La receta para los Pumas en su día D: no pasarse de rosca, mente fría y corazón caliente

Patricio Albacete
Patricio Albacete LA NACION
Crédito: Flickr UAR
(0)
4 de octubre de 2019  • 11:00

Si nos ponemos a analizar fríamente lo realizado en el Mundial de Japón y previamente, creo que apenas unos pocos apostarían por los Pumas en este partido; la gran mayoría apostaría por una victoria de Inglaterra. Sin embargo, el equipo argentino tiene nivel y potencial de sobra como para, en un buen día, vencer a Inglaterra. Resulta extraño entonces que el solo pensar en una victoria del equipo argentino en esta etapa sea considerado un resultado sorpresivo, que para muchos sería catalogado como una hazaña.

Los Pumas, en su rica y extensa historia, suelen hacerse fuertes en este tipo de ocasiones. Para lograrlo, lo único que deben hacer es vaciarse en la cancha, no presionarse tanto por el resultado y salir del terreno de juego sin tener nada que reprocharse. Son conscientes de que tanto contra Francia como contra Tonga no desplegaron su máximo potencial. Por eso, si lograr en hacerlo durante cerca de 80 minutos frente a Inglaterra, se acercarán a una victoria.

Imagino que el equipo argentino está viviendo momentos de tensión, por lo que representa este partido en la competencia, por las críticas sufridas, porque sabe que no ha desplegado su mejor rugby y porque Inglaterra ha demostrado ser un equipo sólido. Pero la realidad es que todos los jugadores y el staff tienen una gran experiencia y deben hacer una abstracción de todo esto para poder rendir al máximo. Y, poniéndome en la piel de jugador, creo que no hay partidos más lindos para jugar que estos, los que tienen ese sabor especial por ser definitorios. ¿Qué más lindo que medirse con los mejores en un partido definitorio de un mundial? Muy pocos jugadores tienen este tipo de oportunidades durante su carrera, por lo que no deben dejarla pasar. Son ese tipo de partidos que, no importa cuál sea el resultado, serán siempre recordados...

Mario Ledesma da indicaciones antes del partido crucial de este sábado ante Inglaterra.
Mario Ledesma da indicaciones antes del partido crucial de este sábado ante Inglaterra. Fuente: AFP

Por supuesto que en estos casos definitorios se siente una presión adicional. Hay que tratar de controlar ese ánimo y no explotar antes, para hacerlo en el momento justo. Pasarse de rosca antes puede jugar en contra de rendir al máximo en el día D. No me caben dudas de que el pueblo argentino está detrás de ellos, apoyándolos. Personalmente, tengo confianza en que los Pumas darán ese plus que han sabido dar en todos los momentos clave del seleccionado en su extensa historia.

En mi etapa de jugador trataba de dejar de lado la presión y no tomarla de manera negativa: "Hoy me propongo dejar todo en la cancha siendo una pieza importante para el equipo y cumpliendo mi tarea al 100%", pensaba. Eso solo es más que suficiente. Y quería salir de la cancha con la sensación de no tener nada para reprocharme. "Con errores y virtudes, di mi máximo posible", apuntaba a poder decir. Lo que me ayudaba y me mantenía enfocado en lograrlo era no dejar nada al azar: hacer todo y más en la preparación, no salir tarde, no comer algo que no debiera. Todo esto me ayudaba a tener la conciencia tranquila y la sensación de estar dando mi máximo para tener más chances de mi lado.

Para lograr una victoria, el equipo argentino deberá tener la cabeza fría y el corazón caliente. Más allá de tener muchísimas ganas y actitud, deberá jugar inteligentemente. Los ingleses, al ser anglosajones, suelen ser más fríos y metódicos en los momentos clave, habitúan cometer pocos errores y respetan a rajatabla el plan de juego establecido. El equipo británico posee un sistema muy automatizado en el que sus jugadores conocen perfectamente lo que deben hacer. Hay una gran oposición de estilos: los argentinos, al ser latinos, tenemos un plus en la actitud y la pasión, pero el equipo deberá ser muy disciplinado. Cualquier pasada de rosca que lleve a cometer infracciones será aprovechada por los ingleses al máximo.

Los antecedentes en este tipo de partidos juegan principalmente en la mente de la prensa y del espectador, aunque puedan influir un poco en la del jugador, más que nada por el contexto. Siempre y cuando se haya tenido una buena semana y una buena preparación, el jugador no suele dudar ni pensar que el rival es superior e imbatible. El rival tiene que demostrarlo ese día. Mismo si Inglaterra parece mucho más ordenado y tiene pocos puntos bajos, al partido hay que jugarlo. Eso es lo más lindo que tiene el deporte, ¿no? Lo único que termina importando es cómo se levantan los dos equipos y cómo rinden ese día en particular. En definitiva son solamente 15 hombres contra otros 15, y en el día D cualquiera puede ganar.

Crédito: @lospumas

Para tener todas las chances de su lado, Argentina debe tener una mayor consistencia. No puede caer en los bajones que mostró ante Francia y Tonga. Falló muchos tackles individuales... Una sorpresa realmente, considerando que esta una virtud histórica del equipo argentino. Creo que tener regularidad en la defensa llevaría a una mayor confianza y a una mejora en el resto del juego. Se debe mantener lo que se hizo bien en la obtención, el scrum y el line, y si Argentina logra imponerse en esos puntos en los que Inglaterra se cree fuerte, eso puede resultar un importante golpe psicológico. El inglés tiende a ser soberbio y demasiado confiado en sus fuerzas; si uno lo cuestiona en sus virtudes, puede resultar en un ascendente psicológico muy importante en favor.

Por otro lado, lo de Nicolás Sánchez es una sorpresa enorme, más allá de que Benja Urdapilleta merece lo que está viviendo, tuvo una excelente preparación, ha rendido en los partidos y sostiene una competencia sana con Nico, que -es cierto- no tuvo el nivel de años anteriores. En caso de una lesión de Benja -esperemos que no pase-, no estará Nico entre los suplentes. Que no le den la confianza en un partido importante es una gran sorpresa para mí. Viene jugando desde hacemuchos años en el equipo de Súper Rugby, es uno de los rugbiers de mayor experiencia en el plantel y cuenta con varios mundiales encima. La experiencia suele contar en este tipo de partidos...

Imagino que los entrenadores han analizado todo esto y tendrán una idea fundada para la determinación. Este tipo de decisiones no suele tomarse de un día para el otro. Hay algo que seguramente estamos perdiéndonos, y tampoco debemos quitarle méritos a Lucas Mensa... Pero la ausencia de Nico Sánchez no deja de ser una gran sorpresa para los que no vivimos el día por día dentro del grupo.ß

(*) Exsegunda línea de los Pumas, ganador de la medalla de bronce mundialista en Francia 2007

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.