Tiene 35 años, jugó 9 partidos en 2018, viene de la B Nacional y es el nuevo refuerzo de San Lorenzo

Román Martinez, el nuevo refuerzo de San Lorenzo
Román Martinez, el nuevo refuerzo de San Lorenzo Fuente: AP
Fernando Vergara
(0)
21 de enero de 2019  • 19:00

Lo conversaron hace un par de semanas. Esperaron, fueron pacientes. Querían que el mercado de pases avanzara. Y finamente se dio el reencuentro de dos viejos conocidos: Jorge Almirón lo pidió para su nuevo San Lorenzo y Román Martínez, que sólo jugó nueve partidos en el 2018, se convirtió en el séptimo refuerzo azulgrana. El mediocampista, que tenía el pase en su poder tras su paso por Deportivo Morón en la B Nacional, llegó a Boedo por una temporada y cobrará por objetivos deportivos.

"Almirón me conoce y yo lo conozco a él, sé muy bien lo que quiere. Jorge sabe lo que puedo brindar. Y ese fue un factor importante para mi llegada a San Lorenzo. Voy a dar lo mejor que tengo y quiero demostrar que estoy vigente", apuntó hoy el volante. "Algunos creen que si tenés 35 años ya sos un viejo. Las palabra sobran y hay que demostrar adentro de la cancha", agregó Martínez. Si bien su estado físico todavía es una incógnita, el DT de San Lorenzo se mostró convencido: "Está impecable".

El ultimo partido oficial de Román Martinez fue el 5 de octubre de 2018 por la sexta fecha de la B Nacional, en la victoria del Gallo sobre Agropecuario por 1-0. En ese encuentro el volante disputó los 90 minutos. Pero después vinieron las turbulencias y se desvinculó de Morón por problemas contractuales. Así, el hábil volante vivió un segundo semestre convulsionado en el que apenas jugó cinco compromisos oficiales y marcó un gol. Antes, en los primeros seis meses, estuvo presente en cuatro partidos con la casaca de Lanús.

Sin un camino muy claro, Román Martínez se entrenó aparte. Inclusive, en algunas semanas de 2018 practicó con el plantel de Centro Español, de la Primera D. "Me crié en Morón, me formé ahí, soy hincha y lo amo. Es una pena, pero realmente me fui mal. Tengo dolor y mucha tristeza por eso", explicó quien tiene tatuado la fecha de fundación, la fecha de su debut, un dibujo del Gallito y el escudo.

Ahora, la figura de Almirón fue fundamental en la negociación. El entrenador de San Lorenzo siente debilidad por el juego de Román Martínez. Cerebral, estratego, talentoso, el futbolista oriundo de Morón encaja a la perfección en los esquemas que pretende el DT para sus equipos. Por caso, en Lanús jamás se olvidarán de ellos. Nunca despreciaron la pelota, le dieron al equipo una identidad y fueron parte de una revolución que vivió la entidad del Sur hace algunas temporadas. En una etapa fantástica, juntos le aportaron brillo al Granate en los últimos años. Así, el 2016 estuvo repleto de festejos para un equipo supercampeón: primero en el torneo local, con una paliza a San Lorenzo en la final por 4-0. En ese mismo año se impusieron a Racing en la Copa del Bicentenario y luego a River en otro desenlace soñado por 3-0 en la Supercopa Argentina, que se disputó en febrero de 2017. Además, algunos meses más tarde fueron finalistas de la Copa Libertadores y estuvieron al borde de la hazaña, pero en el camino se interpuso Gremio. "Vivimos cosas muy lindas en Lanús y entiendo que todavía tengo mucho para dar", remarcó hoy el volante. "Almirón es el mejor entrenador que tuve", había dicho antes de la final de 2017 en Porto Alegre.

Admirador de Fernando Redondo, Andrés Iniesta y el Barcelona de Pep Guardiola, la posibilidad de arribar por primera vez en su carrera a uno de los cinco equipos grandes de la Argentina le llega a Román Martínez en un momento inesperado. Tal vez cuando menos lo esperaba. "Esto es un sueño para mí, voy a un club gigante que tiene muchas competencias y desafíos muy lindos. A muchos de los jugadores que hoy están en San Lorenzo ya los conozco", destacó.

El fútbol grande le abrió nuevamente las puertas a Román Martínez, que nació el 27 de marzo de 1983 y pasó por Morón, Arsenal, Tigre, Español de Barcelona, Tenerife, Estudiantes, Lanús y nuevamente el Gallo antes de arribar a Boedo. En su carrera disputó 421 partidos y anotó 57 goles. Con aires renovados, desde mañana se entrenará con San Lorenzo en la Ciudad Deportiva. "Me siento pleno y confío mucho en mis condiciones", finalizó el volante.

Con la Llegada de Martínez, San Lorenzo sumó su séptimo refuerzo en este mercado de pases: Raúl Loaiza, Gustavo Torres, Fernando Monetti, Héctor Fértoli, Gonzalo Castellani y Gino Peruzzi. "Román es un jugador que Almirón conoce y le puede dar una variante en la zona media. En marzo vamos a jugar siete partidos y tenemos que tener recambio", apuntó Matías Lammens, presidente azulgrana.

A la espera de Emmanuel Mas

Almirón lo dejó en claro después del clásico frente a Huracán en la conferencia de prensa: "Mas es uno de los jugadores que nos interesa", dijo. San Lorenzo volvió a la carga por el lateral izquierdo, quien parece haber perdido la oportunidad de ir al Gremio de Porto Alegre. Desde Boedo le ofrecieron a los xeneizes comprar el 50 por ciento de la ficha del jugador con una opción de compra obligatoria del resto. Ahora, la decisión final será de Daniel Angelici y Nicolás Burdisso, presidente y director deportivo de Boca.

Una baja para el Ciclón

En el clásico contra Huracán, Nicolás Reniero sufrió una distensión de grado 1 en el músculo psoasiliaco izquierdo y tendrá entre 10 y 12 días en recuperación. Así, el atacante se perderá el partido contra Defensa y Justicia del próximo viernes 25 de enero.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.