Quién es el tenista de 18 años que rompe marcas de precocidad, toca el piano y avanzó 24 lugares en una semana

Habla el maestro (Federer) y escucha el alumno (Auger-Aliassime). El joven canadiense tiene al suizo como ídolo.
Habla el maestro (Federer) y escucha el alumno (Auger-Aliassime). El joven canadiense tiene al suizo como ídolo.
Sebastián Torok
(0)
1 de abril de 2019  • 14:56

Félix Auger-Aliassime es la aparición más explosiva del circuito tenístico. El canadiense de 18 años (nació el mismo día de Roger Federer, el 8 de agosto, pero de 2000, 19 años después que la leyenda suiza), está haciendo añicos todos los registros de precocidad en el tour. Por lo pronto, luego de alcanzar, en el Miami Open, sus primeras semifinales en un Masters 1000, avanzó 24 posiciones en el ranking ATP y consiguió su mejor posición histórica: 33º. La semana pasada se despidió del torneo de la Florida luego de caer ante John Isner, pero con la satisfacción de haber sido el más joven en llegar a las semifinales de Miami, desde que Novak Djokovic y Andy Murray lo hicieran en 2007, cuando tenían 19 años.

Luego de alcanzar las semifinales de Miami, Auger-Aliassime avanzó 24 posiciones hasta el puesto 33º, su mejor ranking histórico
Luego de alcanzar las semifinales de Miami, Auger-Aliassime avanzó 24 posiciones hasta el puesto 33º, su mejor ranking histórico

Maravillados por sus condiciones, el Masters 1000 de Madrid le entregó una invitación para el cuadro principal de la próxima edición, que se jugará del 5 al 12 de mayo. "Todo lo que está consiguiendo con 18 años es asombroso. Tiene un potencial espectacular, con una variedad de golpes prácticamente ilimitada. La invitación para jugar el cuadro final del torneo se la ha ganado a pulso", explicó Feliciano López, todavía activo como jugador y director del certamen español. "Guardo grandes recuerdos de mi etapa junior en la Caja Mágica, donde espero hacer un poco de magia de nuevo", añadió Auger-Aliassime. La referencia del joven corresponde a su colaboración para ganar la Copa Davis junior en 2015, cuando Canadá logró el trofeo venciendo a Alemania en la Caja Mágica, escenario donde se disputa el Mutua Madrid Open.

De 1,93 metro, ágil, disciplinado, con muy buenas condiciones físicas y capacidad de anticipación, diestro y de revés a dos manos, el jugador nacido en Montreal es una de las grandes joyas surgidas en los últimos tiempos del Centro Nacional de Entrenamiento de Tenis canadiense, junto con Denis Shapovalov (19 años; desde esta semana, 20º de ATP) y Bianca Andreescu (18 años y 23º de la WTA; reciente y sorpresiva campeona de Indian Wells). Auger-Aliassime comenzó a jugar al tenis a los 5 años con su papá, Sam Aliassime, que es entrenador de tenis y originalmente de Togo; su mamá, Marie Auger, es una profesora; su hermana, Malika, también juega tenis.

"Desde hace tiempo que en el circuito se habla de Auger-Aliassime. Se sabía que venía un crack", le dijo a LA NACION el entrenador Franco Davin, único coach en ganar títulos de Grand Slam con dos jugadores argentinos distintos (Gastón Gaudio en Roland Garros 2004 y Juan Martín del Potro en el US Open 2009). El canadiense, precisamente, tuvo una destacada etapa juvenil: obtuvo su primer punto ATP a los 14 años (en marzo de 2015 luego de clasificarse en el Challenger de Drummondville, en el que fue su debut profesional), se transformó en el primer jugador nacido en los 2000 en tener ranking ATP, se unió a Rafael Nadal y Michael Chang como el séptimo jugador en ganar un Challenger antes de cumplir 17 años, trepó hasta el número 2 en el ranking junior en junio de 2016 y alcanzó cinco finales de Grand Slam junior, ganando el título de singles en el US Open 2016 y el de dobles en Flushing Meadows 2015 (en pareja con Shapovalov).

Profesional desde 2017, jugó su primer partido ATP en Rotterdam 2018 (perdió con el serbio Filip Krajinovic). Su primera victoria en la máxima categoría del tenis fue en Indian Wells 2018, frente a su compatriota Vasek Pospisil por 6-2 y 7-6 (7-4). El 2018 lo comenzó en el puesto 161º y lo terminó en el 108º. En 2019, Auger-Aliassime participó en tres de las cuatro estaciones de la gira sudamericana sobre polvo de ladrillo. Recibió una invitación para Buenos Aires, pero prácticamente pasó inadvertido: jugó en el último turno del primer día de acción y, casi sobre la medianoche y en un court central del Buenos Aires Lawn Tennis Club semivacío, perdió con el chileno Christian Garin en tres sets. En el ATP 500 de Río de Janeiro hizo mucho ruido: alcanzó la final (perdió con el serbio Laslo Djere). Mientras que en San Pablo, de categoría 250 como el Argentina Open, se despidió en los cuartos de final.

La madurez y la actitud para competir que luce Auger-Aliassime es fabulosa. Hasta Federer, que no suele regalar elogios, lo comparó con dos peso pesados. "La manera que tiene de comportarse en la cancha es sensacional, alguien de su corta edad mostrándose tan firme es algo que he visto muy pocas veces. Me recuerda a Lleyton Hewitt o Rafael Nadal cuando apenas eran adolescentes", dijo Roger. El canadiense, además, demostró no disminuir su rendimiento en los desafíos más espinosos: hasta la caída del viernes pasado frente a Isner, llevaba un invicto de 5-0 ante jugadores del Top 20: había vencido a Lucas Pouille, Fabio Fognini, Stefanos Tsitsipas (cuando era 10º), Nikoloz Basilashvili y Borna Coric.

Auger-Aliassime, además, no solo llama la atención en los court de tenis. Sino también fuera de ellos, por uno de sus hobbies: tocar el piano. Es una actividad que lo suele distender cuando regresa a su casa, en Montreal, y que la practica realmente bien y con pasión. En su cuenta de Instagram, el tenista suele publicar videos de esos momentos de inspiración artística. "Si no fuera tenista creo que sería artista", contó, alguna vez. Claro que su juego tiene mucho de virtuosismo.

Ver esta publicación en Instagram

It's been a while [R][R] What should I learn next ?

Una publicación compartida de Félix Auger-Aliassime (@felixaliassime) el

Auger-Aliassime no pasa inadvertido. Es la mejor aparición del tenis en los últimos tiempos. Y, por lo que demuestra, no tiene techo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.