Turf. Los argentinos buscan el tercer triunfo seguido en el Latinoamericano, en una pista inexpugnable

La victoria de Nicholas en el GP Miguel Martínez de Hoz, en San Isidro; segundo entra Pure Nelson, que hoy también correrá en Chile
La victoria de Nicholas en el GP Miguel Martínez de Hoz, en San Isidro; segundo entra Pure Nelson, que hoy también correrá en Chile Crédito: Hipodromo San Isidro
(0)
9 de marzo de 2019  • 23:08

El Gran Premio Latinoamericano tiene una historia tan rica con las 34 versiones que se corrieron desde 1981 (y alguna interrupción), que se volvió un clásico apetecible en Argentina, Brasil, Chile, Perú y Uruguay, los países que tendrán representantes hoy en el Club Hípico de Santiago. Seductor por sus 500.000 dólares en premios y el auspicio de Longines, por haber salvado en los últimos cinco años los escollos que suponen traslados de odisea para los caballos visitantes, por el aval de la International Federation of Horseracing Authorities (IFHA) y porque en la pista se ha convertido en una carrera de 2000 metros en la que gana el más veloz, no el que más artimañas pone en juego, sobre todo por su condición de local.

En general, este no fue el caso de la Argentina, y de allí se explicaría en gran parte el hecho de que se dieran en Palermo , San Isidro y La Plata tantas victorias de ejemplares extranjeros: siete. La tendencia se está revirtiendo: Sixties Song y Roman Rosso ganaron en el Valparaíso Sporting Club y Maroñas los últimos Latinos, por lo que hoy se buscará un triplete consecutivo inédito.

En el Club Hípico, un trazado de césped en el que se corre en el sentido de las agujas del reloj, al revés del resto de los hipódromos sudamericanos, se organizaron tres clásicos, con triunfos de los locales Dorticós (1988), Patio de Naranjos (1995) y la yegua Belle Watling (2010). Y con algunos desarrollos controvertidos, Chile se mantiene invicto en el escenario que cumple 150 años y es el más antiguo de la región.

Patio de Naranjos venció a los argentinos El Sembrador –quedó al pescuezo– y El Coliseo. Aquel, un hijo de Octante (fue puntero de esta carrera en 1988 y segundo al año siguiente ante Savage Toss en La Plata, en el primer triunfo argentino), sufrió en un largada donde fue golpeado a diestra y siniestra y así y todo atropelló en la recta para quedar cerca. Insólitamente, los comisarios opinaron que el jockey del argentino, Guillermo Sena, había molestado, y le aplicaron una suspensión que cumplió aquí.

El Latino de 1995

El caso de Belle Watling, favorita, tuvo otro matiz pero también generó discusiones. Cuando había dominado, en la recta, apareció a su izquierda el brasileño Sal Grosso, dirigido por Luis Duarte, que reclamó luego de que la yegua se abriera exageradamente en el final, para "sacar de carril" a su rival –como se dijo en LA NACION entonces–. El fervor del festejo chileno, encabezado por el jinete ganador Héctor Berríos, con invasión de pista incluida, ayudó a confirmar el fallo de cabeza y le pasó por arriba a cualquier análisis que hayan hecho las autoridades.

Para el domingo, el turf argentino ofrece un grupo fuerte. Está Sixties Song, que luego de imponerse en los 2400 m en Viña del Mar fue tercero en el 25 de Mayo y décimo en el King George (G 1-2400 m) en Royal Ascot, una actuación de la que tardó más de un año en recuperarse, con la victoria en la Copa de Oro y el segundo en el Carlos Pellegrini , hace tres meses. Competirá fuera de su distancia más propicia, pero tiene clase para buscar el desquite en Inglaterra, ya que el Latinoamericano sigue ofreciendo una plaza para competir en la serie real, en junio. Lo montará Pablo Falero y largará del partidor 3.

Para Nicholas será la primera experiencia internacional y le sucederá lo opuesto a Sixties Song; es un millero (ganó los grandes premios Anchorena y San Isidro) que se estirará a los dos kilómetros. Claro que lo hará ya con experiencia: viene de ganar el Gran Premio Martínez de Hoz, en San Isidro. Lo guiará el paraguayo Eduardo Ortega Pavón y largará desde la gatera 8.

El festejo de Juan Villagra en Valparaíso, después de la gran actuación de Sixties Song
El festejo de Juan Villagra en Valparaíso, después de la gran actuación de Sixties Song Fuente: Reuters

Con Pure Nelson, el tercer argentino, la apuesta ya fue fuerte. Sus propietarios abonaron 25.000 dólares como derecho de inscripción, ya que no fue nominado por Palermo ni por San Isidro. El segundo puesto ante Nicholas en el Martínez de Hoz, a un cuerpo, resultó un incentivo. También es especialista en la media distancia (se impuso en el Clásico Ecuador, sobre 1600 m) pero acaba de demostrar que en este tiro será un rival peligroso. El brasileño Francisco Gonçalves llevará sus riendas y María Cristina Muñoz, su entrenadora, eligió la puerta número 1.

Enrique Martín Ferro, entrenador de Nicholas, recuperó el aliento después del viaje. "Llegó un poquito aturdido. Sintió un algo el viaje, no comió como es habitual. Pero el jueves se recuperó y solo caminó. Pedimos el césped para que troten todos los argentinos. El lunes, en San Isidro, había hecho la partida final en pista fangosa, bien".

Sobre el lugar de largada, analizó para la TV de San Isidro: "Pensábamos en un partidor cerca de los palos, pero esa posición está bien para que corra de menor a mayor y se ponga a tiro en la recta, que tiene 600 metros y está en muy buen estado. Tenemos en la cabeza la carrera, vi videos de los rivales, creo que da lugar a los atropelladores. Si tenés caballo es como un auto, lo pisás y arranca. Esperamos verlo en los 200 como siempre, tan explosivo".

Entre los rivales, impresionan los locales Ya Primo (por Mastercraftsman), ganador de El Derby, última etapa de la Triple Corona Nacional, sobre 2400 m); Nuevo Maestro (Ivan Denisovich), múltiple ganador clásico en 2000 metros, incluso de Grupo 1); la brasileña Hassenah (Red Runner), que conquistó cinco clásicos en la distancia del Latinoamericano, y el peruano de 3 años Milos (Yazamaan), dueño del Gran Premio Nacional (G 1-2800 m) y el Clásico Postín (G 2-2400 m).

En el historial manda Brasil

Los verdeamarelhos suman 10 victorias en el Latinoamericano, con un triunfo más que Perú. Siguen Chile, 8; Argentina, 6, y Uruguay, 1. Los brasileños acumulan 4 conquistas como visitantes (tres entre San Isidro y La Plata), al igual que Perú (una en San Isidro y la otra en Palermo). La única victoria de Chile de visitante la obtuvo Quick Casablanca en Palermo. Latency y Roman Rosso, en Maroñas, y Sixties Song en el Valparaíso Sporting aportan tres éxitos argentinos en el exterior. El propietario del ganador de hoy se llevará 300.000 dólares; 100.000 el 2º, 50.000 el 3º, 30.000 el 4º y 20.000 el 5º.

Será la 13ª del programa en San Isidro; transmite ESPN La campana de largada del GP Latinoamericano sonará a las 19.30. Antes, en la 11ª, se correrá el Clásico Miss Terrible (1000 m), para yeguas. En total, en la reunión se pondrán en juego 2,7 millones de pesos en pozos adicionales.

El triunfo de Sixties Song en 2017

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.