En su sed de récords, Serena volvió a ser más grande que la rejuvenecida Venus

La final entre las hermanas Williams fue más rica en emoción que en juego; la menor suma 23 títulos de Grand Slam y superó a Steffi Graf
(0)
29 de enero de 2017  

MELBOURNE.- Después de unos años, las crónicas volvieron a hablar de "la menor de las hermanas Williams". Y fue justamente Serena , con su victoria número 23 en torneos de Grand Slam, su séptimo título en el Abierto de Australia , la que evitó que el regreso de Venus al primer plano hablara de algún otro lugar común: "épica". Sin dejar ni una hendija para que su hermana mayor tuviera esperanzas y sin mayor brillo, el resultado final fue 6-4 y 6-4, con lo cual Serena es campeona tras dos semanas sin perder un set.

El desenlace, el desahogo de Serena y la resignación de Venus
El desenlace, el desahogo de Serena y la resignación de Venus Fuente: EFE

Más aún, si había un espacio para el sentimiento fraterno en la más fornida de las Williams, la ambición por recuperar el número 1 del ranking, la recompensa adicional del torneo, que no pudo definir mano a mano con la alemana Angelique Kerber (eliminada en octavos de final por Coco Vandeweghe). "Solía disfrutar viendo a Monica Seles y a Steffi Graf, y amaba ver sacar a Pete [Sampras]", comentó Serena, que en la enumeración de sus comienzos en California se ocupó de mencionar a la notable alemana, a la que ahora supera por un título en el historial de certámenes de Grand Slam, una lista que, con 24 campeonatos, encabeza la australiana Margaret Court, presente en la tribuna presidencial del Rod Laver Arena, viendo a su sucesora quedarse a un paso de su marca. "Es una locura, sabía que tenía la oportunidad de romper el récord, pero no quería hablar de marcas, esto me ayuda a estar tranquila", señaló Williams.

Vista la facilidad con la que Serena, de 35 años, ha caminado en el cuadro de esta edición del Abierto de Australia, parece que alcanzar los 24 grandes no pasará de esta temporada. Su primer título mayor fue el US Open 1999, hace casi 18 años.

"No habría alcanzado los 23 títulos sin tí. De hecho no estaría en ningún sitio, eres la que me motiva, la única razón por la que existen las hermanas Williams. Has completado un regreso increíble", señaló en la entrega de trofeos Serena sobre su hermana, que estuvo fuera del circuito por problemas físicos. "Hoy era todo corazón lo que tenía, únicamente luché. El hecho de que ella sea tan buena lo hizo mucho más difícil", añadió Serena.

"Serena Williams, ésta es mi hermana pequeña, chicos. Has logrado algo asombroso, tu victoria siempre ha sido mi victoria. Creo que lo sabes, estoy muy orgullosa de ti", dijo un minuto antes una emocionada Venus, tras recibir la bandeja de la finalista, un lugar que estaba relegado en sus expectativas y en la de la mayoría, teniendo en cuenta sus 36 años (fue la más longeva de esta versión del Abierto de Australia). La última vez que Venus, número 17 del mundo, había jugado el partido decisivo en un Major fue en 2009.

Más tarde, una ceremonia que demoró cinco meses: la firma que la viste le había diseñado un modelo de zapatilla con el "23" estampado, para celebrar la marca de títulos máximos. "Esos calzados pasaron muchas millas en el aire, son clientes platino", se divirtió Serena, al referirse a las zapatillas que fueron fabricadas para el US Open, en septiempe pasado. "No lo sabía, así que deben haber esperado un rato por este momento". Ella también esperó, y también llegó.

Venus: "Es un gran inicio"

Satisfecha por su juego y orgullosa de su hermana

"No tengo sentimiento raro. Hacía varios años que no jugaba la final de un Grand Slam pero es algo que no se olvida y he jugado bastantes", dijo Venus. "Me gusta ver el nombre Williams en el trofeo. Tomé riesgos, por lo que cometí errores".

AFP

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.