Federer, después de Wimbledon: caravana en Suiza y un poco de tenis antes de su regreso en Cincinnati

Roger Federer, en una conferencia de prensa en Ohio
Roger Federer, en una conferencia de prensa en Ohio Fuente: AFP
(0)
12 de agosto de 2019  • 14:54

Roger Federer padeció, el 14 de julio último, una de las derrotas más angustiantes de su maravillosa carrera tenística. El suizo perdió la final de Wimbledon frente al serbio Novak Djokovic habiendo tenido dos match points con su saque. Desde entonces, el actual número 3 del ranking no volvió a competir: lo hará esta semana, en el Masters 1000 de Cincinnati, certamen que ganó en siete oportunidades. En su regreso al tour, Federer contó que le costó digerir la derrota contra Nole y que al otro día de caer en el All England emprendió unas vacaciones familiares por las montañas de su país: "Fuimos de caravana por Suiza. Me relajé un poco y luego comencé a practicar, primero con ejercicios y luego con tenis".

Federer, tercer cabeza de serie en Cincinnati, debutará en la segunda ronda frente al vencedor del match entre el cordobés Juan Ignacio Londero y el italiano Matteo Berrettini. Pero aquella final perdida en Wimbledon, que hubiera representado su trofeo número 21 de Grand Slam, vuelve una y otra vez. "Miras hacia atrás por unos días mientras te descomprimes de lo que pasó. Pero hay flashbacks de la final, tanto de los buenos como de los malos momentos, cuando vuelves a la cancha a practicar", confesó, según atptour.com, el exnúmero 1 del mundo, que el jueves de la semana pasada cumplió 38 años.

Con tres títulos (Dubai, Miami y Halle) y una marca de 38 victorias y apenas cinco derrotas en la temporada, Federer siente que tiene muchos motivos para celebrar y seguir compitiendo. Sus admiradores, agradecidos. "He sido consistente en todas las superficies (este año volvió a jugar sobre polvo de ladrillo). No he tenido problemas de espalda en dos años y obviamente estoy contento con la recuperación de mi rodilla izquierda (en 2016 sufrió una artroscopia). No sé cuánto tiempo voy a jugar, pero estoy muy contento con mi nivel de juego y eso se nota en los resultados", analizó Federer que, si mantiene el nivel y la velocidad que exhibió en Wimbledon, será -sin dudas- uno de los grandes candidatos para ganar el Abierto de los Estados Unidos, que comenzará el 26 del mes actual.

En Cincinnati, Federer tiene un récord de 46 triunfos y 9 derrotas. Jugó el torneo estadounidense por primera vez en 2000 (perdió en la primera ronda ante el español Francisco Clavet) y recién logró ganar el título en 2005, venciendo a Andy Roddick en la final. El helvético ganó el trofeo de Cincinnati por última vez en 2015. La temporada pasada perdió la definición ante Djokovic, el líder del ranking.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.