Un conflicto por contratos casi deja a muchos sin jugar

Rugbiers que representaron a Argentina XV debieron renunciar a sus convenios
(0)
11 de marzo de 2017  

Regatas fue uno de los clubes que protestó
Regatas fue uno de los clubes que protestó

Un nuevo conflicto vivió el rugby argentino esta semana. Cuando la noticia debía ser el regreso de la actividad local luego del descanso veraniego, fueron las controversias dirigenciales las que coparon la escena. En el medio, los jugadores, que hasta ayer no sabían si podrían actuar para sus clubes en la primera fecha del Nacional de Clubes, que comienza hoy con un novedoso formato.

La caldera estalló cuando el Club Regatas Bella Vista emitió un comunicado en el que informaba que donaba el "contrato" de su pilar Santiago Medrano a la FUAR (Fundación Unión Argentina de Rugby). El joven pilar, como la gran mayoría de los jugadores de Argentina XV que disputaron el Americas Rugby Championship, estaba vinculado a la UAR bajo esa modalidad contractual, y no a través de una beca del Enard o la Secretaría de Deporte, que es la única excepción por la que la URBA admite jugadores rentados en sus clubes. Por lo tanto, no estaban en condiciones de jugar hoy.

El conflicto se terminó de zanjar recién en la tarde de ayer, a horas del comienzo del torneo, con los jugadores (unos 25) renunciando a su contrato para poder jugar en sus clubes.

"Estamos propiciando, junto con la Secretaría de Deporte, la posibilidad cierta de conseguir la homologación de la beca UAR", explicó Juan Cruz Gómez Oromí, Gerente General de la UAR. "Cuando esto se resuelva, en unos 15 días como máximo, vamos a cambiarles el contrato que tenían hasta ahora por una beca y se les va a reconocer retroactivamente lo que no hayan percibido por la renuncia", agregó.

La UAR maneja cuatro tipos de relación vinculante con sus jugadores: los "contratados", que son la gran mayoría de los Jaguares y no pueden actuar en sus clubes; los becados por el Enard, abocados al seleccionado de Seven; los becados por la Secretaría de Deporte y los becados UAR, afectados en gran parte a Argentina XV y una minoría a los Jaguares. Esta última modalidad es la que generó la controversia. También hay invitados, que no reciben remuneración alguna.

Ya el cierre del año pasado había sido conflictivo. La ampliación del Torneo de la URBA obligó a adelantar el inicio del Nacional de Clubes, que se superpuso con las giras internacionales que varios equipos habían pactado de antemano. Así, luego de modificar el fixture para hacer que los clubes involucrados jugaran entre sí en la primera fecha, el certamen comenzará con dos partidos menos, que se concretarán más adelante en días de semana, por lo que esos equipos deberán jugar tres partidos en ocho días. Ellos son Hindú, SIC, Newman y CUBA. Regatas Bella Vista, por ejemplo, llegó anoche de Nueva Zelanda para enfrentarse mañana con Belgrano, el campeón de la URBA, en el partido más saliente de la fecha.

Además, luego de la etapa regular, que constará de seis fechas seguidas hasta el 15 de abril, los playoffs se jugarán paralelamente a los certámenes locales, de manera discontinua: los cuartos de final el 20 de mayo, las semifinales el 1° de julio y la final el 29 de julio.

Todos estos entreveros dirigenciales terminan opacando una competencia fantástica, que con el estreno esta temporada del Nacional de Clubes B (con cinco equipos de la URBA) y los Torneos del Interior A y B aglutina 60 clubes de todo el país, más cuatro de Uruguay.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.