El equipo argentino de la ex Fed Cup volverá a ser local en el BALTC después de casi 17 años