Horas decisivas para el futuro de Del Potro: evalúa operarse por la lesión en la rodilla derecha

Del Potro no encuentra una solución para su dolencia en la rodilla
Del Potro no encuentra una solución para su dolencia en la rodilla Fuente: AFP - Crédito: Johannes EISELE
Sebastián Torok
(0)
12 de marzo de 2019  • 21:29

El destino pone a prueba, una vez más, a Juan Martín del Potro . Son horas decisivas para el tenista. Sin competir desde el 22 de febrero pasado, en Delray Beach -se despidió en los cuartos de final-, está evaluando seriamente cómo continuar a partir de las nuevas molestias que sufre en la rodilla derecha (el 11 de octubre último padeció una fractura de rótula de trazo vertical y sin desplazamiento, por la que estuvo 131 días sin competir). Y la cirugía es una opción real. Lógicamente el jugador no quiere volver a pasar por un quirófano (ya lo hizo en cuatro oportunidades por las lesiones ligamentarias de sus muñecas), pero como el "tratamiento de terapia regenerativa" en la rodilla no estaría dando los resultados esperados, la operación es una alternativa muy concreta y, antes del próximo fin de semana, el actual número 5 del ranking mundial anunciará su decisión.

Jorge Batista, especialista en medicina deportiva y referente de Boca Juniors, fue el médico que atendió a Del Potro desde que sufrió la lesión el año pasado frente a Borna Coric, sobre el cemento de Shanghai. Sin embargo, después de que en febrero último, durante el ATP 250 de Delray Beach, el tandilense jugara muy limitado, con evidentes dolores y renqueando, dejó esa opción médica para empezar a consultar a otros doctores, algunos de ellos en los Estados Unidos (uno, incluso, de un equipo de la NBA). Con toda la información sobre la mesa, el jugador de 30 años y entrenado por Sebastián Prieto resolverá pronto cómo seguir. ¿Cuánto tiempo de inactividad le demandaría una nueva cirugía a Del Potro? De cuatro a seis meses, dependiendo de lo que se le haga "técnicamente", según le confirmaron a LA NACION distintos especialistas. Un nuevo ingreso en el quirófano representaría un golpe anímico durísimo para un deportista que ostentó capítulos milagrosos de resiliencia en su carrera, pero que ya no tiene la paciencia de otros momentos.

La pregunta que inmediatamente se hizo el ambiente del tenis fue por qué Del Potro volvió a competir si no se encontraba al cien por ciento. Por qué regresó a los courts del circuito si todavía sentía inestabilidad en la zona golpeada. "Claramente hubo un apuro. En cualquier fractura, para que el callo óseo esté bien hecho y firme como para tolerar el impacto en el deporte de alta competencia, requiere unos seis meses", le afirmó, a LA NACION, un traumatólogo de suma experiencia que prefirió mantener la reserva. Un mal diagnóstico médico es una de las opciones. Aunque la otra razón puede estar vinculada a las hipotéticas presiones y obligaciones que el jugador podría haber sentido sobre un arranque de temporada con certámenes donde debía defender muchos puntos -y donde, además, suelen pagarle buenas garantías económicas-.

La rótula es una pieza muy valiosa de la rodilla. Es "la polea". Por allí pasa todo el esfuerzo del atleta: el freno, la activación, el arranque. "En la zona hay muchas partes blandas que se insertan allí y que le dan estabilidad. Además, Juan Martín es muy alto (oficialmente, 1,98m) y no es lo mismo para un jugador de su altura que de 1,70 tener una lesión de rótula de rodilla: por la fuerza, la tracción, las palancas, los desplazamientos", aporta Diego Rivas, licenciado en kinesiología e integrante de diversos equipos argentinos de Copa Davis. La lesión de rótula es inusual en el tenis y más frecuente en personas de edad avanzada con osteoporosis que tropiezan y caen sobre sus rodillas o en jóvenes que tienen fuertes impactos en accidentes. "En el tenis, prácticamente, no hay antecedentes. Se ve en personas que tienen accidentes de autos o en los que hacen actividades como el jet ski o el motociclismo", añade Rivas.

Mientras resuelve cómo seguir en el tenis, Del Potro asistió a la Bombonera para ver a Boca frente a Deportes Tolima
Mientras resuelve cómo seguir en el tenis, Del Potro asistió a la Bombonera para ver a Boca frente a Deportes Tolima Crédito: Captura de TV

Del Potro, que estuvo junto con un amigo en uno de los palcos de la Bombonera viendo el partido de Boca frente a Deportes Tolima, por la Copa Libertadores, viajará en las próximas horas a los Estados Unidos. Y no sería, precisamente, para participar del Miami Open, el segundo Masters 1000 de la temporada, que comenzará el 20 del actual. Desde que canceló su participación en el torneo de Indian Wells, donde defendía el título, el campeón del US Open 2009 comenzó con un tratamiento conservador para tratar de fortalecer la zona. Puntualmente, se sometió al famoso Plasma Rico en Plaquetas (PRP), que consiste en extraer sangre del paciente, centrifugarla para obtener las plaquetas -ya que estas contienen factores de crecimiento, unas sustancias capaces de estimular más rápido la formación del callo y la cicatrización del cartílago-, e inyectarla en el lugar del daño. Además, el jugador intercaló esas aplicaciones con distintos ejercicios con sus kinesiólogos, Diego Rodríguez y Germán Hünicken.

Según distintos especialistas, al haber regresado a la competencia antes de tiempo Del Potro corrió el riesgo de dañarse la superficie articular de la rótula. "Para un deportista de elite, una lesión en la superficie articular de la rótula no es una buena noticia con miras al futuro deportivo. Básicamente porque pueden quedar molestias y limitarle el rendimiento", le dijo a LA NACION, por lo bajo, el médico de un importante seleccionado argentino. Se conoce que, desde hace años, a Del Potro le desagrada que los integrantes de su equipo hablen públicamente con la prensa, por eso la mayoría de los profesionales que no son parte del "Team Del Potro" piden mantener la reserva.

"Los médicos dijeron que si quiero estar al ciento por ciento, necesitamos tiempo. Pero la verdad es que no tengo más ganas de estar en casa mirando torneos por la tele porque hice eso en el pasado y me hizo mal. Pero en estas condiciones no es posible, no es fácil jugar en el mejor nivel. Por eso, tengo que decidir bien lo que haré en las próximas semanas, lo que sea mejor para mi, y tengo que ser lo suficientemente fuerte para pelear contra esto", confesó Del Potro, el 22 de febrero, luego de caer frente al estadounidense Mackenzie McDonald, en Delray Beach. En ese torneo, elegido en varias oportunidades para regresar de períodos oscuros, el tandilense se mostró en malas condiciones.

Ocurre que Del Potro estuvo mucho tiempo fuera de los courts de tenis a raíz de las lesiones. Si se toman en cuenta los distintos obstáculos físicos y los problemas de salud (solamente los más severos, la cirugía en la muñeca derecha en 2010 y las tres intervenciones en la izquierda, entre 2014 y 2015), perdió aproximadamente tres años y medio. Demasiado tiempo. Una vez más, el destino parece ensañarse con el tenista. De no creer...

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.