Traición, escándalo y ficción: revelaron detalles de la historia sobre la relación entre John Terry, Wayne Bridge y Vanessa Perroncel que sacudió a Inglaterra

(0)
4 de mayo de 2020  • 13:39

Carlos Tevez no dudó en crucificarlo en los primeros días de marzo de 2010, en una entrevista con el sensacionalista The Sun. "No creo que se pueda hacer eso con la mujer de otro jugador. No está bien. En mi opinión, John Terry no tiene códigos morales por lo que le hizo a Bridge. Si haces eso en mi barrio, perderías las piernas", le apuntó. Y fue más allá: "Estaría muerto". La supuesta relación entre el central de Chelsea y la modelo Vanessa Perroncel, pareja de su compañero de equipo Wayne Bridge, se robó horas de televisión y páginas de los diarios. Para los amarillistas, era la novela perfecta. Dos compañeros, un referente de Londres y de la selección inglesa, una modelo de 33 años, y una relación a escondidas. Terry vs. Brdige tenía todos los condimentos, pero ahora se destaparon detalles que deja abierta la historia.

El diario inglés The Guardian publicó un extenso artículo titulado "Traición y bombardeo: la historia surrealista de la saga Terry vs. Bridge", en el que repasa una relación en la que los hechos y la ficción siguen de la mano. "Oficialmente, no pasó nada. Esto, por cierto, no es un detalle menor: hasta el día de hoy, Vanessa Perroncel niega fervientemente que haya tenido lugar algún asunto entre ella y John Terry a fines de 2009, y tiene las disculpas impresas y los documentos legales que la respaldan", señala el periodista Jonathan Liew en el inicio del texto. Todo lo escrito hace poco más de una década queda expuesto bajo la lupa de estos días. ¿Realmente hubo un engaño? ¿Se dio una relación por fuera de las parejas? ¿Cuánto influyó el "bombardeo" de la prensa y el voyeurismo de la audiencia a la hora de contar la historia? ¿Es necesario cruzar todos los límites solo por la curiosidad sórdida e irresponsable por lo que hacen los famosos en la privacidad de sus dormitorios?

Lo real, según repasa The Guardian, es que la historia marcó a los tres protagonistas. Bridge todavía recibe las palabras "John Terry" cuando camina por la calle o cuando publica un video o una foto en las redes sociales. Para Terry, por su parte, el impacto fue tal que su carrera quedó marcada por la supuesta traición, lo que lo despojó hasta de la capitanía de la selección inglesa de fútbol. Para Perroncel, los acontecimientos de aquellos mese fueron la muestra más cruel de la forma en el que el fútbol y la sociedad tratan a las mujeres: la "vergüenza sexual", la humillación, la mirada pública sobre la moralidad. En solo minutos, Perroncel se redujo a su sexualidad. Y después fue condenada por ello. "La mujer que derribó a John Terry", publicaron los medios por entonces. Nacida en la Costa Azul, pasó su adolescencia en París -trabajó como actriz y modelo- y después saltó a Londres, donde trabajó en un club nocturno. Allí conoció a Brdige, un lateral izquierdo con proyección en el mercado y de reciente incorporación al Chelsea del ruso Roman Abramovich. Y fue en Chelsea donde todo empezó.

Bridge y Perroncel fueron pareja durante cinco años (de 2004 a 2009) y desarrollaron una estrecha amistad con el referente del equipo. Terry era amo y señor: capitán de Inglaterra, capitán de Chelsea y con acceso directo tanto a la oficina de Abramovich como a gran parte de Londres. Algunos escándalos familiares rodeaban su figura y su forma de ser, tan directa, muchas veces generaba entre respeto y temor. "Alguien de una autoestima mesiánica", dice ahora The Guardian.

A principios de 2009, Bridge y Perroncel se mudaron a Manchester (el lateral firmó con el City) y tras unos meses en el nuevo hogar, se separaron. Bridge se quedó en Manchester y su expareja regresó a Londres. Separada y con un hijo de tres años, Perroncel empezó a recibir la visita de Terry. "Era solo una amistad", dijo ella cada vez que le consultaron por aquellas visitas. Pero esos encuentros encendieron las alarmas de la prensa. El 22 de enero de 2010, el ya desaparecido tabloide News of the World (propiedad del clan Murdoch) empezó a rastrear el tema, lo que terminó en una orden judicial pedida por Terry para bloquear cualquier publicación, pero ante la desetimación de la justicia, el 29 de enero se publicó la historia y se "desató el infierno". Con las recientes infidelidades de Tiger Woods en las tapas de los diarios, el apetito por un nuevo escándalo sexual deportivo potenció la historia.

A pocos les importó que Terry y Bridge ya no jugaban juntos o que Bridge y Perroncel ya no eran pareja. Tampoco interesaron las reiteradas negaciones de los tres protagonistas. "John Terry engaña a su esposa", tituló el Daily Mirror. "Traicionado por su capitán y su mejor amigo", escribieron en las páginas internas. El informe estaba acompañado por una foto a doble página de Perroncel en ropa interior.

Hubo simpatía por Bridge, se demonizó a Terry, se buscaron otras historias paralelas, todos dieron su opinión. Un domingo, Tevez, De Jong y otros compañeros del City utilizaron la camiseta "Team Bridge", en un partido frente a Portsmouth. Con la persecución a Terry, se utilizó a Perroncel. "Una morocha descarada, desleal, voraz", escribieron los sensacionalistas. Sin pruebas, se lanzaban dardos como que se había acostado con siete jugadores de Chelsea. Lo que para ella eran golpes bajos, para Terry eran bromas en redes sociales. "Terry hizo más goles fuera de casa que de local", tuiteó una cuenta de estadísticas. Drama para ella, humor para él.

Pero la historia tuvo un capítulo que le dio un giro todavía más polémico. Un Chelsea vs. Manchester City que tuvo todo el morbo necesario: Terry le dio la mano y Bridge lo ignoró. Fue el último punto alto de la historia, que después se fue apagando de la mano de la estrategia de Terry: no hablar del tema, reconciliarse con su esposa y esperar que el tiempo haga olvidar el conflicto.

Ahora, Terry, ya retirado, vive en Surrey con su esposa. Apenas a algunos metros está la casa que Bridge comparte con Frankie, su nueva pareja. Las fuentes consultadas por The Guardian señalan que los dos hombres todavía no se hablan. Otra vecina de Surrey es Perroncel. Pero sigue con su perfil bajo, tratando de cuidar a su hijo y escondiéndose de algunos fotógrafos que todavía la esperan. Las portadas y las imágenes en la TV siguen ahí. Su intimidad quedó expuesta en todo el mundo y su nombre aparece en Inglaterra ante cada situación similar. Más allá de que todas las partes niegan lo sucedido, la historia sigue ahí. Y pocos recuerdan que News of the World tuvo que disculparse en octubre de 2010, algunos meses después de haber desatado el escándalo. Fue a pie de página, casi como un recuadro que a cualquiera se le puede pasar por alto: "Publicamos información personal sobre Vanessa Perroncel en artículos relacionados a un supuesto romance con John Terry. La señorita nos informó que hubiese preferido que su información personal permaneciera privada y que, en cualquier caso, no era cierta. Pedimos disculpas por la angustia causada".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.