Santiago Ponzinibbio: "El que dice que las artes marciales mixtas no son deporte, lo dice por ignorancia"

El mejor argentino en la UFC rebate a los que critican las artes marciales mixtas
El mejor argentino en la UFC rebate a los que critican las artes marciales mixtas Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
Sebastián Fest
(0)
14 de noviembre de 2018  • 23:59

Hay que mirarle las orejas a Santiago Ponzinibbio para terminar de darse cuenta de que la cosa va en serio, muy en serio. Es un luchador de la cabeza a los pies, y esas orejas deformadas por incontables golpes son parte de la esencia de las artes marciales mixtas (MMA): no se sale indemne de ellas. Número diez del ranking mundial welter de la UFC , que desembarca este sábado en el país por primera vez, Ponzinibbio, de 32 años, comenzó haciendo kick-boxing en La Plata, pasó por el rugby y saltó a Brasil para perfeccionarse en MMA, herederas del salvaje "vale tudo". En comparación con aquello, la UFC es una versión moderada, con reglas y límites mucho más estrictos. Así y todo, el planteo permanente que le llega a Ponzinibbio es el de que "eso no es un deporte". El luchador, que pasó por el Ciclo Conversaciones, en LN+ , no se inmuta: "El que dice eso lo dice por ignorancia". Y desafía a los descreídos a que lo vayan a ver el sábado en el Parque Roca en la pelea estelar ante el estadounidense Neil Magny.

–¿Cómo empezaste en esto?

–Después de mi paso por el kick boxing me interesé por el vale tudo. Me junté con un grupo de amigos que hacían lucha en el Cenard, jiu-jitsu y boxeo. Entrenábamos como podíamos, buscando información. Muy autodidactas, con bolsas que hacíamos nosotros, todo muy precario, a pulmón. Comencé a meterme en competencias de vale todo, comencé a pelear y gané seis peleas hasta que me di cuenta de que el nivel acá era bajo, de que había llegado a mi límite. Y me fui a Brasil. Hoy vivo en Miami.

–¿Cómo explicarle a la gente qué son las MMA?

–Boxeo, kick boxing, muay thai… Hay gente que viene del karate, del taekwondo, y tenés la parte de agarre, en la que se usan muchas tomas del judo. Hay también mucha gente que viene del sambo, que es una modalidad rusa. En el piso, lo más efectivo es el jiu jitsu brasileño, que es una adaptación del japonés. Hoy por hoy, muchas de las modalidades son de deportes olímpicos y competimos con ex atletas olímpicos. Ahora hay un campeón mundial que fue medalla de oro en lucha y es campeón mundial de UFC. Yo mismo he peleado con atletas olímpicos, con campeones mundiales de jiu jitsu.

–Las artes marciales mixtas incluyen varios deportes olímpicos, pero no existe una federación deportiva que las aglutine. ¿Es entonces más un negocio?

–Hay federaciones que lo regulan en distintos países, pero todavía estamos lejos de los Juegos Olímpicos, aunque, insisto, muchas las disciplinas incluidas sean olímpicas. Pero veo a nuestro deporte en los Juegos, porque conjugamos una serie de artes marciales y estamos creciendo mucho. Somos furor en Estados Unidos, estamos vendiendo igual que el fútbol americano, que la NBA. Y en Brasil, después del fútbol, vienen las MMA. En Europa es un éxito, en Cercano Oriente también. Es un evento muy vistoso, muy bien hecho, un deporte muy técnico con una exigencia física muy grande.

–Vos decís que es un deporte, pero mucha gente dice que no, que sencillamente se matan, ¿qué respondés?

–¿Cómo no va a ser deporte si la mayoría de las disciplinas que incluyen las MMA son olímpicas? Además, hablamos de deportes milenarios. Es un deporte súper técnico, requiere la preparación mental para saber reaccionar ante la presión, la adrenalina. Es un deporte muy extremo, de alto rendimiento y de los más exigentes del mundo.

–¿Qué tenés que hacer para soportar todos los golpes que recibís, y también los que das?

–Son años de entrenamiento, somos atletas que estamos preparados para eso, pasamos años y años preparando el cuerpo para recibir y golpearnos, por lo general uno se va acostumbrando. Uno va evolucionando la técnica, y para todo existe una técnica, tanto como para golpear como para defender. Hay nuevas reglas para preservar la integridad física de los atletas, para que la gente lo termine de ver como un deporte.

–¿Pero entendés a la gente que no lo ve como un deporte?

–Entiendo que la gente es libre de opinar lo que quiera, pero entiendo que la gente puede decir eso por una cuestión de ignorancia, porque no conoce el nivel técnico que tiene el deporte y no conoce el lado humano de las personas. Está el mito de que los que se meten ahí son todos unos locos y agresivos. Es todo lo contrario. Yo, por ejemplo, soy una persona muy tranquila, muy trabajadora, entonces es un preconcepto bastante fuerte. El deporte educa, cambia, transforma vidas. Hay muchísimos proyectos sociales en Brasil a través de las MMA y realmente en un país como la Argentina, que está muy golpeado, lo mejor que se puede hacer es abrazar al deporte para empezar a rescatar a esa juventud que no tiene una buena dirección.

–Hay cada vez más fans de las MMA, de la UFC ¿por qué crees que crece tanto, sobre todo entre los jóvenes?

–Crece mucho porque la gente lo está empezando a entender, a conocer, conocen el lado humano del peleador, ven los beneficios del deporte. Si vos pones en una balanza la cantidad de beneficios del deporte y los golpes, te puedo asegurar que los golpes es lo de menos. Y otra cosa: en el deporte de alto rendimiento, cualquiera sea, vos estás rompiendo tus propios límites, el cuerpo se somete a un estrés, a una demanda y a buscar siempre más. Sea cual sea, el deporte de alto rendimiento no es saludable. En este están los golpes, y nosotros estamos preparados para eso. Cuando vos salís de una pelea a veces da impresión porque ves sangre, y realmente es muy fuerte, pero eso en una semana se te va.

–¿Cómo te recuperas? ¿Cuánto tiempo estás dolorido?

–Son cosas superficiales, es raro que se te rompa un hueso, puede pasar, como en cualquier deporte. En el fútbol te dan una patada y te pueden romper tibia y peroné. Es un deporte y punto, un deporte de alto rendimiento y se somete el cuerpo a una exposición para la que estás preparado.

–Has dicho que las MMA por televisión se ven muy bien, pero que en vivo es otra historia.

–Cuando lo ves en televisión te gusta, cuando lo ves en vivo te volvés loco. Lo ves, es real, sentís la adrenalina, las pantallas, los peleadores, las luces…

–Hablando de show, ¿qué te pareció lo de McGregor y Mayweather en su momento?

–Bien, promocionaron mucho una pelea que sirvió para la expansión del deporte. Yo creo que el ganador moral de esa pelea fue McGregor, porque pelearon bajo las reglas del boxeo. Consiguió durarle nueve rounds a un peleador que es considerado uno de los mejores de la historia. Yo creo que si a Mayweather lo ponen a pelear MMA no dura ni un round.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.