La Triple Corona: The Great Day llega al Jockey Club con la ilusión de continuar su camino a la gloria

El potrillo que ganó la Polla tendrá hoy, a las 19, doce rivales en su primer desafío sobre el césped de San Isidro, en el clásico más antiguo del país; transmite ESPN
Carlos Delfino
(0)
14 de octubre de 2017  

The Great Day (der.) ganó la Polla en Palermo
The Great Day (der.) ganó la Polla en Palermo Fuente: LA NACION - Crédito: Carlos Lares

El Gran Premio Jockey Club (G 1) sube a cartelera. Sus 2000 metros sobre césped representan el segundo paso de la Triple Corona y se resolverán hoy en San Isidro, a las 19. Se corre por la gloria en el clásico más antiguo del calendario, pero también por un premio muy tentador: 2,5 millones de pesos para el ganador.

Estará en las gateras el vencedor de la Polla de Potrillos y eso sostiene en pie la ilusión del triplecoronado, con un nombre alusivo a la jornada: The Great Day. Es “el gran día” en la traducción y lo es para hipódromo, que recibirá por segunda vez al caballo de Firmamento. La primera fue informal, hace 18 días, cuando le abrió las puertas para que reconozca el ámbito en el que todavía no compitió. “Estuvo en la veterinaria, en el box de espera, en las dos redondas… Estaba más atento de lo normal, pero era lógico. Quería ver su conducta, el comportamiento que tenía. Lo noté un poco más ágil, más suelto que en la arena. Tenía una acción diferente, sacaba distinto las manos. La actitud que tenía era muy buena”, sostiene Carly Etchechoury, su entrenador, que hasta aquí le había diseñado una campaña exclusiva por Palermo. Es tiempo de confirmar que se trata de un todoterreno.

Roberto Bullrich fue el preparador de Refinado Tom, el último caballo que logró la hazaña de la Triple Corona en el país, en 1996. A 21 años de aquella gesta que completó en el Nacional, al cuidador le toca probarse hoy el traje de verdugo con Puerto Real, el potrillo que ganó sus tres carreras en el césped firme y aparece como el principal enemigo. Busca revancha luego de ceder en lucha en la Polla, con algunas complicaciones en el desarrollo. “En Palermo podíamos dar ventajas porque es un trazado que lo permite. Lo inesperado fue la lluvia grande del jueves. De eso se trata este trabajo, de soportar los imponderables”, exteriorizó Coco, esperanzado en que el sol salga a pleno. Su potro, de dueños venezolanos que vinieron a verlo correr, no ha perdido nunca en cancha seca y, por el contrario, ha tenido un rendimiento inferior en el barro.

La contracara es Grito de Amor, que ha hecho de la pista pesada su lugar en el mundo. Antes de fracasar en Palermo, había vencido consecutivamente en el hipódromo del Jockey Club en los grandes premios Gran Criterium y Dos Mil Guineas, de punta a punta y por varios cuerpos. La particularidad es que lo preparan en Gualeguay, donde la vuelta completa a la pista araña los 1600 metros, la distancia de sus dos últimas victorias y casi la mitad de lo que mide la principal de San Isidro. Para trabajarlo en el recorrido de hoy, allá es necesario comenzar el apronte casi al final de la recta y dar una vuelta entera. Para el desafío de esta tarde, sus propietarios comenzaron a soñar cuando eligieron la largada junto a los palos y se les dibujó una sonrisa con cada aguacero. El caballo viajó ayer desde Entre Ríos, para que los nervios del traslado no se sientan el día de la carrera. Difícil decir lo mismo de las 50 personas que lo acompañan, una barra que hace un culto del optimismo.

El stud Pozo de Luna buscó mucho más lejos a su jockey para San Onofre. Edwin Talaverano, ganador de esta instancia en 1999 y 2009, arribó desde Perú en la madrugada del miércoles pasado y galopó al potrillo las dos últimas mañanas para conocerlo. “Juan Cruz Villagra (su monta en ambas conquistas en Palermo) tenía otro compromiso y los dueños pensaron en Edwin, con el que hemos tenido grandes satisfacciones y es un gran jinete clásico”, explicó Alfredo Gaitán Dassie, el cuidador del ganador del premio Martínez (G 3). Talaverano estuvo radicado en Buenos Aires desde 1999 a 2001 y luego repitió la experiencia entre 2005 y 2015. Sus hazañas lo llevaron, incluso, a recibir el Olimpia de plata en 2009.

Amiguito Ciro derrotó a The Great Day en el clásico Cané
Amiguito Ciro derrotó a The Great Day en el clásico Cané Fuente: LA NACION - Crédito: Carlos Lares

Amiguito Ciro superó a The Great Day en el Miguel Cané (G 2) y dejó su invicto en la Polla, donde encontró libertad cuando ya era tarde. Vuelve a la pista de su debut triunfal, con la certeza de que en mayores recorridos estará lo mejor de su vida. Looking Nice, corajudo tercero en el comienzo de la Triple Corona, también regresa al terreno de su presentación, aunque en su caso no es bueno el recuerdo: terminó penúltimo en marzo pasado. En favor, desde entonces no decepcionó.

El lote incluye otro vencedor clásico: Village King. Su éxito en el Ensayo (G 3), delante de El Jarana y el chileno Mugler –con los que volverá a coincidir–, fue en la prueba preparatoria para esta cita. La historia reciente señala que dos de los tres últimos ganadores de ese cotejo repitieron en el Jockey Club y, además, su atropellada invita a creer que todo es posible.

La oferta para hoy incluye otros 17 cotejos, desde las 12.30, entre ellos los grandes premios Suipacha (a las 16) y San Isidro (a las 17.10), dos aperitivos espectaculares.

La Polla de Potrillos

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.