raquetas fue una de las acciones que acompañaron a Safin durante su carrera. Cuando se retiró, en 2009 [NdR: su último partido fue en la segunda ronda del Masters 1000 de París-Bercy ante el tandilense Juan Martín del Potro], lo hizo sin conocer qué cantidad había destrozado, pero se enteró de la cifra gracias a su patrocinador: 1055 raquetas rotas.

La compañía austríaca Head, que se convirtió en el patrocinador de raquetas del moscovita desde 1998, le obsequió una tabla de snowboard con la inscripción "1055", en referencia al número de raquetas rotas.

"Toda mi vida jugué con Head, nunca me dijeron (la cantidad de raquetas dañadas), rompía muchas raquetas desde pequeño, desde el '98 que estoy con ellos, los chicos eran muy tolerantes conmigo. Entonces, al final, es como que dijeron: 'Ok, las que rompa'. Rompía más o menos 80 raquetas por año, o más, muchas por semana", contó Safin, en una entrevista con José Luis Clerc, en ESPN.

Y prosiguió el relato, con una sonrisa: "Me llevaba tan bien con ellos (con la marca que lo auspiciaba) que me dijeron que me querían hacer un regalo y me regalaron una tabla de snowboard, pusieron 1055 y para mí fue una sorpresa porque no sabía cuántas raquetas había roto. Bueno, ahora sé cuántas rompí en mi carrera".

Safin, que habla español en forma fluida a partir de su formación en España, es un personaje que tiene mucho vínculo con la Argentina: es amigo de ex tenistas de nuestro país, como de Sergio Roitman, y varias veces recorrió la Patagonia estando de vacaciones. Además, el mundo del tenis nacional lo recuerda -ingratamente- por su actuación en la final de la Copa Davis 2006 ante el equipo que lideraba David Nalbandian, ganada por Rusia, en Moscú, por 3-2. Safin ganó el último punto, frente a José Acasuso, por 6-3, 3-6, 6-3 y 7-6 (7-5).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.