Pella luchó, pero perdió la final del ATP de Río de Janeiro con Cuevas

Fuente: EFE
El argentino cayó por 4-6, 7-6 (5) y 4-6 en un partido que fue interurmpido durante tres horas y media por la lluvia; el uruguayo sumó su cuarto título
(0)
22 de febrero de 2016  • 00:57

RIO DE JANEIRO (EFE).- Guido Pella no pudo coronar su mejor semana en el circuito con el primer título de su carrera. El argentino batalló pero cayó por 4-6, 7-6 (5) y 4-6 en la final del ATP 500 de Río de Janeiro ante el uruguayo Pablo Cuevas , quien venía de eliminar a Rafael Nadal y conquistó el cuarto título de su carrera. El partido fue interrumpido tres horas y media por la lluvia.

A pesar de la derrota, Pella ganará -al menos- treinta posiciones en el escalafón y además fue designado por el capitán Daniel Orsanic para componer el equipo argentino que irá a Polonia (del 4 al 6 de marzo) para disputar la pertinente serie de primera ronda del Grupo Mundial. Del otro lado, el título de Río es el más importante que ha ganado Cuevas, que a sus 30 años acumulaba hasta hoy sólo tres títulos ATP 250 en Umag (Croacia), Bastad (Suecia) y San Pablo (Brasil).

El encuentro duró dos horas y 16 minutos pero, por la postergación debido a las condiciones climáticas, se definió luego de la medianoche. Ambos tenistas se hicieron fuertes con su saque y tan sólo hubo dos rupturas de servicio en todo el partido, una en el primer y otra en el tercer set, ambas favorables al uruguayo. La potencia del servicio del uruguayo fue clave, anotando catorce saques directos.

Pella se hizo fuerte en su servicio, manejó todo el encuentro desde el fondo y limitó los movimientos de agresividad. En la primera media hora de partido, antes del temporal, los dos tenistas ganaron sus respectivos servicios, con lo que igualaron a tres games antes de ir a los vestuarios. La larga interrupción por la lluvia a punto estuvo de forzar la postergación de la final al lunes, pero la organización logró secar la cancha de polvo de ladrillo con esponjas justo antes de que expirara el plazo que habían impuesto.

Tras la tormenta, sólo habían permanecido unos centenares de personas, aunque algunas de ellas ilustres, como el extenista brasileño Gustavo Kuerten, que da nombre a la cancha central del Jockey Club Brasileño y quien fue ovacionado por los hinchas. Allí, el uruguayo le quebró el servicio a Pella estableciendo un 5-4 en el marcador y después liquidó el set con su mejor arma: el potente servicio.

En el segundo set el guión fue similar, con los dos tenistas jugando desde fuera de la cancha, explotando el saque y con miedo a tomar riesgos excesivos. Así se llegó al tie break, sin que ningún tenista cediera su servicio, y en el juego de desempate logró imponerse Pella, logrando deshacer la igualdad en el último instante.

En el set decisivo se prorrogó la igualdad hasta el último instante, el décimo juego, cuando Pella acabó cediendo el único servicio para darle el título al uruguayo.

jpb

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.